ESTÁS LEYENDO...

Incontinencia urinaria. véncela.

Incontinencia urinaria. véncela.

Cuatro de cada diez
mujeres de más de 35 años presentan incontinencia urinaria. Aunque se trata de
un trastorno que se asocia a la edad madura, también hay jóvenes que la sufren.
Ante cualquier síntoma lo mejor es acudir al especialista lo más pronto posible

Si alguna vez has tenido
algún escape de orina no es signo para que te alarmes, pero tampoco debes bajar
la guardia hasta que un ginecólogo descarte la posibilidad de que padezcas
incontinencia urinaria. Según un estudio, un 40 por ciento de las mujeres lo ha
experimentado alguna vez, pero no se puede afirmar que se padece este trastorno
hasta que los escapes se producen dos o tres veces por semana de manera
regular.

¡Conoce el estado de tu suelo
pélvico! (cuadro)

Si
quieres saber si detrás de esos escapes de orina que has tenido en alguna
ocasión se esconde un problema de incontinencia, contesta SI o NO a las
siguientes preguntas:

·        
¿Has
tenido alguna vez sensación de peso en la zona genital?

·        
¿Has
tenido algún escape de orina en alguna de estas ocasiones: al subir o bajar las
escaleras, al reír, al estornudar, toser, correr o saltar?

·        
Haz
la prueba del ?pipí stop?:  intenta
interrumpir completamente el flujo de la orina, ¿se te escapan algunas gotitas?

·        
Después
de un baño, has tenido una pérdida de agua por la vagina?

·        
¿Has
tenido últimamente alguna sensación dolorosa durante el coito?

·        
Haz
la prueba con conos vaginales: ¿se te cae el número 3?

Resultados:
Si respondes SÍ a dos o más de estas preguntas, deberías comenzar una
recuperación del suelo pélvico lo más pronto posible y también acudir a tu
médico.

Acude al ginecólogo si las perdidas de orina se producen
más de dos veces por semana. Con el empleo del tratamiento adecuado se curan el
80 por ciento de los casos

¿Qué tipo te afecta?

–         
Incontinencia urinaria de esfuerzo: La risa,
los estornudos, el deporte, la carga de objetos pesados o el simple hecho de
ponerse en pie o agacharse puede provocar escapes de orina.

–         
Incontinencia urinaria de urgencia: Consiste
en la pérdida involuntaria de orina asociada a una necesidad imperiosa y
repentina de orinar. El origen de este tipo de encuentra en el detrusor
(músculo de la vejiga) que se contrae de manera involuntaria cuando ese
reservorio se ha llenado un poco.

–         
Incontinencia urinaria mixta: En este
caso, la incontinencia es una mezcla de las dos anteriores. Se produce por una
hiperactividad del detrusor y un trastorno en los mecanismos esfinterianos.

Consejos para no tener
escapes

–         
Controla tu peso.

–         
Ten en cuenta aquellos alimentos que poseen un efecto
diurético, ya que aumentan la formación de la orina.

–         
Orina frecuentemente para no forzar la vejiga.

–         
Evita vestir con prendas muy ajustadas.

–         
Los tos crónica perjudica los músculos del suelo pélvico.

–         
Tras el parto, no hagas inmediatamente ejercicios para
rebajar el abdomen.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page