ESTÁS LEYENDO...

¿Eres hipertenso? entonces, come bien.

¿Eres hipertenso? entonces, come bien.

¿Tienes
la tensión alta? Si eres hipertenso, es probable que no le concedas la atención
que merece a este problema. No duele, no molesta…, luego no es problema. Al
menos eso es lo que piensan (muy equivocadamente) bastantes personas. En el
mejor de los casos, puede que te lo tomes en serio y sigas puntualmente tu
tratamiento. Pero, ¿te has parado a pensar si lo que comes tiene alguna
relación con tu tensión?

En
1999 se hizo público un estudio, el DASH, que corroboraba lo que los
mediterráneos (entre ellos, los españoles) sabíamos hace muchísimo tiempo. En
el estudio se demostraba que aquellos que incluían en su alimentación una buena
dosis de fruta y verdura, bajaban sus cifras de presión arterial en comparación
con los que mantenían su típica dieta americana (ya sabes, hamburguesa, grasa,
etc). Y si además estas personas tenían la tensión alta, el descenso de su
presión era aún mayor. ¡Algunos, sólo con ello, ya conseguían cifras adecuadas!

En
ese mismo año se inició otro estudio, el DASH-sodium, que analizaba los
efectos de la combinación del anterior régimen alimenticio (rico en fruta,
verdura, cereales y pescado, y bajo en grasa, especialmente la saturada), junto
con una ingesta baja de sodio, es decir, de la sal que echas a la comida. Pues
bien, aquellos que comían ese tipo de alimentación y además consumían poca sal,
eran los que observaban mayores descensos en su presión. Mayor incluso que si
sólo seguían el tipo de alimentación en cuestión.

Te
digo todo esto porque nosotros, en España, estamos haciendo muchas veces,
especialmente nuestros hijos, justo lo contrario: abandonar esa dieta tan
adecuada y que nosotros llamamos desde hace siglos ?dieta mediterránea?, para
pasarnos al menú de la comida rápida (la hamburguesa o pizza repleta de grasa
saturada), la bollería industrial, etc.

La
tendencia actual en nuestra alimentación es la de alejarnos de la dieta que
siempre hemos consumido. Sabíamos que era buena. Ahora, además, se ha
demostrado que es óptima, y que además, baja la tensión. Sin embargo, seguimos
abandonándola poco a poco. Por otra parte, siempre has oído que era bueno tomar
poca sal. Ahora se ha demostrado claramente: una cantidad aproximada de 4
gramos de sal al día ayuda a reducir la presión arterial. Pero, ¿sabías que
habitualmente tomamos unos 10 gramos diarios, o más?

Espero
que ahora veas ya claro que si eres hipertenso debes comer bien. La
alimentación influye bien o mal en tu tensión. Tómatelo en serio, y? ¡habla con
tu farmacéutico, pregúntale, infórmate! Él está siempre ahí. No necesita cita
previa. Y te puede aclarar todas tus dudas. El medicamento y tú sois su
preocupación.


Ángel Sanz Granda

Farmacéutico consultor



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page