ESTÁS LEYENDO...

Temporada de esquí, ¡vuelve sin lesiones!

Temporada de esquí, ¡vuelve sin lesiones!

Temporada de esquí, ¡vuelve sin lesiones!

6 claves para una temporada de esquí sin lesiones

El esquí es un deporte de invierno que cada año gana más aficionados y crece en popularidad. Sin embargo, es importante conocer que la práctica de este deporte requiere de una condición física y técnica adecuada para una práctica segura y evitar potenciales lesiones. Desde la farmacia te ayudamos con unos consejos que te harán estar preparado de una manera completa:

Por Almudena Trigo Muñoz, farmacéutica en Farmacia Lola & Co (Yuncos, Toledo), MS en Management Y Marketing Industria Farmacéutica y Biotecnológica

1. Para prevenir daños, realiza un entrenamiento preventivo y un buen calentamiento previo: una buena condición física durante todo el año garantiza que tus estructuras musculares y óseas estén preparadas para realizar deporte y se disminuya el riesgo de lesiones. Los ejercicios de fuerza muscular y flexibilidad protegen las articulaciones en el momento de una caída, reduciendo su incidencia y severidad. Los entrenamientos neuromusculares y propioceptivos disminuyen el riesgo de lesiones en articulaciones, principalmente en rodilla. Hay que tener en cuenta que la lesión de rodilla es la más frecuente dentro del esquí, ya que es la articulación que mayor peso soporta y la que se ve más afectada en el momento de una caída.

2. Usa una equipación adecuada: la ropa térmica, impermeable y transpirable es la más recomendada para practicar deportes de invierno. Contrariamente, trata de evitar las prendas de algodón o llevar demasiadas capas que limiten tus movimientos. Las medias de compresión permiten mejorar la circulación a nivel arterial, el músculo recibe mayor oxigenación durante el ejercicio, mejorando así el rendimiento.
En el caso de llevar plantillas de manera habitual, se recomienda llevarlas también para la práctica de este deporte, ya que facilitan la amortiguación de los impactos, además de ayudar y mejorar el rendimiento deportivo. Los calcetines deben ser de un material especial para el frío, que mantenga el calor y sin costuras para evitar rozaduras o ampollas. El uso del casco es indispensable para prevenir traumatismos graves, así como ajustar bien las botas de esquí o snowboard para evitar esguinces de tobillo.
Adicionalmente, los protectores tibiales y maleolares están aconsejados para aliviar los dolores o presiones que se generan en el pie como consecuencia de la rigidez de las botas típicas de esquí. Mejoraremos así la sensación de confort.

3. Complementos a base de colágeno: el colágeno es una proteína que forma la estructura de huesos y articulaciones (cartílago, ligamento y tendones). Un buen nivel de colágeno en nuestro organismo nos ayudará a tener las articulaciones flexibles y más resistentes. Tu farmacéutico podrá ayudarte a seleccionar aquel suplemento de colágeno que más se adapte a tus necesidades, ya que existen complementos a base de colágeno junto a otros minerales como el magnesio o calcio y vitaminas tan importantes para el funcionamiento muscular.

4. Protege tu piel y tus labios: no debemos olvidar que la radiación solar incide también en invierno (y más en la montaña practicando deportes como el esquí). La radiación aumenta con la latitud y la altura; además, la nieve refleja la radiación UV y puede incluso intensificarla. Por ello, es importante incorporar un protector solar SPF 50+ en nuestra rutina después de la limpieza facial y crema hidratante con el fin de tener el rostro limpio, hidratado y protegido. Evitaremos fotoenvejecimiento cutáneo, manchas solares, quemaduras o, en el peor de los casos, cáncer de piel. Al mismo tiempo, los labios son zonas muy expuestas al frío. El uso de un buen protector labial con capacidad hidratante y protectora, evitará la aparición de grietas y posibles heridas en los labios.

5. Protege tus ojos: en la nieve, la exposición a la luz es intensa y, si se prolonga durante mucho tiempo sin una protección adecuada, puede dar lugar a graves problemas oculares como queratitis solar, lesiones degenerativas o acelerar la aparición de cataratas. Por lo tanto, se recomienda el uso de unas gafas de sol adecuadas con certificado CE regularizado y filtros UV e IR. Nos aseguraremos de tener una salud ocular mientras disfrutamos de los paisajes de montaña.

6. Nutrición e hidratación adecuada: estar hidratado antes de la práctica deportiva así como beber agua en pequeñas cantidades durante el ejercicio aunque no se tenga sed es fundamental para mantenerse hidratado y evitar sufrir fatiga y desequilibrio electrolítico. Ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono simples previo a la práctica deportiva nos hará tener cubiertas las reservas de glucógeno. Además, el uso de barritas energéticas y geles es una ayuda muy útil y práctica si necesitamos ingerir energía mientras estamos en la montaña en momentos de descanso.

Desde la Farmacia estamos a tu disposición para recomendarte de manera personalizada y completa todo lo que necesites estos días de invierno en la montaña para evitar lesiones. Sacarás el mayor provecho a los días de esquí y disfrutarás de un deporte apasionante de manera óptima y saludable.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.