Gabino diego .

Desde que aquel niño Luisito
apareciera en Las bicicletas Son para el Verano (Chavarri 1983), hasta el
toxicómano  Cuco en ?
Torrente II?, Gabino Diego, no ha viajado a ?ninguna parte?, como
hiciera aquel zangolotino que acompañaba a Fernando Fernán  Gómez. Ha recorrido un variado y fructífero
camino. Nominado al premio Goya en cinco ocasiones, fue con ?Ay Carmela? ( Trueba 1989) cuando lo consiguió
como mejor actor de reparto . Después vinieron ? El
rey Pasmado?, ?Belle Epoque?
y muchas mas películas donde se perfila con una habilidad conmovedora en esos
personajes a veces trágicos y casi siempre cómicos. Una Noche Con Gabino, de la
que es también autor, es la obra con la que llena ahora el teatro donde repasa
con gran éxito y acierto los avatares, la música y  los personajes que le han  ido acompañando en su carrera.

Un tipo sano y
polifacético?

?que canta:

Gabino canta, casi, desde que estaba en la barriga de su
madre. Y tocaba en el metro, y en la calle Preciados, enfrente del Corte
Inglés, haciéndole la competencia al minusválido-guitarrista más famoso de la
zona Centro. Entre discos y canciones, desde Bach hasta los Beatles,
desde Antonio Carlos Jobim hasta Pat
Metheny, Gabino Diego ha ido flirteando con ese amor
imposible que ha sido la música para él. 
En  Una Noche con Gabino se
permite el lujo de imitar a uno de sus ídolos: el rey Elvis
y ¡qué caray! No lo hace nada mal. Sus últimos devaneos musicales le han
llevado a convertirse en productor discográfico.

?que escribe:

Gabino es el autor de Una
Noche con Gabino
, hora y media enfrentado a solas con el público,
?encerrado? en un escenario donde cuenta anécdotas, vivencias y experiencias de
su niñez y de su vida profesional. Un paso intermedio entre el monólogo ?tan de
moda en estos días- y la obra de teatro que le permite mostrar todos sus
recursos interpretativos.

?que imita:

Desde que se hiciera famoso en el colegio por las
imitaciones de sus profesores, hasta los ?homenajes? a Fernando Fernán Gómez,
Santiago Segura o Jorge Sanz de su última obra, en la que también aparecen Bush, Aznar y ?un catalán feliz?,
reminiscencia de sus años en Terrassa…

? y sobre todo que
actúa:

Treinta y dos años de carrera profesional y veintisiete
largometrajes hablan por sí solos y le convierten en uno de los clásicos más
jóvenes del cine español. Este ?tonto entrañable? como le definió, con cariño,
un crítico, confiesa que le ?deprime no hacer reir a
la gente?. Y es que si es verdad que la risa proporciona salud, debemos
concluir que Gabino Diego es un ?tipo sano?.

PD: La risa no se dispensa en farmacias? se regala.

Filmografía como
actor:

Las bicicletas son para el verano,
(1983)

El viaje a ninguna parte, (1986)
Amanece, que no es poco,
(1988)

El Mar y el tiempo, (1989)
Ovejas negras, (1989)
¡Ay, Carmela!, (1990)
La noche más larga, (1991)
El Rey pasmado, (1991)

La viuda del capitán Estrada,
(1991)

Belle époque,
(1992)

Supernova,
(1992)


Tierno verano de lujurias y
azoteas, (1992)

Los peores años de nuestra vida,
(1994)

Así en el cielo como en la
tierra, (1995)

Los hombres siempre mienten,
(1995)

El amor perjudica seriamente la salud, (1996)

Two much, (1996)

Cha-cha-chá, (1998)

la hora de los valientes, (1998)
Pata negra, (1999)
Dreaming of
Julia, (2001)

Torrente 2: Misión en
Marbella, (2001)

La balsa de piedra, (2002)
El Oro de Moscú, (2003)



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page