ESTÁS LEYENDO...

Estrés familiar, en la génesis de niños delincuent...

Estrés familiar, en la génesis de niños delincuentes








 


Soledad, discusiones, riñas, malos tratos… Muchas de las conductas delictivas o agresivas en los niños se achacan a excesivos niveles de estrés familiar, situación en la que viven el 32,9% de los pequeños




 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos


 

Los aspectos más relacionados con los problemas de conducta son el bajo rendimiento escolar, el elevado nivel de estrés familiar y también el uso abusivo de los juegos de ordenador, los vídeo-juegos o la navegación/chateo por Internet. Ésta es una de las conclusiones del Estudio Eyberg (Estudio Epidemiológico de los Trastornos del Comportamiento en la Infancia y Adolescencia con el Inventario de Eyberg), un trabajo recientemente elaborado por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) y presentado recientemente en elXXII Congreso Nacional de la SEPEAP celebrado en Tenerife, según el cual la población de riesgo de entre 2 y 13 años para tener este tipo de conductas se sitúa alrededor del 17,3 % y el riesgo es elevado en el 6,6%.

Estos datos concuerdan con otros arrojados por Emilio Calatayud, juez de menores de la Audiencia Provincial de Granada con motivo del XVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Psiquiatría Legal, quien ha afirmado que el 82 por ciento de los menores con perfil de delincuencia presenta fracaso escolar, y ha señalado que está creciendo el porcentaje de órdenes de alejamiento de menores para con sus familiares y las denuncias por violencia entre parejas de novios adolescentes.



 


Un “cromo” de niño

El niño con conductas delictivas no se siente culpable tras portarse mal, tiene malas compañías, miente, prefiere ir con niños mayores, se escapa de casa, roba en casa, dice palabrotas, hace novillos, toma alcohol o drogas, etc. Por su parte, el niño con conductas agresivas discute mucho, es cruel, requiere mucha atención, destruye sus cosas o las de los demás, es desobediente, celoso, tozudo, se pelea con facilidad, grita mucho, cambia fácilmente de humor y es temperamental. Ambas conductas se conocen como CONDUCTAS EXTERNALIZANTES, que en el Estudio Eyberg se definen como aquellas conductas de manifestación observable, objetiva y con proyección hacia el entorno. Otros síntomas conductuales como aislamiento, quejas somáticas, ansiedad y depresión comprenden las CONDUCTAS INTERNALIZANTES, mientras que las CONDUCTAS MIXTAS están caracterizadas por problemas de atención, problemas sociales y trastornos del pensamiento. Todos estos trastornos del comportamiento, también denominados trastornos del comportamiento perturbador, son el motivo más frecuente a la hora de derivar a los niños para evaluaciones y tratamientos de salud mental.



 


Factores que agravan el estrés familiar


*Según el Estudio Eyberg


·       

En los casos que el núcleo familiar está formado por los

padres biológicos

del niño, hay un porcentaje mayor de sujetos con rendimiento escolar alto y con menor nivel de estrés familiar. De hecho, el rendimiento escolar bajo se asocia más a las parejas con un solo componente biológico y es aún inferior si se trata de una pareja adoptiva o de una unidad familiar monoparental.


·       

En cuanto al

factor inmigración

, los niños que tienen ambos progenitores extranjeros muestran con menos frecuencia conductas externalizantes que los que tienen un progenitor de origen español y el otro extranjero.


·       

En los hogares que tienen

cuatro o más hijos

se ha encontrado una menor frecuencia de trastornos del comportamiento y asimismo una menor percepción de conducta problemática por los padres. Sin embargo, se observa un rendimiento escolar más bajo y el nivel medio de estrés familiar sería algo superior.


·       

En cuanto a la

situación laboral de los padres,

se detecta una ligeramente menor frecuencia de los trastornos del comportamiento en los hogares en que los progenitores trabajan a media jornada y una evidente mayor frecuencia de trastornos de conducta en los hogares en que ambos progenitores, o uno en las familias monoparentales, están en paro.


 


Niños maltratados


El mayor factor de estrés

Uno de los mayores factores de estrés a los que están sometidos muchos niños en España es el del maltrato infantil. De hecho, un número preocupante de niñas y niños son víctimas de malos tratos en España, aunque solo la mitad de los casos son conocidos por los servicios profesionales. Las formas de maltrato más frecuentes son: el abandono emocional, el abandono físico, el maltrato físico, el maltrato emocional y el abuso sexual. Los casos más graves se dan en niños y niñas con menos de cinco años, cuando no pueden pedir ayuda, evitar a su agresor o resistir el daño.

A la luz de la gravedad de estos hechos y con la intención de que todos los sectores de la sociedad se impliquen para ponerles freno, el pasado mes de noviembre se celebró el IX Congreso Estatal de Infancia Maltratada en Valladolid, bajo el auspicio de la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI).  Numerosos profesionales del sector procedentes de todos los ámbitos han expuesto allí sus vivencias personales y profesionales, desde víctimas del maltrato hasta policías, pasando por instituciones, psicólogos, psiquiatras y profesores.

 


¿A que duele? Si te duele, denúncialo

Para prevenir y reducir estos actos contra la población infantil, el Ministerio de Educación, Políticas Sociales y Deportes a través del Observatorio de la Infancia de España y junto con la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI) han puesto en marcha la II Campaña de Prevención del Maltrato Infantil. Bajo el lema ¿A que duele? Si te duele, denuncia, la campaña de sensibilización pretende concienciar a los ciudadanos sobre el maltrato infantil y sobre la necesidad de denunciar cualquier tipo de violencia hacia los menores.




Si crees que algún niño sufre maltrato infantil acude o llama a alguno de estos centros:

  • A la Comisaría de Policía más cercana.
  • Al Cuartel de la Guardia Civil.
  • A los Servicios Sociales del Ayuntamiento.
  • A los Servicios de Protección de la Comunidad.
  • Al Juzgado de Guardia.
  • A la Fiscalía.
  •  
  • Línea de atención telefónica: a la primera señal de malos tratos, llama al












































24 horas al día
365 días al año













 


Si quieres leer la entrevista al Inspector Jefe del Cuerpo Nacional de Policía y experto en tratamiento policial de menores, Jesús García Aller, entra en




www.consejos-e.com










 


Un varapalo a la educación


Los padres, en el banquillo de los acusados

Familia, educación y sociedad. Éstos son los tres pilares que el magistrado Emilio Calatayud sigue defendiendo como base para la buena formación de los menores. En el curso de una conferencia ofrecida en el Club Antares de Sevilla, el juez ha recordado que algo está fallando en la familia y en la sociedad y para ello tan sólo tiene que remitirse a sus propias cifras, “en los años que llevo ejerciendo habré sentenciado más de 15.000 delitos varios, pero también unas 76 violaciones y unos 35 homicidios”. Sin embargo, Calatayud ha querido dejar claro “que el 80 por ciento de estos chavales que vemos ha cometido algún delito, pero no son delincuentes”.

 

FAMILIA






Hijos con derechos… y con deberes

Según Calatayud, la culpa del aumento de delincuentes entre los jóvenes la tienen en gran medida los padres, quienes “tienen mucha culpa, porque también tenemos complejo de joven democracia y aún hay normas que aplicamos y otras que no. Hemos pasado de un extremo a otro, del padre esto se hace así porque lo digo yo hemos pasado a los que son amigos de sus hijos, y yo no soy amigo de mis hijos, porque si no soy su padre los dejo huérfanos”. Ahora para los hijos “todo son derechos, pero nadie se acuerda de sus deberes, y los tienen, nos hemos olvidado de aplicar el artículo 155 del Código Civil: los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre; y contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella”. “Además”, prosigue, “en mi vida profesional he visto cómo los derechos de los hijos se mueven en una frontera en la que se mezclan a menudo con los derechos de los progenitores. Por ejemplo, un caso muy habitual es cuando entra en litigio el derecho a la intimidad de los hijos con el derecho a estar informados de los padres sobre lo que hacen sus hijos. Yo he podido presenciar cómo a niñas de 13 años se les suministra la píldora del día después en centros de salud después de haberlas sometido a pruebas de madurez que desconozco, sin que los padres sean informados. Ello con el agravante de que en muchas ocasiones, al no estar informatizados estos servicios, no queda registrado por ningún lado el suministro, pudiéndose dar casos en los que esa menor recibe hasta 5 pastillas dependiendo del lugar al que vaya. E igualmente casos de intoxicaciones etílicas… Yo creo que es muy fuerte”.


 

EDUCACIÓN

Asimismo ha declarado que hablar de autoridad nos recuerda a tiempos pasados, “pero sí que podemos recordar que igual que los del Código Civil tenemos dos artículos en el Código Penal, el 24 y el 550, que nos recuerdan que por ejemplo, los profesores son funcionarios públicos, y que serán reos de atentado los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas” .

 

SOCIEDAD

En cuanto al ambiente social, según Calatayud “volvemos a detectar un policonsumo de sustancias creciente: desde el alcohol, que es una droga aunque España sea el tercer país productor de alcohol, hasta las setas alucinógenas, pasando por los porros, o que se vuelve a esnifar pegamento, o que ingieren el líquido que emana de las pilas cuando se echan a perder”. Y otras conductas “como los problemas que estamos teniendo con las imágenes que gravan y difunden con los móviles, u otras adicciones que también se ven reflejadas ya en los menores: sin ir más lejos es público el dato de que, por poner un ejemplo de mi Comunidad, el 4’8 por ciento de los menores andaluces es ludópata… y si entramos a analizar al colectivo de menores que vemos que presenta enfermedad mental”, sea por consumo de sustancias o no, “todo esto se complica más y más”.



 


Encuesta de Infancia en España 2008


¿Cómo ven los niños su vida?








Lectores, deportistas, religiosos, participativos y solidarios. Así se ven los niños de hoy, según se desprende de la Encuesta de Infancia en España 2008, elaborada por Fernando Vidal y Rosalía Mota, y presentada recientemente en Madrid por la Fundación SM, la Universidad Pontificia de Comillas-ICAI-ICADE y el Movimiento Junior AC. Una buena dosis de optimismo que sin embargo contrasta con el cambio
“de niños mediterráneos a niños anglosajones”
que,
según Fernando Vidal, empieza a percibirse  y que conlleva “un riesgo social de aislamiento”. Aunque afortunadamente se trata de un porcentaje pequeño de niños en riesgo social de aislamiento (entre un 10-20%), “uno de cada cinco niños tiene un comportamiento cada vez más pasivo”, según Vidal. Por ello, alerta de la necesidad de un “plan de asociacionismo en España”, sobre todo en las partes más deprimidas, para apostar por el “carácter comunitario” ante este riesgo social en la infancia.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page