ESTÁS LEYENDO...

Estoy embarazada. ¿puedo….

Estoy embarazada. ¿puedo….

  1. ? tomar café?
  2. El café, los refrescos de cola y el té contienen cafeína y teína, sustancias que dificulta la absorción de calcio y hierro, dos minerales fundamentales para el crecimiento del feto. Recientes estudios han relacionado además el crecimiento de la diabetes infantil con el consumo de cafeína, ya que atraviesa la placenta y se acumula en el páncreas del feto, acelerando la producción de insulina. Al poseer además un efecto vasoconstrictor, como el tabaco, estrecha el conducto que lleva el oxígeno al bebé. Ya sabes, aunque el límite fijado está en dos tazas al día de té o de café o en dos vasos de cola, lo mejor es que te pases al descafeinado.

  3. ? beber alcohol?
  4. Lo ideal es que lo dejes del todo. Un vasito de vino o cerveza diario podría perjudicar al feto, ya que al igual que el alcohol penetra en tu sangre, penetra en la del feto, y en cambio él tarda el doble de tiempo en eliminarlo. Muchos estudios han revelado que, por ejemplo, tomar alcohol si se espera una niña aumenta el riesgo de que padezca cáncer de mama cuando sea mayor. También se ha demostrado que un consumo moderado aumenta el riesgo de abortos, partos prematuros y bajo peso al nacer, con complicaciones durante el parto y la aparición de problemas cardíacos o cutáneos, sin contar con que hay más probabilidades de que el niño sea nervioso y tenga problemas para comer.

  5. ? fumar?
  6. A ser posible, no. El tabaco es responsable de muchos abortos sucedidos durante el primer trimestre. También tiene la culpa de muchos nacimientos de bebés con bajo peso al nacer (al menos con 200 y 300 g menos de lo normal). Con las primeras caladas se acelera su ritmo cardíaco, tose y se produce una vasoconstricción que estrecha los conductos por los que le llega el oxígeno. El parto, si fumas, también será más difícil y menos soportable. Y ya durante los primeros meses de tu bebé, hay estudios que relacionan el síndrome de muerte súbita con el tabaco de la madre, además de que se ha demostrado que los niños de madres fumadoras tienen menos capacidad de concentración. Si no puedes dejarlo, al menos intenta no consumir más de diez cigarrillos al día y siempre después de las comidas.

  7. ? nadar?
  8. sí, siempre que no lo hagas en las últimas tres semanas antes del parto. Nadar es incluso muy recomendable, aunque, eso sí, no bucees ni te tires de cabeza a la piscina. Para evitar infecciones vaginales no dejes el bañador mojado mucho tiempo y no te sientes en el borde de la piscina.

  9. … tomar medicamentos?
  10. En la medida de lo posible conviene evitar los medicamentos, ya que pasan al feto por las mismas vías que el alimento. Y sobre todo, la automedicación es una posibilidad totalmente excluida durante el embarazo. Consulta siempre a tu ginecólogo a la hora de tomar cualquier medicamento y si tienes fiebre o algún tipo de dolor fuerte toma paracetamol, aunque durante los últimos meses puede doblar el riesgo de enfermedades respiratorias en el niño a partir de los tres años de edad, según se deduce de un estudio realizado por el King´s College de Londres, publicado en la revista británica Thorax. Lo que en ningún caso debes tomar son tranquilizantes, antidepresivos, laxantes ni ponerte ninguna vacuna.

  11. ? ponerme cremas?
  12. Únicamente tienes que tener cuidado con las cremas que contengan ácido retinoico. Tampoco utilices cremas anticelulíticas. El resto de cremas hidratantes y demás productos de belleza o maquillaje, puedes seguir utilizándolos como siempre.

  13. ? trabajar frente al ordenador?
  14. No hay ningún estudio que haya demostrado que el ordenador sea perjudicial para el feto, aunque sí puede ser molesto para ti si tienes que estar muchas horas frente a él.

  15. ? mantener relaciones sexuales?
  16. Sí, hasta dos semanas antes de la fecha prevista de parto, a no ser que exista alguna contraindicación médica por riesgo de aborto o parto prematuro. Lo que no podrás es mantener las posturas de siempre a menudo que la barriga vaya creciendo. En este momento lo mejor es adoptar una postura lateral. Y destierra la creencia de que el pene puede dañar al feto, ya que éste se encuentra perfectamente protegido dentro del útero. Recuerda también que las contracciones después de realizar el acto sexual pueden ser frecuentes, motivadas por el orgasmo o por el ejercicio físico.

  17. ? vivir con animales domésticos?
  18. Durante los primeros meses de embarazo tienes que tener especial cuidado, por el riesgo de toxoplasmosis que se transmite a través de las heces de los animales domésticos, sobre todo de los gatos. Sobre todo, tenlos siempre vacunados, evita el contacto y mantén una mejor higiene, sin acariciarlos jamás sin después lavarte las manos. La toxoplasmosis puede acarrear serios daños oculares en el bebé, llegando incluso a producir ceguera.

  19. ? trabajar?
  20. En casa:

puedes seguir realizando las tareas del hogar sin problema, pero siempre con cuidado y moderadamente. Ten cuidado con algunos productos de limpieza que pueden irritar tu piel o tus ojos: si alguno de ellos tiene ese efecto, cámbialo. Tampoco utilices productos con alta concentraciones de lejía o amoníaco y no se te ocurra pintar ni barnizar sin ponerte mascarillas y guantes y después ventilar ampliamente la habitación. Puede ser muy peligroso para el niño. Por ejemplo, limpia siempre manteniendo la espalda recta, tanto si vas a barrer como a limpiar el suelo. No te agaches mucho al pasar la aspiradora y no llenes mucho el cubo para no levantar mucho peso. Tampoco te sobrecargues de peso cuando vayas a hacer la compra. Lo mejor es que te la traigan a casa. Siempre que tengas que agacharte, hazlo flexionando las piernas. Y mucho cuidado con la plancha, ya que es la tarea que más te puede perjudicar. Procura planchar sentada y descansa de vez en cuando. Fuera de casa: si tu trabajo es un trabajo que no contemple riesgos para el feto no hay ningún problema. Si por el contrario trabajas en servicios de radiología de algún hospital, en alguna fábrica en la que se manejaran productos tóxicos o en profesiones en las que haya que cargar peso o subir y bajar muchas escaleras, el trabajo puede ser muy riesgoso. La ley contempla la obligación por parte de la empresa de hacer cambios cuando se haya demostrado que un determinado puesto de trabajo puede llegar a ser perjudicial para la madre o el feto. Si tu trabajo te obliga a estar muchas horas de pie, ten cuidado durante los últimos meses de embarazo y siéntate muy de vez en cuando, a fin de prevenir varices (para ello utiliza medias elásticas), edemas, dolores de espalda y problemas circulatorios.

  • ? hacer deporte?
  • Deportes como la natación, la bicicleta estática o el caminar son considerados deportes “estrella ” para la embarazada. Por el contrario, el squash, el tenis, el voleibol, el fútbol y cualquier deporte que implique un ejercicio brusco y violento con riesgo de caídas, está totalmente desaconsejado. Si vas a practicar gimnasia, recuerda que los ejercicios abdominales, las pesas o la utilización de aparatos están contraindicados. Siempre que vayas alguna de las actividades antes aconsejadas, recuerda que debes: comer algo media hora antes y beber mucho agua para no sudar en exceso. Y nunca te canses. Si notas que te agotas, déjalo y ve progresivamente.

  • ? viajar?
  • Durante el primer trimestre no tendrás muchas ganas, si es que sientes náuseas, fatiga, vómitos, y todas esas molestias tan comunes. Y el último estarás tan pesada que tampoco querrás. Así pues, el mejor momento es el segundo trimestre. Si vas a hacerlo, el mejor medio de transporte es el tren. Si vas a viajar en coche, haz paradas a menudo para despejar la mente y estirar las piernas. Aunque el avión no es peligroso, las compañías aéreas recomiendan no viajar a partir del séptimo mes. El barco no es el mejor medio por el riesgo de mareo que le va unido.



    COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page