ESTÁS LEYENDO...

Gimnasios y gimnasias. te ayudamos a elegir.

Gimnasios y gimnasias. te ayudamos a elegir.

Matricularse en un gimnasio no
es algo que deba hacerse a la ligera. Para acertar, ten en cuenta una serie de
factores y, sobre todo, estudia cuál es la modalidad que más te conviene

Ni todos los gimnasios son iguales ni todas las actividades que en ellos
se ofertan son recomendables para todo el mundo. Si no quieres abandonar a la
primera de cambio, estudia bien qué quieres obtener de la práctica deportiva y
antes de matricularte, asegúrate de que vas a sentirte a gusto con el ambiente
del gimnasio y con la actividad elegida.

Ten en cuenta


  1. La proximidad

    . Busca un
    centro que esté próximo a tu domicilio o a tu lugar de trabajo. Lo ideal
    sería que pudieras ir andando, pero como esto no siempre es posible, al
    menos debe tener buena comunicación y facilidad para aparcar.

  2. Los horarios

    . Un buen gimnasio es aquél
    que se adapta al ritmo de vida de sus clientes y no viceversa. Los más
    recomendables son aquellos que ofrecen un horario libre, que permita
    ?engancharse? al entrenamiento cuando sea posible. Es importante que tenga
    una apertura temprana (a partir de las 7 de la mañana), que abra al
    mediodía y que tenga un horario de cierre que permita acudir una vez
    finalizada la jornada laboral, que es el momento del día elegido por un
    gran número de personas para ejercitarse. También es importante que abra
    durante los fines de semana (al menos el sábado por la mañana) y que
    cierre sólo durante un número razonable de festivos al año.

  3. Los precios

    . Éstos varían mucho de un
    gimnasio a otro y según los servicios que ofrecen. La mayoría de ellos
    cobran un importe en concepto de matrícula o inscripción, el cual, en
    muchas ocasiones se reduce gracias a ofertas y descuentos especiales. Como
    regla general, las cuotas de los gimnasios que no disponen de zonas de
    agua (piscinas, saunas, jacuzzis) son más económicas. Muchos de ellos ofrecen
    la posibilidad de un único pago trimestral, semestral e incluso anual, lo
    que supone importantes descuentos en la cuantía de las cuotas. Algunas
    cadenas de gimnasios permiten, a su vez, con la mensualidad, acudir a
    cualquiera de sus centros indistintamente. Asimismo, la mayoría de los
    gimnasios permiten el pago de una cuota de mantenimiento (inferior al
    recibo mensual) en caso de que no se vaya a asistir al gimnasio durante un
    periodo de tiempo.

  4. Las instalaciones

    . Cuanto más moderno sea
    el gimnasio y sus instalaciones, mejor que mejor, de ahí la importancia de
    realizar una visita previa al centro antes de decidirse a matricularse.
    Una de las premisas básicas que deben cumplir las instalaciones es la
    dotación de maquinaria y equipamientos modernos, algo que debe estar
    asegurado por la constante renovación de los equipos, para garantizar así
    los niveles de seguridad de los usuarios. Las máquinas y aparatos de última
    generación permiten prescribir un entrenamiento lo más personalizado
    posible, midiendo el consumo calórico, la velocidad y la frecuencia cardiaca.
    También es importante confirmar que existe un número suficiente de
    aparatos según el volumen de usuarios inscritos al centro, de forma que no
    haya que esperar sistemáticamente para hacer uso de ellos.

  5. La higiene.
    Los
    vestuarios, duchas y taquillas deben estar en perfecto estado. Aspectos
    como los suelos antideslizantes y rejillas de drenaje en la ducha son fundamentales.
    Otro aspecto que influye en la higiene es la obligación de usar una toalla
    durante el entrenamiento. De hecho, muchos de ellos ofertan el alquiler de
    toallas.

  6. Los monitores

    . Según la legislación
    española, sólo es obligatorio que estos centros cuenten con un monitor
    titulado: licenciados en INEF, en artes marciales, entrenadores nacionales
    deportivos o titulaciones aprobadas por el Consejo Superior de Deportes.
    Independientemente de la titulación, es importante asegurarse que el
    asesoramiento del monitor es continuo, que enseñe a los usuarios cómo
    funciona cada uno de los aparatos, programe y controle la realización de
    circuitos, vigile que el ritmo de la clase se adapte a las necesidades de
    cada alumno, etc. La supervisión del profesional es fundamental,
    independientemente de la actividad elegida.

  7. La evaluación médica

    . Según un estudio
    realizado por expertos de la revista Consumer,
    sólo uno de cada cuatro gimnasios españoles cuenta con servicio médico
    entre sus prestaciones. Sin embargo, es muy importante que se realice una
    evaluación médico-deportiva previa, sobre todo en aquellas personas que
    han estado mucho tiempo sin hacer ejercicio, que son mayores de 40 años o
    que presentan algún factor de riesgo (tabaquismo, obesidad, hipertensión).
    En cuanto a los seguros médicos, la ley tan sólo exige para estos
    establecimientos un seguro para terceros. De ahí que en la mayoría de las
    hojas de inscripción se señale que el centro no se hace cargo de lesiones
    o accidentes que se produzcan por un motivo distinto al mal estado de los
    equipos o una negligencia.

Para entrenarte mejor…

    • Haz un entrenamiento paulatino, independientemente
      de la actividad elegida, para que los músculos se adapten poco a poco al
      ejercicio. Nunca te saltes la fase de entrenamiento.
    • Combina actividades que potencien los
      distintos grupos musculares con las cardiovasculares.
      La variación
      permite no sólo alejar la monotonía sino también un entrenamiento más
      integral y una mayor combustión de calorías.
    • Mejor poco y varias veces que mucho y de
      una vez.
      Tal y como explica Marcos Flórez, entrenador personal y director de
      estarenforma.com,
      ?cuando se trata de combatir acúmulos
      de grasa, lo importante es que el ejercicio sea continuado, ya que ésta
      es la mejor manera de activar el metabolismo basal y, por tanto, quemar
      ese exceso graso que se ha ido depositando en el tejido conjuntivo. Por
      eso es tan importante, aunque no se aprecien resultados al principio,
      mantenerse constante en la práctica de una actividad física y no
      abandonar a la primera de cambio?.

Ser constante: difícil, pero no imposible

Según una investigación realizada por dos expertos norteamericanos en
psicología deportiva, los doctores R. Weinberg y D. Gold, el 50 por ciento de las personas que se acercan a un
centro deportivo por primera vez no consiguen prolongar esta decisión más allá
de los seis meses, pero a la firmeza de su propósito. Para mantener el hábito,
puede ser útil seguir las siguientes pautas:

  1. Márcate metas
    y objetivos a corto plazo
    . A medida que vayas superando las primeras
    agujetas, la pereza y los deseos de abandonar, te sentirás más contento
    contigo mismo y más predispuesto a seguir entrenándote.
  2. Ten una
    motivación clara
    . Ponte en forma de cara al verano, despréndete
    de algún que otro kilo de más, o proponte mejorar alguna dolencia
    relacionada con el sedentarismo… Hay que buscar una razón lo más
    concreta posible para acudir al gimnasio, con objeto de sentirte motivado
    cuando aparezca el desánimo.
  3. Busca el grupo. Formar parte
    de un determinado grupo que se reúne un número de veces a la semana para
    realizar una práctica deportiva hace más llevadero acudir al gimnasio,
    además de potenciar la sociabilidad y aumentar la sensación de compromiso.
  4. No sucumbas
    ante las excusas
    . El cansancio, las agujetas derivadas del entrenamiento
    anterior, el estrés, la presión laboral, la menstruación… Hay que ?dar
    la vuelta? a todos estos justificantes para no acudir al gimnasio y
    convertirlos en ?razones? por las que asistir a clase, ya que la práctica
    de ejercicio permite relajarse y desconectarse, de ahí que sea la solución
    perfecta a todas las tensiones del día a día.

Modalidades:


ránking


de las más ofertadas



AERÓBIC

Bajo esta modalidad se agrupan ejercicios físicos estructurados y
secuenciados que se realizan siguiendo el ritmo de la música. Su objetivo es
mejorar la resistencia cardiovascular y supone un importante gasto calórico. Se
realiza mediante una coreografía y su práctica aumenta y desarrolla la
resistencia muscular, la velocidad, la flexibilidad, la coordinación, la agilidad
de la relajación. Además, es la base de otras técnicas derivadas como el jazzaerobic, el aerodance, el
aeróbic latino…



STEP

Consiste en ascensos y descensos reiterados de una plataforma o escalón,
fijos o de altura regulable para generar distintos niveles de resistencia, que
se realizan al compás de la música.



SPINNING





También conocido como ciclismo indoor, es una actividad más o menos reciente que en
poco tiempo se ha convertido en una de las más demandadas en los gimnasios. Se
realiza sobre una bicicleta estática (en la que se incluye un pulsómetro, que controla en todo momento la frecuencia
cardiaca) siguiendo el ritmo marcado por el monitor, cuyas indicaciones son
constantes durante todo el tiempo que dura la actividad, y con acompañamiento
musical. Tras el calentamiento, se inicia el pedaleo ininterrumpido, aumentando
y disminuyendo el ritmo, variando el nivel de esfuerzo y cambiando de postura
en la bicicleta. Tiene varias modalidades: fuerza, intervalos y suave.



GAP

:

Las siglas corresponden a glúteos, abdominales y piernas. Consiste en
ejercicios destinados a trabajar intensamente estas zonas del cuerpo que se
realizan en colchonetas o en barras y en los que se pueden utilizar pesas,
mancuernas o elásticos.



BODYPUMP





Se trata de la combinación de ejercicios aeróbicos con pesas ajustables
en peso al ritmo de la música, destinados a aumentar la fuerza y la resistencia
muscular y reducir el volumen de grasa corporal.

El boom de lo ?suave? y lo ?mix?

Las llamadas gimnasias suaves, muchas de ellas de inspiración oriental,
están escalando posiciones en la oferta de los gimnasios, y lo mismo ocurre con
aquellas que se basan en la fusión de técnicas, como las artes marciales, con
?clásicos? como el aeróbic, la natación 
o la gimnasia de mantenimiento.


YOGA


Se está instalando en los gimnasios como complemento a la práctica
deportiva. Además de relajar, aumenta la fuerza y la flexibilidad y mejora
trastornos funcionales como la taquicardia, el insomnio o los síntomas de
depresión.


ARTES MARCIALES Y BOXEO


En clases grupales, se combinan los beneficios de actividades como la
defensa personal, el boxeo o el kárate, dando lugar a disciplinas como el kick boxing  (técnica que combina golpes y movimientos de
manos y piernas de forma reglamentada, permitiendo un gran desgaste de energía
en cortos periodos de tiempo); el cardio kick boxing (combina
artes marciales  y boxeo, con ejercicios
de entrenamiento aplicados a clases colectivas de fitness
y aeróbic) y el body combat
(un entrenamiento aeróbico que combina y adapta movimientos y
posiciones de varias disciplinas de autodefensa).


PILATES


Es sin duda la ?estrella de la temporada? en todos los gimnasios.
Básicamente, consiste en mejorar el tono muscular y la flexibilidad,
enfocándose en el movimiento consciente y el control, para lograr la postura y
la alineación correctas.

El baile: una opción en alza

Merengue, capoeira, danza del vientre… El
baile también ha irrumpido con fuerza en el repertorio de las actividades que
se pueden practicar en el gimnasio. ?La gran ventaja del baile frente a, por
ejemplo, una actividad de aeróbic tradicional, es que presenta una menor
probabilidad de lesiones. Además, este tipo de actividades aportan tres
beneficios fundamentales para el organismo: mantienen tanto el sistema cardiovascular
como las articulaciones en buen estado; además de quemar calorías, permiten
reducir centímetros y estilizar y tonificar la figura; y, sobre todo, este tipo
de ritmos, unido a la música que les acompaña, favorece la liberación de
endorfinas u hormonas de la felicidad?, explica Laly
Ruiz, especialista en fitness y directora de los
gimnasios Lay Ruiz.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page