ESTÁS LEYENDO...

Hidratación. No bajes la guardia.

Hidratación. No bajes la guardia.

Estar bien hidratado es esencial para la salud en cualquier época del año. Para que no te cueste, apuesta por la variedad: además del agua, los zumos y refrescos son una estupenda alternativa para mantener el nivel hídrico del cuerpo.

No sólo el calor y las altas temperaturas o la práctica de ejercicio hacen imprescindible la hidratación. El verano exige beber más líquidos, pero una vez que le hemos dicho adiós no podemos bajar la guardia. También en otoño e invierno perdemos líquido y debemos reponerlo adecuadamente aunque no sintamos esa sensación de sed tan acuciante.

Además del agua, la bebida por excelencia, podemos recurrir a los zumos en sus múltiples variedades, a las bebidas refrescantes o incluso a algunos alimentos ricos en agua (frutas y verduras) para mantenernos hidratados. Hoy en día, los refrescos existentes en el mercado se adaptan a cualquier exigencia (con gas, sin gas, sin azúcar, para deportistas…); los refrescos light no tienen prácticamente ninguna caloría; y a los ya tradicionales sabores como cola, limón, naranja o gaseosa, se suman otros nuevos (té, piña, melocotón…). La Dra. Gómez Candela, presidenta de la SENBA (Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada) señala, además, que los refrescos son las bebidas que más facilitan la relación social sin necesidad de tomar alcohol; están compuestas fundamentalmente por agua y al ofrecer una gran variedad de sabores se consumen con más facilidad que ésta.

Las bebidas alcohólicas, por el contrario, deshidratan. El alcohol inhibe la función de la hormona antidiurética y hace aumentar la pérdida de líquidos a través de la orina. El organismo entonces toma agua de otros órganos para compensar el equilibrio.

Grupos de riesgo

La deshidratación constituye un peligro para todo el mundo, pero hay unos grupos de mayor riesgo: niños (lactantes, niños hasta 12 años), mujeres embarazadas, personas de edad avanzada y deportistas. Ello se debe a que la sed, que es la señal de alerta que nos informa de un déficit de líquido, se atrofia con la edad y aún no está suficientemente desarrollada en los niños, por lo que unos y otros deben beber aunque no sientan sed. Por ello, explica, “las bebidas refrescantes son una estupenda alternativa para estas personas, porque su buen sabor ayuda a conseguir que se hidraten correctamente”.

DESHIDRATACIÓN

  • Perjudica la capacidad de realizar esfuerzos de alta intensidad a corto plazo, así como esfuerzos prolongados.
  • Por encima de una pérdida de líquido del 5 por ciento, se puede producir una aceleración del ritmo cardíaco, apatía, vómitos, debilidad y calambres musculares.
  • Podemos pasar varias semanas sin comer, únicamente unos pocos días sin beber.

HIDRATACIÓN

  • Estar bien hidratado contribuye al buen funcionamiento de toda las células, mejora las reacciones del organismo y diluye los líquidos corporales.
  • Favorece el transporte de nutrientes y sustancias orgánicas en el sistema circulatorio y mantiene la temperatura corporal.
  • Permite eliminar toxinas, y previene el estreñimiento. Tu piel también te lo agradecerá

Momentos en los que es más importante hidratarse

La importancia de estar bien hidratado en estos grupos de riesgo es tal, que el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, en colaboración con diversas asociaciones de consumidores y amas de casa, han elaborado un Decálogo para la correcta hidratación, en el que hacen especial hincapié en la importancia de que niños, ancianos y mujeres embarazadas vigilen su balance hídrico, es decir, el equilibrio entre la entrada y salida de líquido del cuerpo humano.

1.      
En los niños: los juegos al aire libre de los niños en el colegio aumentan su sudoración, haciéndoles perder líquido. Esto unido a que no perciben la sensación de sed como los adultos y a que son muy vulnerables a la acción del calor, puede provocar un desequilibrio en su balance hídrico, por lo que es muy conveniente incluir en su desayuno agua, zumos o batidos para compensar las pérdidas.

2.      
En las mujeres embarazadas: gracias a la mejoría del estado nutricional de las embarazadas se ha conseguido incrementar el número de embarazos a término con fetos vivos en los últimos años. Una parte de estas recomendaciones deben ir dirigidas a la adecuada ingesta hídrica.

3.      
En mujeres en periodo de lactancia: la leche materna contiene un 85-90% de agua, por lo que es comprensible que la madre en periodo de lactancia deba ingerir un volumen de líquido suficiente para asegurar la producción de leche diaria y mantener un buen estado de hidratación. La ingesta de líquidos recomendada se sitúa en torno a los 2-3 litros diarios

4.      
En las personas mayores y personas dependientes: Las personas mayores presentan una deficiencia alta en los niveles de agua, ya que al envejecer va disminuyendo la proporción de agua del organismo por la transformación de tejidos ricos en agua en tejidos pobres en ésta. Además, las personas mayores normalmente presentan una disminución de la percepción de sed, incidencia de enfermedades, consumo de fármacos, cambios ambientales, falta de accesibilidad, que le llevan a una menor ingesta de líquido. Por tanto, los ancianos son especialmente susceptibles frente a la deshidratación, y es importante sensibilizar a las personas que se encargan del cuidado de los ancianos, con el fin de reducir los problemas relacionados con una ingesta deficiente de agua y estimularles para conseguir mantener la ingesta mínima diaria.

5.      
En los deportistas: la actividad física en función de su intensidad, duración o condiciones extremas de temperatura o falta de humedad puede suponer una pérdida de agua de 2-5 ml/m. Por lo tanto, en el caso de los deportistas, además de una correcta alimentación, es vital una hidratación adecuada, ya que la sed de por sí sola es un proceso que implica cierto grado de deshidratación.

Es importante sensibilizar a la población general y a los profesionales sanitarios sobre la importancia de la realización de campañas educativas (o sería mejor decir educacionales)acerca de la importancia de una hidratación correcta y adecuada para todo el mundo y, especialmente, en los grupos antes mencionados



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page