ESTÁS LEYENDO...

Guerra al melanoma: cambia tus hábitos

Guerra al melanoma: cambia tus hábitos

Que las campañas preventivas tienen su razón de ser y que funcionan es un hecho constatado en Australia: tras muchos años de concienciación ciudadana este país ha perdido el primer puesto en el ránking de cáncer cutáneo, cediéndoselo a Hawaii. En España, gracias a las campañas Euromelanoma de los últimos años, la mortalidad se ha estabilizado. 

Este año, la Campaña Euromelanoma, que organiza la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), centra su atención en el grupo de los adolescentes. El doctor Agustín Buendía, miembro de la AEDV, explica que “esto podría deberse a la gran mejora en el diagnóstico precoz”. Por ello es tan importante adelantarse y hacerse chequeos ante la mínima duda para descartar cualquier malignidad y, si es así, detectarlo a tiempo: ante cualquier sospecha, acude a este especialista, ya que es el profesional que mejor conoce y puede orientar sobre las medidas más adecuadas para la prevención del cáncer de piel.

Tipos de cáncer de piel

Según explican desde la AEDV, hay muchos tipos de cáncer de piel, pero más del 90% se pueden agrupar en cáncer cutáneo no melanoma y melanoma

1. Cáncer cutáneo no melanoma: engloba los 2 tipos más frecuentes que se conocen como carcinoma basocelular y carcinoma espinocelular. Cada tipo de cáncer tiene un pronóstico diferente. A su vez el cáncer de piel puede ser no invasivo (superficial) o invasivo. Esto viene determinado por la propia biología del tumor, que tiende a llegar a capas más profundas de la piel (más allá de la capa superficial que es la epidermis).

                 ·Carcinoma basocelular: es la forma más común de cáncer cutáneo invasivo y, afortunadamente, la de mejor pronóstico. Se trata de un tumor que suele crecer lentamente, tiene capacidad de invasión local (puede progresar alrededor de los vasos, nervios, músculo y hueso) pero excepcionalmente produce metástasis a distancia.
                 ·Carcinoma epidermoide: en su forma más superficial, que son las queratosis actínicas, es la forma más frecuente de cáncer cutáneo. El carcinoma epidermoide  invasivo puede prograsar en profundidad y superficie afectando a los tejidos vecinos y producir metástasis. Son especialmente agresivos los que se localizan en el labio  o en la oreja y los que se desarrollan en pacientes inmunodeprimidos.

2. Cáncer cutáneo melanoma: es el cáncer cutáneo más agresivo pero menos frecuente comparado con los 2 anteriores. Podemos considerar dos etapas en el desarrollo biológico del melanoma: a) etapa “in situ” en la cual el tumor afecta solo a la epidermis y b) etapa invasiva donde el tumos progresa en profundidad efectando a dermis. Si se diagnostica en fases precoces la curación es superior al 95% pero si el tumor ha crecido en profundidad, entonces existe mayor riesgo de metástasis.

Por qué se produce

1 2 3




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.