ESTÁS LEYENDO...

Incontinencia de orina: no te quedes en casa.

Incontinencia de orina: no te quedes en casa.

Tener pérdidas de orina no tiene por qué restar calidad a tu vida. Para afrontar el problema, el diagnóstico y el tratamiento empiezan por superar la etapa de “resignación”

La incontinencia en cifras

Las mujeres constituyen uno de los grupos de población más afectados por la incontinencia de orina, junto con los ancianos y los niños. Más del 8% de las mujeres con edades comprendidas entre los 35 y los 50 años ha tenido algún episodio de incontinencia, porcentaje que se incrementa hasta el 12 % a partir de los 55 años.

De esfuerzo y de urgencia

La incontinencia de orina en mujeres es más frecuente en aquellas que han tenido hijos y tienen debilitada la estructura perineal. El traumatismo que se produce en la zona pelviana durante el embarazo y el parto, junto a los cambios hormonales y el envejecimiento, hace que durante la etapa menopáusica se manifieste una incontinencia de esfuerzo (en la que las pérdidas de orina están asociadas a cualquier actividad física o movimiento).

Sin embargo, los escapes de orina no siempre están provocados por un fallo estructural. Cuando se produce un deseo miccional previo y no se pueden aguantar las ganas de orinar, se conoce como incontinencia de urgencia, cuya causa es la contracción involuntaria del detrusor (vejiga hiperactiva).

Nada que ver con la edad

Algunas mujeres u hombres creen que la incontinencia urinaria es un trastorno normal que llega con la edad, pero no es así. De hecho, la incontinencia puede esconder una patología del suelo pélvico que provoque otros problemas como estreñimiento o disfunción sexual. Además, la prevención de la patología de suelo pélvico debe darse desde la niñez, enseñando a no contener la orina o la defecación innecesariamente y, en el caso de las mujeres, realizando una serie de ejercicios después del parto.

No te quedes en casa

Según explica Josefina Trillo, presidenta de la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (AACCU) de Madrid, “la incontinencia de orina produce un complejo tan grande a las mujeres que la padecen que hace que prefieran quedarse en casa por temor a las pérdidas de orina. Se trata de un problema que hace que se sientan mal consigo mismas y provoca una importante pérdida de autoestima”. Para evitar precisamente esto, Josefina Trillo insiste en la necesidad de llevar a cabo actividades divulgativas para que las mujeres incontinentes conozcan los métodos preventivos y los posibles tratamientos de este trastorno de la micción.

¿Incontinencia urinaria?… No pongas excusas para cuidarte

Éste es el séptimo mensaje de una campaña de educación sanitaria que, bajo el título ¿Incontinencia urinaria? No pongas excusas…, ha tenido como ámbito de divulgación las farmacias, centros de salud, consultas de urología, servicios hospitalarios y clubes de jubilados de toda España. Esta campaña durante la cual se han distribuido mensualmente pósters y folletos informativos en torno a este trastorno, se ha venido desarrollando durante el año 2002 y tiene previsto prolongarse durante los primeros meses de 2003. Tiene objetivo dar a conocer entre la población este trastorno en la micción y concienciar a la sociedad de que la incontinencia urinaria no debe condicionar la calidad de vida de quien la padece ni ser un obstáculo para desarrollar actividades cotidianas tan comunes como viajar, ir a la playa, al cine, mantener relaciones sexuales, relacionarse con los amigos, etc. Patrocinada por Almirall Prodesfarma y Pharmacia, esta campaña cuenta con la colaboración de numerosas sociedades científicas, entre ellas la Sociedad Española de Urología, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Sociedad Española de Medicina Geriátrica (SEMEG), así como diversas asociaciones de profesionales, pacientes y consumidores.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page