ESTÁS LEYENDO...

Imanol Arias: “Dejar de fumar sigue siendo u...

Imanol Arias: “Dejar de fumar sigue siendo una asignatura pendiente”

Imanol Arias: “Dejar de fumar sigue siendo una asignatura pendiente”

Entrevistamos a Imanol Arias

Con motivo del Día Mundial de la EPOC, Boehringer Ingelheim ha presentado la campaña “No llegar no es normal” con Imanol Arias como embajador de la misma. El actor ha participado de forma activa en una simulación real en la que, gracias a una máscara que obstruye la capacidad pulmonar, ha vivido las dificultades y obstáculos que sufre un paciente de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en situaciones cotidianas.

¿Que persigue la campaña “No llegar no es normal”? ¿Qué se quiere transmitir?
El objetivo principal de la campaña “No llegar no es normal” es concienciar a la población general y a pacientes con EPOC, mostrando aquellos síntomas que deberían ser motivo de consulta.  Reconocer las situaciones en las que aparecen los primeros signos de alerta es fundamental para lograr el control de la enfermedad.

Has participado en una simulación real que te hace experimentar las dificultades de un enfermo de EPOC, ¿cómo ha sido la experiencia?, ¿cómo te has sentido?
Durante el experimento llevaba una máscara que dificultaba mi capacidad pulmonar y unas pesas para simular sobreesfuerzo mientras me sometía a situaciones cotidianas como atender el teléfono, coger el metro o cargar las bolsas de la compra. Cuando se me ofreció la oportunidad de participar en la campaña “No llegar no es normal”, nunca pensé que iba a experimentar lo que sienten miles de pacientes que viven con la minusvalía de no tener capacidad total de respirar. Tenía que hacer un enorme esfuerzo, la mayoría de las veces en un trayecto muy corto, y sentía la necesidad de que se terminase ya. Era muy incómodo. Tenía la sensación de que hubiese mucho más tramo o cargase mucho más peso del que llevaba. Mi estado de ánimo decaía conforme iba transcurriendo el experimento, terminando con una sensación bastante angustiosa.

Nos cuentas que ha sido muy duro, ¿hasta qué extremo te has sentido identificado con el paciente de EPOC?
Totalmente identificado. Participar en esta experiencia me ha permitido conocer muy de cerca qué siente un paciente con EPOC en el desarrollo de pequeñas actividades tan cotidianas como cargar una bolsa de la compra o simplemente caminar.
Ante la aparición de los primeros síntomas (fatiga, tos y expectoración), es importante que los pacientes no dejen de acudir a su médico, ya que les puede ayudar. Muchos pensarán que las limitaciones en las actividades del día a día son cosa de la edad, pero como bien dicta el nombre de esta campaña “No llegar no es normal”.

La principal causa de EPOC es el tabaquismo. No hace mucho confesabas en un programa de televisión que no habías conseguido dejar del todo este hábito, aunque estás en ello y lo sigues intentando, ¿sigues en esa lucha?
Bueno, más que lucha, es una batalla por ganar. He reducido el número de cigarrillos, y me he pasado a un método menos perjudicial, pero sigue siendo una asignatura pendiente. Durante el rodaje, la Dra. Cruz González, neumóloga del Hospital Clínico Universitario de Valencia, me comentó que dejar de fumar es la única medida que retrasa la progresión de la EPOC.

Y en los demás aspectos ¿cuidas tu salud?, ¿cuidas lo que comes, te haces tus chequeos médicos?
Sí, intento cuidarme. Cuido mi alimentación, aunque, me gusta la buena mesa y me permito algunas licencias como buen vasco. Por los contratos de las producciones en las que participo, suelo realizar regularmente chequeos médicos.

Físicamente te conservas muy en forma, ¿haces ejercicio, practicas algún deporte o te viene “de serie”?
Cada día salgo a correr temprano esté donde esté. Siempre incluyo en mi agenda el deporte. Ten en cuenta que, por mi profesión, tengo que estar en buena forma física y ser activo me permite seguir el ritmo de los rodajes.

Como actor has madurado muy bien y has logrado mantenerte siempre en la brecha y tienes una muy extensa filmografía, ¿eres consciente de lo difícil qué es eso? ¿En dónde crees que ha radicado tu éxito?
No creo que haya una fórmula, pero yo siempre he seguido una única premisa desde siempre: trabajar, trabajar y trabajar. Desde la humildad y el compromiso. Y he tenido la fortuna de estar siempre rodeado de grandes profesionales y mejores compañeros, de los que he aprendido mucho y sigo aprendiendo. El actor es solo una pieza de un enorme engranaje. Una serie, una película o una obra de teatro llega a buen puerto gracias al equipo.

Este verano estrenabas película, Despido procedente, junto a Hugo Silva y Darío Grandinetti, rodada entre Madrid y Buenos Aires. ¿Cómo ha sido la experiencia?
“Despido procedente” es una comedia sobre la picaresca actual. Mi personaje es un ejecutivo de una multinacional que comete una pequeña equivocación por la que le reclamarán una indemnización y se terminará convirtiendo en su peor pesadilla. Conocí a Lucas Figueroa, su director, en los Premios Platino del Cine Iberoamericano y me sentí atraído por la idea de hacer una comedia tan original. Ha sido un verdadero placer y un gran aprendizaje.

Sigue leyendo

1 2




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.