ESTÁS LEYENDO...

Genética e imagen, nueva realidad para el diagnóst...

Genética e imagen, nueva realidad para el diagnóstico precoz del párkinson

Genética e imagen, nueva realidad para el diagnóstico precoz del párkinson

Hablar sobre el párkinson es hacerlo sobre uno de los  trastornos neurodegenerativos más presentes en nuestro día a día, con una incidencia que ya supera los 160.000 casos en España. Las diferentes técnicas de diagnóstico vinculadas a esta enfermedad, así como su futuro y posibilidades, han protagonizado el seminario Imagenómica: Cómo se complementan la Imagen y la Genética en el estudio del Parkinson. Un encuentro organizado por Fundación QUAES, en el marco de la 68º Reunión de la Sociedad Española de Neurología (SEN), donde especialistas en neuroimagen y genética han abordado los últimos avances en la detección precoz de esta compleja patología.

El seminario ha reunido a cerca de 40 profesionales de la medicina y la investigación clínica, en torno a una mesa redonda moderada por el Dr. José Miguel Láinez, jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Clínico Universitario de Valencia. Las ponencias han corrido a cargo  de un panel multidisciplinar de expertos, formado por el Dr. Alejandro Romera, especialista en la unidad de genética médica en Sistemas Genómicos; el Dr. Antonio Salvador Aliaga, neurólogo en el Hospital Clínico de Valencia y el Dr. Jose Luis León Guijarro, radiólogo en la Unidad de Resonancia Magnética de ERESA, situada en este mismo hospital.

“En enfermedades heterogéneas como el Parkinson, es esencial la realización de un diagnóstico multidisciplinar. El estudio por imagen y la genética pueden ayudarnos a confirmar estos diagnósticos o ponernos sobre la pista de otras posibles patologías”, ha explicado el Dr. Romera, y continúa: “debido a la gran cantidad de información que proporcionan, ambas técnicas se convertirán en un futuro en pruebas rutinarias de laboratorio, esenciales para la detección clínica del Parkinson”. En esta misma línea, el Dr. León Guijarro ha resaltado las ventajas de combinar los últimos avances en el campo de la radiología, con el análisis genético, con el fin de “disminuir la incertidumbre en el diagnóstico diferencial de los parkinsonismos atípicos, sobre todo, en las etapas iniciales de la enfermedad”.




Por otro lado, el Dr. Salvador Aliaga ha destacado la importancia de la vinculación entre genética y neuroimagen “para una detección prematura, que permita avanzar un diagnóstico tras apreciar los primeros síntomas (síntomas prodrómicos) y adelantarse a la evolución de la enfermedad. Esto es especialmente útil en pacientes muy jóvenes y con antecedentes familiares de parkinsonismo, ya que podrían beneficiarse de futuras terapias que, actualmente, están en fase de investigación”.

A lo largo del encuentro, el impacto de estas técnicas sobre el futuro tratamiento del Parkinson también ha tenido un lugar destacado, apuntando a las ventajas del análisis genético para, en palabras del Dr. Romera; “aportar conocimiento sobre las vías moleculares que se ven alteradas durante la enfermedad, proporcionando así información sobre nuevos marcadores para el desarrollo de nuevos fármacos y para la futura implantación de una medicina personalizada”.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.