ESTÁS LEYENDO...

España lidera el primer protocolo sobre hiponatrem...

España lidera el primer protocolo sobre hiponatremia en Europa

España está liderando el primer protocolo de diagnóstico y tratamiento sobre hiponatremia que se realiza en Europa, una iniciativa que ha contado con la colaboración de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y de la compañía farmacéutica Otsuka . La primera parte de este protocolo ha sido un algoritmo de diagnóstico y tratamiento que está disponible en las páginas web de las sociedades científicas de nefrología, medicina interna, endocrinología y nutrición y en la de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

 Hospital Carlos IIIPara el doctor Antonio Pose, jefe de Sección de Medicina Interna del Complejo Hospitalario Universitario (Santiago de Compostela), son varios los motivos que explican la importancia del mismo: “la hiponatremia es el problema hidroelectrolítico más importante que tenemos en los hospitales y puede llegar a afectar hasta el 30% de los pacientes ingresados. Hoy sabemos que si no se trata se asocia a una mayor mortalidad y a complicaciones clínicas”,  asegura.

El diagnóstico y manejo de este trastorno no siempre es fácil. Como señala el  doctor Carles Villabona, del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Bellvitge (Barcelona), ”la hiponatremia plantea dificultades en el diagnóstico, ya que es un trastorno asociado a distintas causas y, en ocasiones, determinar el motivo requiere una serie de etapas que no siempre se llevan a cabo. En lo relativo al tratamiento, se pueden suscitar problemas en su manejo porque en función del cuadro clínico de cada paciente, la terapia busca diferentes objetivos“.

Hasta el momento no había un documento similar en Europa. “Se contaba tan sólo con guías clínicas, sobre todo americanas, que recogen aspectos muy generales pero que no se detienen a especificar cómo un clínico debe tratar a un paciente con hiponatremia”, destaca el doctor Villabona.

 “Todo ello hacía necesario”, en opinión del doctor Alberto Tejedor, del Servicio de Nefrología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid,  “disponer de una herramienta que nos permitiera, por un lado, establecer una sistemática de actuación adecuada y común para todos los profesionales sanitarios y, por otro, definir las medidas de intervención para conseguir el control temprano del paciente, evitando así la aparición de posibles complicaciones”.

El doctor Pose insiste en este sentido, en que este algoritmo “es el resultado de la inquietud de las diferentes sociedades científicas que tenemos que enfrentarnos a este problema a diario”. Y ahí reside otro de los grandes logros de este documento: haber unido a profesionales de distintas especialidades médicas en la elaboración de un protocolo único hasta el momento en el ámbito europeo. “Participamos”, destaca el doctor Tejedor, “especialistas de diferentes disciplinas de la Medicina que tratamos a los pacientes con hiponatremia”.

Algoritmo
El algoritmo, en un primer momento, establece los criterios diagnósticos de la hiponatremia asociada al síndrome de la secreción inadecuada de la hormona antidiurética (SIADH), principal causa de este trastorno. Tras confirmar el diagnóstico determina dos formas de actuar en función de si se trata de una hiponatremia aguda o no aguda, ya que el abordaje terapéutico cambia. En la hiponatremia aguda, la más grave porque puede derivar en un edema cerebral, el objetivo del tratamiento se basa en instaurar el tratamiento de forma inmediata para que de forma rápida se logren controlar las cifras de natremia y así para prevenir los posibles daños. “El algoritmo establece el ritmo de infusión inicial, la periodicidad de los controles a lo largo del primer día y las medidas que hay que adoptar según evolucione el paciente”, señala el doctor Villabona.

En el caso de la hiponatremia no aguda, “o cuando la situación es más crónica o leve, con cifras de natremia superiores a 120 mmol/L, la primera línea de actuación”, tal y como explica el doctor Pose, “se basa en la restricción hídrica. Desgraciadamente, no en todas las ocasiones se puede hacer esta restricción o sabemos que ésta no logrará revertir el cuadro. En estos casos, la propuesta consensuada es iniciar el tratamiento con un nuevo grupo de fármacos aprobados en Europa para este fin, los vaptanes. El primero y único aprobado hasta el momento es Tolvaptán, un acuarético que inhibe la acción de al hormona ADH responsable del cuadro, bloqueando su acción a nivel renal”.

Hiponatremia

Se considera que un paciente tiene hiponatremia cuando presenta unos niveles de sodio en plasma por debajo de 135 mmol/L. Esta descompensación en el organismo da lugar a un déficit de la atención, dificultad para concentrarse, cansancio, irritabilidad, cefaleas y puede derivar en un cuadro potencialmente mortal, asociándose a una mortalidad entre 40 y 60 veces superior respecto a personas normonatrémicas. Recientes estudios han determinado que incrementa el riesgo de caídas y fracturas y favorece la aparición de trastornos cognitivos. Por este motivo, se insiste en la importancia de la detección temprana. Todavía hay un elevado número de pacientes que no están adecuadamente diagnosticados ni tratados, según subrayan los expertos.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page