ESTÁS LEYENDO...

Un estudio realizado en farmacias de Andalucía det...

Un estudio realizado en farmacias de Andalucía detecta errores de diagnóstico en la toma aislada de TA

Un estudio realizado en farmacias de Andalucía detecta errores de diagnóstico en la toma aislada de TA

Un estudio desarrollado en farmacias de las ocho provincias andaluzas sobre una muestra de 690 pacientes, y un margen de confianza del 95%, acredita el riesgo de tomar decisiones terapéuticas basadas en la toma aislada de la presión arterial, sometida a fenómenos como el efecto bata blanca o el de hipertensión enmascarada, que hacen que sus resultados sean poco fiables.

La investigación, que ha sido presentada en el 26 Congreso Médico de la Sociedad Andaluza de Hipertensión Arterial y Riesgo Vascular (SAHTA), detecta en concreto hasta un 30,8% de errores de diagnóstico en la toma aislada de la presión arterial. Un porcentaje de error que se eleva hasta más del 50% de los casos en el control de los pacientes hipertensos, en los que la toma aislada se muestra especialmente poco fiable. Estos problemas podrían solucionarse con una monitorización 24 horas (MAPA) realizada en la farmacia, según se desprende de las conclusiones del estudio impulsado por la Comisión de Servicios Profesionales del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos.

Más en detalle, el estudio revela hasta un 25% de casos de hipertensión de bata blanca, lo que significa que uno de cada cuatro pacientes sin tratamiento dieron un valor elevado en la toma aislada en consulta de la presión arterial, y posteriormente fueron considerados como normotensos tras la realización de la monitorización desde la farmacia comunitaria andaluza. Asimismo, dos de de cada diez pacientes ya en tratamiento antihipertensivo dieron un valor elevado en la toma aislada en consulta de la presión arterial, y posteriormente fueron considerados como normotensos.

Inversamente, la monitorización 24 horas también permitió detectar casos de hipertensión enmascarada y de hipertensión incontrolada. En concreto, tres de cada diez pacientes sin tratamiento dieron un valor normal en la toma aislada en consulta de la presión arterial, y posteriormente fueron considerados como hipertensos tras la monitorización 24 horas controlada por el farmacéutico. Y casi la mitad de los pacientes en tratamiento dieron un valor normal en la toma aislada en consulta de la presión arterial, y posteriormente fueron considerados como hipertensos mal controlados.




La investigación, que refuerza las conclusiones preliminares de un estudio piloto liderado por el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos hace un año, muestra inequívocamente los beneficios de la Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial (MAPA) desarrollada desde la farmacia, un servicio que en Andalucía ya ofrecen más de 500 farmacéuticos que han adquirido la formación y acreditación (que cuenta con el aval de la ACSA –Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía), después de que el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos lanzara MAPAfarma®, el segundo de sus programas para implantar en las boticas andaluzas nuevos servicios profesionales asistenciales diferenciados de la dispensación de medicamentos y con una clara vocación asistencial.

La Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial (MAPA) es conocida como el “Patrón Oro de la medida de la Presión Arterial“, su prueba de diagnóstico más fiable, que, además de la detección de los citados fenómenos de bata blanca o hipertensión enmascarada, favorece la valoración de la efectividad terapéutica, el estudio de la hipertensión nocturna y la variabilidad de la PA en pacientes con apnea del sueño o embarazadas, entre otros aspectos. Asimismo, el 99% de los pacientes consideran la oficina de farmacia como el lugar más idóneo para la monitorización ambulatoria de la presión arterial, frente al 1% que prefiere los centros de salud. Las farmacias andaluzas reciben, de hecho, una media de 20.000 consultas diarias relacionadas con la hipertensión arterial.

El objetivo del Consejo Andaluz con este programa es, en consecuencia, dar respuesta a una demanda real de atención por parte de la población, realizando una aportación significativa desde la farmacia en la mejora del control de la hipertensión arterial, un objetivo de gran importancia para la salud de la población, pues está directamente relacionado con el control de los factores de riesgo vascular. De hecho, la hipertensión es uno de los principales factores es uno de los principales factores de Riesgo Cardiovascular (SCORE), junto al Tabaquismo, Dislipemia y Diabetes, Edad, Sexo, Obesidad. Afecta en España a unos 14 millones de pacientes adultos, con una prevalencia del 40% en edades medias (35-60 años) y del 68% en mayores de 60 años. Su mejor control implica beneficios tanto para la salud de la población como para la sostenibilidad del sistema, y a esos beneficios pretende contribuir la farmacia andaluza de una forma efectiva y medible.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.