ESTÁS LEYENDO...

Pacientes con glucemia basal alterada o intoleranc...

Pacientes con glucemia basal alterada o intolerancia a la glucosa

Pacientes con glucemia basal alterada o intolerancia a la glucosa

CONSEJOSCONSULTORIO FARMACIA Y SALUD


GLUCOSA BASAL ALTERADA

El médico ha dicho a mi madre que tiene la glucosa basal alterada, por lo que debe cuidarse. ¿Es eso grave?, ¿qué puede hacer?. Gonzalo R. (Madrid)


La insulina es una hormona segregada por el páncreas, que ayuda a quemar la glucosa del organismo. Si funciona adecuadamente, la glucosa se metaboliza, quedando ésta en sangre con una cantidad normal. Pero cuando dicha hormona comienza a funcionar mal, la glucosa existente no se puede quemar y se acumula en la sangre: se inicia entonuna hiperglucemia.

Esto se puede detectar mediante un simple análisis de sangre: los valores menores de 100 mg/dL se corresponden con una glucosa basal normal, es decir, con el valor que ha de adoptar la glucosa en plasma cuando se ha estado al menos 8 horas sin comer alimento alguno. A partir de dicha cifra y hasta los 126 mg/dL, que marca el umbral para un proceso patológico -la diabetes
mellitus- la glucosa se halla en un estado que ni es normal ni es patológico.

Ahora bien, el rango de 100 a 125 mg/dL se considera hoy día como el estado previo a la diabetes, refiriéndose al mismo como de “prediabetes” debido al elevado riesgo de alcanzar el estado de
diabetes mellitus. ¿Qué se puede hacer? Llegado a este punto, la persona tiene que reducir a toda costa el riesgo de llegar a la enfermedad o, en el peor de los casos, retardar lo más posible el comienzo de la misma. Reducción de peso y desarrollo de actividad física son los elementos principales para conseguir este objetivo.

¿Qué ha de hacerse?

– Reducir el peso hasta alcanzar un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o inferior a 25 kg/m2

– Realizar un ejercicio de forma regular, como caminar media hora todos los días

– Incorporar mayor contenido en fibra en la alimentación, como fruta, verdura y cereales integrales

¿Cómo se calcula el IMC? :

Es el peso (en kilos) dividido por el cuadrado de la altura (en metros) de una persona

IMC = kg / m2

¿Cómo valorar el peso en función delIMC?

Normopeso: hasta 25 kg/m2

Sobrepeso: entre 25 y 30 kg/m2

Obesidad: a partir de 30 kg/m2





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?