ESTÁS LEYENDO...

Incontinencia urinaria masculina, un problema frec...

Incontinencia urinaria masculina, un problema frecuente

Incontinencia urinaria masculina, un problema frecuente

Actualmente, 1 de cada 4 hombres españoles a partir de los 40 años reconoce padecer esta dolencia, según datos de un estudio realizado por TENA Men. Y es que la incontinencia urinaria masculina es un problema de salud frecuente entre la población masculina que, en la mayoría de las ocasiones, se vive en silencio. En la mayoría de las ocasiones se trata de un problema transitorio, pero a veces se puede convertir en una afección crónica.

Aunque su aparición se debe a múltiples factores, esta patología suele estar vinculada con las intervenciones quirúrgicas para extirpar los tumores de próstata, el cáncer más frecuente en la población masculina. Entre un 20% y un 10% de los pacientes que se han sometido a este tipo de cirugía sufre pérdidas de orina en algún grado. Esta situación impacta de forma negativa en la calidad de vida y conlleva una gran carga psicológica. En este sentido, a la gran mayoría de los afectados les produce vergüenza y lo oculta, incluso evita hablar sobre ello con su propio médico, por lo que la incontinencia tarda en diagnosticarse y, por tanto, en ser tratada.

De hecho, existe gran desconocimiento entre la población masculina sobre cómo abordar de forma óptima estas pérdidas y sus consecuencias. Más de un 35% de los hombres no conoce la existencia de productos específicos para tratar sus pérdidas de orina y solamente el 7% recurre a un producto específico para hombres. Así, muchos hombres utilizan el papel higiénico, las compresas femeninas o el uso de doble de ropa interior como medidas de protección.

Para mantener la IU bajo control y reducir su impacto en las actividades diarias de quienes la padecen, los expertos de TENA Men ha elaborado un decálogo:

⊕ Consulta con tu médico. Ante cualquier síntomas de pérdida de orina, acude a tu médico lo antes posible para que te evalúe y explique las diferentes opciones que existen para su tratamiento.

⊕ No lo ocultes a tu entorno. No sufras en silencio este problema de salud y comunícalo a tu entorno más cercano, familia o amigos.

⊕ Los ejercicios del suelo pélvico no son sólo para las mujeres. La mejor estrategia preventiva es practicar ejercicios específicos, como el Kegel, para ayudar a reforzar la musculatura perineal, combatir la debilidad vesical y entrenar la vejiga  para tratar de reducir así el número de micciones.

⊕ Regula la ingesta de líquidos. Beber poco puede ocasionar el efecto contrario y provocará que tengas que acudir al baño con más frecuencia. Es importante mantener un equilibro en tu ingesta de líquidos y tomar 1,5 litros de agua diaria repartidos a lo largo del día, evitando la ingesta dos o tres horas antes de acostarte.

⊕ Establece un horario. Una alternativa es marcar un horario preestablecido para las visitas al baño: antes y después de las comidas, al acostarse, antes de las relaciones sexuales, etc. Tómate el tiempo necesario, sin prisas, para vaciar la vejiga completamente.

⊕ Controla tu dieta. El sobrepeso es uno de los factores de riesgo de la incontinencia urinaria. Para evitarlo, mantén una dieta saludable y rica en fibra para favorecer el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.

⊕ Fomenta hábitos de vida saludables. Deja a un lado el tabaco y el alcohol. Fomenta el ejercicio físico moderado puesto que el sedentarismo no ayuda.

⊕ Stop al estrés. Las situaciones estresantes hace que aumente la presión sobre la vejiga. Por ello, es fundamental mantener relajarse y controlar los nervios.

⊕ Evita cargar peso. Actividades que requieren mucho esfuerzo o cargar con mucho peso pueden provocar una contracción excesiva de la zona abdominal que presiona la vejiga y origina pequeñas pérdidas de orina.

⊕ Toma el control de tu vida. No limites tus actividades habituales y sigue adelante con tu ritmo de vida. Aprende a convivir con la afección sin que interfiera en tu día a día y te impida disfrutar de tu vida cotidiana.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.