ESTÁS LEYENDO...

Expertos advierten de los riesgos de sustituir las...

Expertos advierten de los riesgos de sustituir las relaciones personales por las cibernéticas

Expertos advierten de los riesgos de sustituir las relaciones personales por las cibernéticas

Las redes sociales y apps de mensajería instantánea son unas herramientas que, sin duda, facilitan la vida diaria puesto que eliminan barreras de distancia y ahorran tiempo. No obstante, según una encuesta realizada por Wave Application –una app creada para facilitar el poder quedar cara a cara–, tres de cada cuatro menores de 35 años reconoce quedar menos para hablar en persona desde que han llegado las redes sociales y las aplicaciones de comunicación instantánea.

La irrupción de estas herramientas en nuestras vidas han cambiado las relaciones personales. Los adultos que vienen de tiempos más analógicos han sabido incorporarlas con mayor naturalidad en sus vidas, pero en el caso de los millennial o la generación Z, ha afectado en muchos casos de forma drástica en la forma en que se relacionan de manera física y cara a cara.

La realidad es que socializarse únicamente vía redes sociales y mensajería instantánea “puede ser problemático cuando el número de horas de conexión afecta al correcto desarrollo de la vida cotidiana, causando estados de somnolencia, alteración del estado de ánimo, ansiedad, irritabilidad y una disminución de las relaciones sociales”, tal y como señala la Dra. Maite Utgés Nogués, psiquiatra y miembro de Top Doctors. Por su parte la Dra. Blanca Bueno Julià-Capmany, especialista psicóloga y también miembro de Top Doctors, apunta que “varios estudios han demostrado que el contacto en persona mejora la creatividad, facilita la empatía, mejora la concentración, aumenta la sensación de honestidad y credibilidad por parte tanto del interlocutor como del oyente”.

Blanca Bueno destaca la importancia de las conversaciones cara a cara ya que “el 70% del mensaje se produce a un nivel no verbal”, por lo que al prescindir del tono, los gestos y de las expresiones faciales cuando hablamos por aplicaciones de mensajería instantánea y redes sociales, los mensajes tienden a resultar confusos, lo que puede llevar a malentendidos entre los interlocutores. Sin embargo, pese a esta realidad, el uso de la tecnología en las relaciones personales no siempre tiene que tener connotaciones negativas puesto que, según palabras de la doctora Utgés, “una buena utilización de las tecnologías puede ayudar a la mejora de la información y la comunicación”.







¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.