Imanol arias nos cuenta….

Ha tocado con éxito todos los géneros, el cine, la televisión y el teatro, encarnó a El Lute, protagonizó “Brigada central”, y ha rodado junto al director español más internacional, Pedro Almodóvar. Ahora, es uno de los personajes preferidos del público gracias a la serie “Cuéntame como pasó” que protagoniza junto a Ana Duato.

Su personaje en la serie cuéntame le ha llevado a la cima de la popularidad y el público se ha encariñado con su personaje ¿puede ser dura la fama para Imanol Arias?



Es una etiqueta de caducidad, porque es un calificativo que engloba todo: ya no eres actor o director, sino simplemente famoso. El actor basa su trabajo en la observación, que tiene que estar acompañada de sigilo. Si durante un periodo de tu vida no puedes observar porque te sientes presionado por tu condición de famoso, es difícil, porque entonces vives en función del personaje público.

¿Vive de cerca todo lo que la popularidad conlleva en el sentido de salir mucho, o acudir a fiestas?, ¿cómo es su día a día?

No, ahora estoy más en casa, no trasnocho, ceno en casa, me levanto con mis hijos. Ya he estado cuarenta años haciendo el loco, ya era hora. Con el paso del tiempo me he vuelto más complaciente, tranquilo; me gusta el orden, la seguridad, y poder disfrutar del tiempo libre. En lo profesional, empiezo a vivir sin pensar que cada cosa que hago es un peldaño en mi carrera; el éxito se lo agradezco a la gente como mejor sé, haciendo buenas películas y procurando ser una buena persona.

¿Cómo prepara sus papeles?

Mi metodología como actor consiste en acercarme al interior y eso me hace que sea un actor esponja. Ese tipo de situaciones conlleva un elevado coste personal, pero que se supera una vez que abandono la sesión. Creo que soy un estupendo imitador.

Y el trabajo en televisión

¿cómo es este medio?

La televisión es un negocio, depende de la audiencia y eres como un vendedor: tanto vendes tanto vales. Es imposible no salir indemne de ese tipo de productos. Tienes que aprenderte 20 páginas en un momento y lo que intentas es hacer un buen trabajo. Seguiré trabajando en ‘Cuéntame’, y en hacer todavía mejor esta serie televisiva.

¿Qué le gusta hacer cuándo no trabaja?, ¿cómo son sus vacaciones?


Tengo dos tipos de vacaciones. Una es la gastronómica, que junta el viaje, el paisaje, las gentes y lo que se come. Hago rutas como la del foie, la de la trufa, la de la pasta, la del cerdo, etcétera. Sólo voy a comer y a que me atiendan muy bien. Y luego hago también vacaciones de descanso, en las que fundamentalmente duermo. Yo tengo una gran necesidad de sueño y eso me ayuda a engordar un poco, pero también recupero lecturas que cuando ruedo no puedo atender. Me gusta Cádiz y suelo veranear allí con mi familia.

Hace aproximadamente un año, Pastora Vega y usted fueron padres de su segundo hijo…

A mi edad, lo más difícil no es cambiar pañales, sino hacer niños. He comprobado que sólo sé hacer machos ?su primer hijo, Jon, también es un chico?. Jon se ha entusiasmado con la llegada de un hermano, estaba un poco harto de ser el llanero solitario; espero que le enseñe a su hermano todo lo que él es, especial, simpático, generoso hasta el exceso… Mi mujer y yo aprendemos mucho de él, porque es un tío muy sabio y envidiablemente positivo.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page