ESTÁS LEYENDO...

Esclerosis múltiple, una montaña rusa de emociones...

Esclerosis múltiple, una montaña rusa de emociones

Esclerosis múltiple, una montaña rusa de emociones

La Fundación Madrid por la Esclerosis Múltiple (FEMM), con la colaboración de la compañía líder en ciencia y tecnología Merck, ha puesto en marcha por segundo año consecutivo los talleres “Emociónate” para enseñar a las personas con EM a gestionar los estados de ánimo de forma autónoma. Esta enfermedad, que afecta a alrededor de 50.000 personas en España, presenta un cuadro sintomático complicado que transforma la vida del paciente, tanto a nivel fisiológico como emocional.

Como explica la doctora Lucienne Costa, neuróloga del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, “la aparición de la EM provoca una serie de cambios en las áreas cerebrales y sustancias químicas que interfieren en el control de las emociones. La depresión aparece en hasta un 50 por ciento de los pacientes y también son frecuentes la ansiedad, el trastorno bipolar, los cambios de humor, la dificultad para controlar los impulsos y las alteraciones del sueño”.

Por su parte, Carmen Valls, directora de FEMM, señala que “la enfermedad obliga, tanto a la persona afectada como a su entorno, a pasar por una montaña rusa de emociones, con el desgaste que eso supone. La incertidumbre asociada a ‘la enfermedad de las mil caras’ convierte a los pacientes en personas hiper-reactivas al miedo, y la obligación de aceptar su nueva situación hace que estén en una posición de duelo continuo”.

Frente a esta realidad, se ha comprobado que las intervenciones psicoterapéuticas dirigidas al manejo del estrés pueden mejorar la calidad de vida de las personas con EM, paliando la depresión, la ansiedad o la fatiga, así como reduciendo el número de brotes y de lesiones desmielinizantes. Ese es el objetivo de los talleres “Emociónate”: enseñar a gestionar las emociones negativas que puedan surgir a lo largo de la enfermedad. De este modo, los pacientes pueden tener un mayor conocimiento y control sobre sus estados de ánimo, consiguiendo enfocar la patología desde un punto de vista más positivo. En definitiva, se trata de facilitarles la convivencia con la EM, que los acompañará durante toda la vida, reduciendo el impacto de la enfermedad.

“En Merck sabemos lo importante que es que las personas con esclerosis múltiple sepan gestionar las emociones que experimentan durante el transcurso de la enfermedad. A través de talleres como “Emociónate”, los pacientes adquieren competencias que les permiten alcanzar la estabilidad emocional, mantener su actividad social y, en definitiva, conseguir un bienestar integral”, afirma Ana Polanco, directora de Corporate Affairs de Merck.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.