ESTÁS LEYENDO...

GAFAS DE SOL. ¿Cómo me quedan?

GAFAS DE SOL. ¿Cómo me quedan?

GAFAS DE SOL. ¿Cómo me quedan?


A la hora de comprarnos unas gafas de sol lo que priman son la moda y el dinero. Poco importan el filtro solar y el cumplimiento de la normativa europea cuando las gafas que tenemos en las manos nos quedan ¡¡¡ideales de la muerte!!! Pero ojo, el peligro acecha.


Los ojos, una puerta a la vida


No protegerse adecuadamente los ojos puede conllevar la pérdida progresiva de uno de los sentidos más preciados por el hombre. Esto lo saben bien los farmacéuticos, quienes reconocen que en el momento de la compra de unas gafas de sol pocas son las consultas sobre protección solar y muy escasas las hechas sobre protección ultravioleta. Sin embargo, el daño que pueden hacer unas gafas de sol inadecuadas es tal que puede llegar a desencadenar a la larga desde cataratas hasta queratitis, conjuntivitis o degeneración macular. Por este motivo, bajo el auspicio del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a través de la Vocalía Nacional de Óptica Oftálmica y Acústica, con la colaboración de Farline, este colectivo acaba de emprender  una campaña de protección solar en la que con sus consejos trasladarán a la población que la exposición solar es acumulativa, de forma que los daños que nos produce en la edad adulta son la suma de todas las radiaciones que hayamos recibido desde la infancia.

Bajo el lema, ¡El sol daña tus ojos! Protege a tu familia de la radiación solar con gafas de sol homologadas, esta campaña responde a una necesidad detectada a través de los datos  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosdisponibles hasta la fecha, que ponen de manifiesto que sólo un 4% de la población es consciente del daño que el sol provoca en los ojos. Precisamente con la intención de actualizar estos datos, los farmacéuticos llevarán a cabo una encuesta entre los ciudadanos para detectar el grado de conocimiento sobre protección solar ocular.
Además, en el marco de esta iniciativa se desarrollarán sesiones formativas dirigidas a los farmacéuticos en los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que serán impartidas por los vocales provinciales de Óptica y Acústica. 


Las consecuencias


El sol es una fuente de RADIACIONES ULTRAVIOLETAS (UV) que atraviesan la atmósfera y llegan a nuestros ojos, siendo este hecho agravado por la disminución de la capa de ozono. Muchas patologías oculares derivadas de la exposición solar (radiación uv) no aparecen hasta pasados unos años de la exposición, lo cual no quiere decir que el daño no se esté produciendo. De hecho, la radiación UV es acumulativa, y si no protegemos los ojos o lo hacemos con gafas de sol sin las adecuadas garantías sanitarias, pueden aparecer desde edemas (acumulación de líquido) y eritemas (inflamación) en los párpados, hasta cataratas (pérdida de transparencia del cristalino), conjuntivitis (inflamación de la conjuntiva) o degeneración macular (enfermedad degenerativa que afecta al centro de la retina y que implica la pérdida de agudeza visual, llegando en muchos casos a provocar ceguera).


Recuerda


• El riesgo de lesiones oculares causadas por la luz solar es mayor entre las 10 a.m. y las 4 p.m.
• Unas gafas de sol apropiadas deben bloquear tanto la radiación UVA (con longitudes de onda entre 320-400 nanometros, que pasa a través de la capa de ozono de la Tierra y puede causar un envejecimiento prematuro de la piel), como la UVB (con longitudes de onda entre 280-320 nanometros, absorbida en su mayoría por la capa de ozono de la Tierra, auque en pequeña cantidad puede causar lesiones importantes como cáncer de la piel y cataratas).
• Las lentes apropiadas puedan aportar una protección de amplio espectro (hasta un 99% de la radiación UVA y UVB) y llevan siempre el distintivo “CE”.
• La eficacia protectora de las gafas de sol no está en relación automática con su precio en el mercado, en gran parte debido a su carácter ornamental y a la presión mediática de la marca comercial.
• Los cristales de las gafas de sol deben ser de color bastante oscuro para reducir el fulgor de la luz pero no hasta el punto de que distorsionen la percepción de los colores y afecte al reconocimiento de las señales de tráfico. Para la mejor percepción de los colores se recomiendan lentes de colores gris neutro, ámbar, marrón o verde.
• Los niños también deben utilizar gafas de sol como los adultos. Para los niños se recomiendan las lentes de policarbonato, más resistentes a la rotura.
• Algunos diseños de gafas de sol envuelven prácticamente las regiones temporales, evitando que la luz ultravioleta penetre por los lados y se refleje en los ojos..
• Deben cumplir, por ejemplo, requerimientos acerca de su resistencia a los impactos moderados, inflamabilidad, biocompatibilidad y propiedades ópticas.
• Es conveniente adquirir las gafas de sol en un establecimiento sanitario.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?