ESTÁS LEYENDO...

Las infecciones bucales no tratadas pueden poner e...

Las infecciones bucales no tratadas pueden poner en peligro el control de la diabetes

Una enfermedad gingival severa afecta al control de los niveles de glucosa en la sangre y favorece la progresión de la enfermedad

La Fundación Vitaldent informa, con motivo del Día Mundial de la Diabetes que se celebrará el próximo viernes 14 de noviembre, de que las personas con esta patología deben de extremar su cuidado bucodental ya que “las infecciones bucales sin tratar pueden poner en peligro el control de la diabetes”.

Según el director médico de Vitaldent, Gustavo Camañas, esto se debe a que una enfermedad gingival severa “afecta al control de los niveles de glucosa en la sangre y favorece la progresión de la enfermedad”.

Por otra parte, la pérdida dentaria, causada entre otras, por las enfermedades periodontales, provoca que el paciente no mastique correctamente los alimentos, dificultando el seguimiento de una dieta saludable y equilibrada. “Esto repercute en una menor disponibilidad de nutrientes y complicaciones en el control de la glucosa en sangre”, añade.

En este sentido, informa de que además, las personas con diabetes tienen hasta un 300% más de probabilidades de sufrir enfermedades periodontales, que aquellos que no presentan esta patología. “Esto es así, porque las personas con diabetes, presentan un alto nivel de glucosa en la saliva, fluido que está en permanente contacto con dientes y encías”, asegura Camañas. Además, las enfermedades periodontales están asociadas a un peor control de la glucemia en los diabéticos.

Así, explica que “la glucosa favorece la creación de capa bacteriana que ataca a los dientes y encías, debilitándolas y llegando incluso a deteriorarlas hasta el extremo de que sangren, se inflamen o incluso pierdan piezas dentales”.

Estos problemas, no son los únicos que afectan con mayor incidencia a las personas con diabetes, ya que éstas presentan con frecuencia las encías enrojecidas, doloridas, hinchadas, sangrantes o separadas de los dientes, mal aliento y cambios en la mordida e hipersensibilidad en los dientes o aflojamiento de los mismos. Además, la acumulación de placa bacteriana, puede provocar xerostomía o sequedad bucal y la infección por hongos, conocida como candidiasis bucal.

“De hecho, en muchas de las revisiones bucales que realizamos, detectamos señales que indican que el paciente padece diabetes. La presencia de saliva espumosa y seca, y la irritación del tejido oral son signos de esta patología”, explica el doctor Gustavo Camañas.

Recomendaciones a seguir
Para tratar de evitar estos problemas, la Fundación Vitaldent, recomienda a las personas con diabetes cepillarse los dientes después de cada ingesta de comida, con un cepillo de cerdas finas y dentífricos con flúor, y utilizar colutorio e hilo dental.

También les aconseja beber agua durante todo el día, ya que esto evitará la formación de la capa de placa bacteriana; visitar cada seis meses al dentista para prevenir y detectar posibles problemas a tiempo, controlar la evolución de la enfermedad y orientar sobre los tratamientos y productos más adecuados.

Además, en el caso de ya presentar síntomas de enfermedad periodontal, invita a estas personas a someterse a tratamientos específicos, ya que el tratamiento periodontal podría mejorar el control de la glucemia en pacientes diabéticos.

 





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.