ESTÁS LEYENDO...

Extrasístoles, ¿qué son?, ¿son graves?

Extrasístoles, ¿qué son?, ¿son graves?

Extrasístoles, ¿qué son?, ¿son graves?

Los que sufren esta contracción prematura del corazón la perciben como un cambio en el ritmo cardíaco, un latido más fuerte de lo habitual o como un “vuelco”. Las extrasístoles pueden presentarse de manera aislada, en corazones sanos, en cuyo caso no revisten ninguna importancia, o bien ser manifestación de alguna cardiopatía.

La Fundación Española del Corazón explica que las extrasístoles son contracciones cardíacas prematuras, es decir, latidos que se adelantan. La persona que las padece percibe un cambio de ritmo cardíaco, un latido más fuerte de lo habitual o en ocasiones como “un vuelco al corazón”. A veces se pueden notar palpitaciones o sensación de que falta un latido. Este efecto está motivado por la pausa que aparece después de que se presente la extrasístole, lo que provoca que el siguiente latido sea más fuerte. En muchos otros casos las extrasístoles cursan sin síntomas y pasan absolutamente desapercibidas, diagnosticándose de forma casual al realizar un electrocardiograma por algún otro motivo.

Existen dos tipos de extrasístoles, supraventriculares y ventriculares, dependiendo de la zona del corazón donde se originan.

Tratamiento, ¿sí o no?

La extrasistolia es la arritmia más frecuente; alrededor del 50% de la población las padece y generalmente no se encuentra ninguna causa presentándose en corazones estructuralmente sanos. En otras ocasiones, las extrasístoles pueden estar motivadas por alguna enfermedad cardiaca como la cardiopatía isquémica.

El cardiólogo realizará las pruebas que considere oportunas para confirmar o descartar una patología cardíaca: electrocardiograma, prueba de esfuerzo, ecocardiograma o Holter ECG 24 horas. Si hay una causa que esté provocando las extrasístoles, es necesario tratarla, pero en las personas en las que no se identifica ningún motivo, las extrasístoles desaparecen normalmente de manera espontánea, así que no es necesario tratamiento. En casos muy sintomáticos o en los que se vea afectada la vida diaria del paciente se suelen indicar fármacos betabloqueantes. En el caso de que las extrasístoles sean muy frecuentes (>2000/día o 4% de los latidos diarios) puede ser recomendable realizar un seguimiento médico.

Las extrasístoles benignas aparecen habitualmente en reposo, cuando la persona se encuentra más relajada y desaparecen con la actividad física (en pacientes con cardiopatías el ejercicio puede aumentarlas). Aunque la causa no está aún bien definida, parecen asociarse a situaciones en las que aumenta la adrenalina en sangre como la ansiedad, el estrés, insuficiente descanso nocturno y a la toma de sustancias o bebidas excitantes. Por lo tanto, limitar estas situaciones puede frenar su aparición: es recomendable evitar el alcohol, el tabaco, los excitantes y las comidas copiosas.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.