ESTÁS LEYENDO...

España cuenta con 107.000 donantes de médula ósea...

España cuenta con 107.000 donantes de médula ósea

España cuenta con 107.000 donantes de médula ósea inscritos en el registro nacional y el objetivo es llegar a los 200.000 en cuatro años, según marca en el Plan Nacional de Médula Ósea, que ha sido aprobado el pasado mes de noviembre y ha entrado en vigor el 1 de enero de este año.

Así lo explicó el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, en Zaragoza, donde se celebra la XIV Reunión Nacional de Invierno de Coordinadores de Trasplantes y que finaliza el miércoles 30 de enero.

Matesanz precisó que el año pasado “el número de personas que se inscribió en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea fue de más del doble de lo que se venía haciendo en los años previos” después de que “se hablara bastante” de este trasplante en los medios de comunicación.

Por eso, estimó que el objetivo del nuevo plan se podrá conseguir antes de lo previsto, ya que en España “en el momento en que se empieza a lanzar el mensaje a la población y esta lo recibe la generosidad de los españoles, bien clara en la donación de órganos, funciona bien”.

En este sentido, recordó que en el caso del Plan Nacional de Cordón Umbilical, puesto en marcha anteriormente, “este año vamos a conseguir” la cifra fijada inicialmente para 2015 de 60.000 cordones, haciendo de España “una potencia mundial” puesto que es “el segundo país del mundo en cordones umbilicales almacenados”.

Ahora, “lo que falta es potenciar la donación de médula” y explicarlo, ya que “es menos conocido que los habituales de riñón, corazón e hígado, pero salva muchas vidas” y en España unas 500 personas al año se pueden beneficiar de él.

Fuentes de células madre

El director de la ONT indicó que las dos fuentes para la obtención de células madres son el cordón umbilical y la médula ósea, siendo los cordones umbilicales, principalmente, para niños, “aunque también para adultos” y las donaciones de médula o sangre periférica para pacientes adultos.

En total, en España se hacen unos 2.600 trasplantes de médula al año, pero en su mayor parte son autotrasplantes con médula del paciente, mientras que “unas 500 personas al año se pueden beneficiar” de los trasplantes denominados alogénicos no emparentados, aquellos en los que el donante es otra persona, o bien de un cordón umbilical. En 2012, se hicieron 460.

El Plan Nacional de Médula Ósea “pretende fomentar ese tipo de donación”, tras la buena respuesta del Plan Nacional de Cordón Umbilical.

Matesanz reconoció que “es un tema complejo” porque “hay que coordinar muy bien tanto a centros de transfusiones, hematólogos” y a todas las personas implicadas, además de contar con la población “que es lo más importante, porque, como siempre, en el mundo de los trasplantes, si la población no dona, este tipo de tratamiento no sería posible”.

Según dijo, es necesario “explicar perfectamente a la población en qué consiste una donación de médula, cuáles son los riesgos, que son muy pequeños, pero existen, y cuáles son los beneficios” y “como un paciente que recibe un trasplante de estas características salva su vida”.

Agregó que ahora, en la mayoría de los casos, la donación se realiza mediante un procedimiento llamado aféresis, “parecido a una hemodiálisis por el que se extraen de la sangre circulante las células madre sanguíneas”. Además, en algunos casos se mantiene el procedimiento anterior, en el que “se hacía una intervención quirúrgica pequeña que requería una anestesia y una serie de punciones”.

Riesgo asumible

Rafael Matesanz sostuvo que tanto uno como otro modo “tienen molestias” y “un cierto riesgo porque en medicina el riesgo cero no existe”, pero ha incidido en que este riesgo “es perfectamente asumible”, ya que “se hacen miles de extracciones en todo el mundo”.

Por otra parte, comentó que el Plan Nacional de Médula contiene diferentes acciones, si bien en cada Comunidad autónoma “vamos a dejar la libertad de organización de cómo se hace el llamamiento a la población”.

Añadió que los bancos de sangre van a ser “los centros neurálgicos donde se tiene que producir la donación, la extracción de sangre y el tipaje de los donantes”. Además, se difundirá a la población, aunque “no somos partidarios de las campañas masivas, sino de explicar perfectamente a la población en qué consiste una donación de médula”.

El director de la ONT apuntó que para ser donante de médula hay que tener entre 18 y 55 años y una misma persona puede donar varias veces. Según comentó, “cuanto más joven sea, mejor” porque “más años va a estar inscrito como donante con posibilidad dar vida a otras personas”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page