ESTÁS LEYENDO...

Implante coclear, un mundo sin sordos

Implante coclear, un mundo sin sordos

Actualmente, en España, hay más de un millón y medio de personas sordas. De ellas, 14.500 llevan un implante coclear, gracias al cual pueden llevar una vida normal.

Este año se han cumplido 60 años desde la realización del primer implante coclear en el mundo, intervención que ha supuesto un antes y un después en el tratamiento de la sordera profunda y, también en la actualidad, de la sordera severa en algunos casos. El beneficio que proporcionó para el tratamiento de la sordera profunda hizo que se incluyera dentro de la Cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud y se regulara dentro de la Cartera común básica de implantes quirúrgicos. Según explican desde la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS), con objeto de ofrecer mayor seguridad jurídica a sus usuarios, se han ido incorporando de forma explícita tres de sus componentes externos (procesador externo, micrófono y antena) y, desde hace dos años, la implantación bilateral, en niños y adultos.

¿En qué consiste un implante coclear?

El doctor Carlos Martín Oviedo, médico especialista en Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial del Hospital La Milagrosa, nos lo explica: “consiste en un dispositivo médico de alta tecnología, que sustituye la estimulación electroquímica de la cóclea, lugar del que nace el nervio auditivo. El implante recoge el sonido, lo transforma en una señal eléctrica que estimula directamente el nervio auditivo para que éste lleve la información al cerebro y pueda ser procesada”, explica. Para su implantación el cirujano lleva a cabo una operación, que dura aproximadamente unas tres horas, con anestesia general. Se colocan los electrodos en la cóclea o caracol y rebajan el hueso parietal para ubicar allí el estimulador-receptor y fijarlo.

Consta de 2 partes

  1. Una externa, situada comúnmente detrás de la oreja, que procesa el sonido recogido por un micrófono y lo trasmite a través de un sistema magnético por la piel a la parte interna.y un implante interno,
  2. Otra interna, que consta de un receptor estimulador que a través de un haz de electrodos, que se colocan con una cirugía en el interior de la cóclea, trasmite el sonido procesado.

Cuándo está indicado

En general, estos dispositivos están indicados en sorderas profundas bilaterales, que en el caso de los niños deben ser diagnosticadas lo más rápido posible para su introducción antes de los tres años. Acompañada de una adecuada intervención logopédica, la implantación precoz permite aprovechar los años de mayor plasticidad cerebral para acceder a la información auditiva y estimular el lenguaje oral y los aprendizajes que de él se derivan.

“En el caso de los adultos, se recomiendan a todos aquéllos que ya tuvieran lenguaje oral y cuya pérdida auditiva no supere un año”, destaca el doctor Martín Oviedo. Asimismo, están indicados cuando existe una posible asociación de un implante coclear al tratamiento quirúrgico de algunas patologías que conlleven la pérdida de audición completa, algunos casos de pérdida auditiva severa, acúfeno (percepción subjetiva de ruido) y pérdida unilateral completa de la audición tras un estudio detallado del caso.

Sigue leyendo

1 2




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *