ESTÁS LEYENDO...

Fumar marihuana en la adolescencia expone a la dis...

Fumar marihuana en la adolescencia expone a la discapacidad en la edad adulta

Investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) han descubierto que los hombres que a los 18 fumaron marihuana, sobre todo si lo hacían a menudo, tenían más riesgo de sufrir algún grado de discapacidad a una edad más avanzada.

Sin embargo, según han explicado los autores en la revista Drug and Alcohol Dependence, no queda claro si este consumo es la causa directa de dicha discapacidad o debe tenerse en cuenta como un marcador para predecirla de forma precoz.

“Hay razones para creer que las asociaciones encontradas en nuestro estudio se desarrollan durante un largo período de tiempo y se relacionan también con problemas en el mercado laboral y del propio individuo”, ha admitido Anna-Karin Danielsson, una de las autoras del estudio.

En el estudio se analizaron datos de un gran estudio que incluyó a casi 50.000 hombres nacidos entre 1949 y 1951 que participaron en el servicio militar obligatorio entre 1969 y 1970. Cuando entraron en el ejército, se les preguntó por el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, además de por aspectos relacionados con su familia y su entorno, el rendimiento escolar, problemas psicológicos y de salud.

El equipo de Danielsson se mostró especialmente interesado en la frecuencia de uso de la marihuana a los 18 años, y los agruparon en cuatro grupos: nunca, 1-10 veces, 11-50 veces o más de 50 veces. A continuación, el equipo analizó los datos de la agencia nacional de seguridad social sueco para ver cuántos se concedieron pensiones de invalidez hasta 2008. Alrededor del 9 por ciento de los adolescentes reportaron haber fumado marihuana cuando comenzaron el servicio militar, y el 1,5 por ciento dijeron que habían consumido más de 50 veces.

Al comparar estos datos con el resto de información, vieron que estos consumidores tenían un 30 por ciento más de probabilidades de presentar algún tipo de discapacidad entre los 40 y 59 años, un patrón que se repitió, aunque en menor medida, en quienes fumaban marihuana con menos frecuencia.

Además, cuando los investigadores ajustaron los datos a otros factores, como el nivel socioeconómico, el consumo de otras sustancias durante la adolescencia, el diagnóstico de trastornos psiquiátricos u otros problemas de salud, el vínculo se mantuvo estadísticamente significativo solo en los consumidores más habituales, lo que muestra que también tenían otros problemas en la adolescencia que pueden condicionar su discapacidad futura.

De los 654 que fumaban mucha marihuana a los 18 años, al 80 por ciento también aseguraba consumir otras drogas y el 55 por ciento presentaba algún tipo de trastorno mental diagnosticado.

“Puede darse el caso de que el uso de cannabis durante la adolescencia dé lugar a una serie de acontecimientos negativos en el futuro, como el uso de otras drogas y incluso posteriores adicciones, que podrían derivar en una pensión de invalidez”, ha dicho.

Sin embargo, insisten, el estudio no puede demostrar que el uso de marihuana en la adolescencia haga que estos hombres presenten una discapacidad. Entre otras cosas, el estudio no midió cuántos de estos hombres siguieron consumiendo marihuana después del servicio militar.





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *