ESTÁS LEYENDO...

Expertos en VIH exponen los principales hitos alca...

Expertos en VIH exponen los principales hitos alcanzados en 2014

Expertos en VIH exponen los principales hitos alcanzados en 2014

Durante las jornadas HIBIC, una reunión de altísimo nivel científico, que este fin de semana reúne a algunos de los principales expertos en la materia

Con motivo de la celebración de las jornadas HIBIC, que tuvieron lugar este fin de semana en Madrid, destacados expertos de nuestro país se han reunido para abordar los hitos más relevantes de 2014 en cuanto a investigación básica y clínica del VIH, así como para analizar el importante impacto que éstos tendrán en el manejo de la enfermedad a lo largo de todo 2015 y los próximos años.

HIBIC , impulsado por Gilead para facilitar el intercambio de conocimiento entre los máximos especialistas mundiales en el manejo del VIH , cuenta además con el patrocinio científico de Gesida, así como del grupo de estudio del SIDA-SEIMC, Retic-RIS (Red Española de Investigación en SIDA).

En este encuentro han participado tres expertos en la materia y coordinadores de HIBIC: el Dr. José Alcamí, del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, quien ha explicado los principales hitos alcanzados este año en cuanto a ciencia básica y VIH; el Dr. Josep Mª Gatell, quien ha destacado los avances obtenidos hasta ahora en la epidemiología del VIH, su prevención e impacto en la salud pública; y el Dr. José Ramón Arribas, del Hospital Universitario de la Paz de Madrid, quien ha abordado el VIH desde la práctica clínica.

En el terreno de la ciencia básica, a lo largo de este año han destacado los artículos sobre la patogenia de la infección por el VIH que muestran el papel de las respuestas de inmunidad innata, especialmente las inducidas por interferón clase I en la protección frente a la infección. “Desgraciadamente, numerosos artículos muestran cómo estos importantes mecanismos de defensa son neutralizados por el VIH a través de distintas estrategias. Por una parte, el virus escapa a la detección de una serie de proteínas celulares denominadas sensores, que son las que detectan ‘extraños’ en el interior de nuestras células y ponen en marcha los mecanismos regulados por el interferón”, afirma el Dr. José Alcamí. “

Según explica el Dr. Alcami, esto es posible porque el VIH camufla las proteínas extrañas que dan la alarma, generando además proteínas propias que impiden la acción de estos mecanismos como la proteína VPR, y finalmente anulando la acción de los factores de restricción dependientes de interferón con los que se protegen las células.

El Dr. Alcamí también destaca como punto importante en los avances del año pasado la mejor comprensión de los reservorios virales, es decir, las células en las que el virus se esconde ‘agazapado’ hasta que en un momento dado se replica. “Este reservorio de virus es lo que impide la curación, ya que es un compartimento celular no accesible ni al tratamiento ni a la respuesta inmune. Los datos más importantes muestran que hay nuevas subpoblaciones celulares que albergan estos virus sin ser destruidas y son una fuente de células infectadas” añade el Dr. Alcamí.

Otros artículos muy importantes publicados en 2014 muestran que el propio VIH, incluso de manera latente, puede favorecer la división de estas células infectadas, con lo que ‘expande’ o aumenta el tamaño del reservorio, haciendo más difícil la erradicación del mismo y la curación. “Este reservorio alberga virus resistentes al sistema inmune por lo que las futuras vacunas terapéuticas tendrán que ser capaces de neutralizar también los virus de los reservorios para ser eficaces. Estos reservorios son una auténtica espada de Damocles como se ha visto en los pacientes con trasplante de médula en los que el virus rebrota a pesar de resistir probablemente en muy pocas células”, concluye el Dr. Alcamí.

En relación a los avances en área de la epidemiología, prevención e impacto en la salud pública, el Dr. Josep Mª Gatell, destaca que “la incidencia del VIH permanece alta y estable en todo el mundo. Por ello, para vencer a la epidemia, y en ausencia de una vacuna preventiva, hay que buscar métodos de prevención eficaces, innovadores y bien aceptados por las sociedades a las que van dirigidos”

Según muestran los datos más recientes, el tratamiento de las personas infectadas como herramienta de prevención (TasP) es muy eficaz tanto en ensayos clínicos como en la vida real. Su aplicación es coste-efectiva incluso en países en vías de desarrollo. “Sin embargo, incluso en países desarrollados, tropieza con obstáculos difíciles de franquear, como la identificación de la epidemia oculta o convencer a las personas infectadas que busquen asistencia sanitaria de forma precoz y cumplan con el tratamiento prescrito. Es lo que suele llamarse la ‘cascada terapéutica’ que pone sobre el tapete los estadios y los motivos por los que los pacientes se pierden”, afirma el Dr. Josep Mª Gatell.

Según el Dr. José Ramón Arribas, coordinador de la sesión relativa a la práctica clínica, hay tres aspectos fundamentales a tener en cuenta en el tratamiento clínico del VIH: el retraso en el diagnóstico, el impacto del número de comprimidos en la adherencia terapéutica y la eficacia del tratamiento, así como una de las comorbilidades asociadas al uso de ARV que es la toxicidad ósea en los pacientes con VIH.

El Dr. Arribas destaca los resultados del estudio de la Dra. Katherine W. Kooij sobre la toxicidad ósea en los pacientes de VIH. En este estudio se explica que la baja densidad ósea en enfermos con patología controlada se explica fundamentalmente por el peso corporal, el tabaquismo y la historia de enfermedad por VIH avanzada.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.