ESTÁS LEYENDO...

Esta Navidad, ¡Cuida tu colesterol!

Esta Navidad, ¡Cuida tu colesterol!

Esta Navidad, ¡Cuida tu colesterol!

Las comidas copiosas y las constantes salidas asociadas a las fiestas navideñas pueden aumentar hasta un 10% el colesterol, uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Los expertos recuerdan que con cada reducción de 40 mg del cLDL, se reduce un 20% el riesgo de cualquier evento cardiovascular

Las fiestas navideñas son sinónimo de excesos. Las comidas copiosas, la práctica de menos ejercicio físico y un mayor consumo de alcohol pueden llegar a incrementar hasta en un 10% los niveles de colesterol en sangre. Según la Guía Europea sobre Prevención de la Enfermedad Cardiovascular, en la población general es aconsejable que el colesterol total no supere los 190 mg/dl y el colesterol LDL (conocido como “malo”) esté por debajo de 115 mg/dl, cifra que en los pacientes coronarios de muy alto riesgo debe estar siempre bajo el umbral de los 70 mg/dl. Según el doctor Lorenzo Silva, secretario general de la FEC

Antesala de la aterosclerosis

enrique-galveEl c-LDL no es solo un “marcador” de enfermedad coronaria, sino que es el elemento causal de la aterosclerosis, la lesión básica que obstruye los vasos coronarios dando lugar finalmente a la angina de pecho y al infarto de miocardio. En concreto, con cada reducción de 40mg del cLDL se reduce un 20% el riesgo de cualquier evento cardiovascular”, explica el doctor Enrique Galve, miembro de la Sociedad Española de Cardiología, jefe del Servicio de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona y primer firmante de este artículo. “Todos los estudios científicos indican que “cuanto más bajo, mejor” y aún no se ha encontrado que descensos importantes del colesterol se asocien a efectos secundarios adversos”, concluye el doctor Galve.

Enfermos coronarios ¡Mucho cuidado!

Las guías europeas de hipercolesterolemia recomiendan que el colesterol LDL de los pacientes de muy alto riesgo sea inferior a 70 mg/dl. Sin embargo, es un criterio que cumple menos del 30% (concretamente un 26%) de los pacientes con enfermedad coronaria, tal y como pone de manifiesto el estudio REPAR (Registro Español sobre el control lipídico en Pacientes de muy Alto Riesgo), publicado recientemente en la Revista Española de Cardiología (REC). Este estudio, realizado en 1.103 pacientes con enfermedad coronaria estable, concluye además que en un 70% de los casos el médico no realiza ningún cambio en el tratamiento, algo “preocupante porque estos pacientes ya tienen enfermedad establecida, por lo que se encuentran en prevención secundaria.

Entre las principales causas por las que el médico no intensifica el tratamiento para alcanzar los objetivos de colesterol, figura el desconocimiento de las nuevas guías o el desacuerdo con ellas, la falta de hábito en el empleo de combinaciones que aumenten la potencia del tratamiento, o el miedo a los efectos secundarios de las estatinas. Las estrategias de reducción exigente del colesterol tienen un impacto directo en la disminución del riesgo de morbilidad y mortalidad de los pacientes con alto riesgo cardiovascular, pero el estudio REPAR evidencia que queda mucho margen de mejora

Consejos para reducir el colesterol elevado

  1. Realizar actividad física regular (caminar 30-40 minutos diarios, por ejemplo), manteniendo una correcta hidratación y un buen descanso.
  2. Evitar el consumo de alcohol.
  3. Abandonar el hábito tabáquico.
  4. Seguir una dieta mediterránea. En el caso de que se tenga el colesterol alto, se recomienda integrar en la alimentación diaria alimentos reductores de colesterol alto, como los lácteos enriquecidos con esteroles vegetales, y las grasas saludables que encontramos en el aceite de oliva, las nueces y el pescado azul.
  5. Mantener un buen ritmo de descanso y combatir el estrés. Las técnicas de meditación y relajación pueden ser de gran ayuda.

Stop a comidas hipercalóricas

Según un análisis de los platos típicos navideños realizado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), cada una de esas comidas supone una media de, al menos, 1.100 calorías, a las que se añaden las correspondientes a las bebidas alcohólicas, lo recomendable para casi todo un día. “Esa sobreingesta se repite varios días seguidos, de manera que se acumula mucho sin gastarlo apenas, porque se hace menos ejercicio en las fiestas. El exceso de calorías se almacena en forma de grasa, que es la reserva energética de nuestro organismo. Pero con una vida sedentaria es complicado reducir los kilos que se ganan en estas fechas, entre 2 y 5”, asegura Rosa García Alcón, secretaria científica de la SEDCA. “Teniendo en cuenta que las necesidades calóricas de una persona adulta suelen oscilar entre las 2.000 Kcal (mujeres) y las 2.500 Kcal (hombres), un único menú navideño puede aportar cerca del 50-60% de toda la energía diaria requerida, cumple con el 100% de las proteínas requeridas y suele sobrepasar la recomendación habitual del aporte de grasas en un 10%”, añade.

La levadura roja de arroz: un descubrimiento

Un estudio español ha permitido confirmar la eficacia de un preparado farmacéutico a base de levadura roja de arroz y policosanol en la reducción del colesterol y los triglicéridos. Se trata de un proyecto de investigación realizado por el Grupo de Trabajo de Fitoterapia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), cuyos primeros resultados se han presentado en el Congreso anual de esta sociedad. Este preparado ha demostrado reducir un 21% el colesterol total, un 34% el colesterol LDL y un 31,95% los triglicéridos. “Estos resultados nos permiten considerar a este preparado como una opción natural eficaz y segura para el tratamiento de las dislipidemias en pacientes con riesgo cardiovascular bajo o moderado, con efectos equivalentes a los fármacos utilizados de manera habitual pero con la particularidad de que además consigue reducir los triglicéridos”, ha asegurado el doctor Miguel Martín Almendros, coordinador del Grupo de Trabajo de Fitoterapia de SEMERGEN. La levadura roja de arroz es un producto obtenido a partir de una levadura que se desarrolla sobre este cereal por fermentación. Sus principios activos, las monacolinas, “permiten inhibir la síntesis endógena de colesterol sin ningún efecto secundario ni interacción con otros medicamentos”, indica el doctor Martín Almendros. Estas reducciones del colesterol se asocian con una “notable reducción del riesgo de enfermedad coronaria y de accidente cerebrovascular”, añade.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.