ESTÁS LEYENDO...

INCONTINENCIA URINARIA. Un tabú que permanece

INCONTINENCIA URINARIA. Un tabú que permanece

INCONTINENCIA URINARIA. Un tabú que permanece


Dependiendo de la edad, del sexo y de las circunstancias particulares en las que sobrevienen las pérdidas, la incontinencia puede ser de varios tipos. Para que te aclares, el Observatorio Nacional de la Incontinencia pone a tu disposición las nuevas guías de actuaciones y tratamientos que te ayudarán a manejarte en este tipo de situaciones.
 

Se estima que más de cuatro millones de mujeres y casi dos millones de hombres han sufrido algún episodio de incontinencia en España durante el año 2008. Sin embargo, a pesar de su frecuencia, la Incontinencia Urinaria es uno de los últimos tabúes que aún siguen en pie en materia de salud. Pueden pasar años hasta que una persona afectada de incontinencia se atreva a acudir al profesional sanitario. Mientras, su autestima y su calidad de vida se van perdiendo en el camino.


Hombre-mujer
Descubre lo que hay que hacer



Para poder facilitar a todos (pacientes y profesionales) la información necesaria sobre el abordaje de su condición patológica, el Observatorio Nacional de Incontinencia ha validado y concretado unas Guías  de recomendaciones y tratamientos  para pacientes con  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosIncontinencia Urinaria a partir de pósters elaborados por el doctor Ian Milsom, Catedrático de Obstetricia y Ginecología de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotenburgo en Suecia, el doctor Magnus Fall, Catedrático del Departamento de Urología en esta misma academia y el doctor Gill Brook, del Bradford Teaching Hospital, en las que cita las posibles actuaciones y tratamientos disponibles en la actualidad.

Estas dos guías, una dirigida a mujeres y otra dirigida a hombres, resultan de mucha utilidad no solo por las recomendaciones que incluyen, sino también por el orden de prioridades que establecen a la hora de actuar, desde que se realiza la evaluación diagnóstica, pasando por el estilo de vida, fisioterapia, reeducación, y hasta acabar en los diferentes tratamientos farmacológicos y paliativos.


Un ejemplo, la incontinencia de esfuerzo


Así, la pérdida involuntaria que se produce durante el ejercicio físico (por ejemplo al toser, estornudar o saltar), denominada Incontinencia Urinaria de esfuerzo, requiere como primera actuación, la realización de ejercicios para el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico, los llamados ejercicios de Kegel, muy eficaces en los casos de Incontinencia ligera especialmente en mujeres, obteniéndose éxitos de en torno al 70% tras un periodo de seguimiento de un mínimo de 3 a 6 meses.

En todo caso, y como recomendaciones generales, el ONI aconseja la revisión de la ingesta de líquidos, evitar la cafeína y las bebidas gaseosas, reducir de peso y abandonar el hábito de fumar.
Si quieres saber más, consulta en la web del Observatorio Nacional de la Incontinencia





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?