ESTÁS LEYENDO...

Insomnio de inicio o de mantenimiento, ¿cuál es el...

Insomnio de inicio o de mantenimiento, ¿cuál es el tuyo?

Según una encuesta realizada por la Fundación Nacional del Sueño, el 54% de los hombres y el 63% de las mujeres han sufrido uno o más síntomas de insomnio. Este trastorno se caracteriza por la incapacidad de conciliar o mantener un sueño reparador o suficiente que afecta al estado de ánimo o rendimiento del paciente durante el día. Somnisa, empresa que ofrece un tratamiento online para eliminar los problemas de insomnio, explica que hay dos tipos de insomnio: el insomnio de inicio es aquel en el que la persona no es capaz de conciliar el sueño en menos de 30 minutos, mientras que en el insomnio de mantenimiento el paciente sufre despertares nocturnos de más de 30 minutos o definitivos de manera precoz.

“El insomnio es un problema grave que repercute en muchos otros ámbitos de la vida del insomne como la irritabilidad, ganas de comer en exceso y ansiedad, problemas de concentración o mala memoria, entre otros”, comenta la Doctora Cristina Zunzunegui, creadora de Somnisa y experta en medicina del sueño. Por las consecuencias que tiene en la vida del individuo, es muy importante conocer las causas que pueden ocasionar el trastorno. Dentro de las médicas, caben destacar las enfermedades metabólicas y hormonales, neurológicas, reumatológicas, digestivas, cardiovasculares, así como enfermedades psiquiátricas como ansiedad, depresión o esquizofrenia.

Los factores ambientales como el trabajo por turnos o los viajes transoceánicos frecuentes también influyen en esta enfermedad de modo negativo sobre el individuo, así como los malos hábitos del sueño, uso de medicamentos o consumo de drogas.

Independientemente de las causas que lo produzcan, el insomnio puede ser transitorio, aquel que se produce durante un corto periodo de tiempo menor a un mes o crónico, que se prolonga en el tiempo durante un periodo superior a seis meses y puede durar años.

“Dormir mal de vez en cuando es normal y no quiere decir que se tenga insomnio. Cuando el dormir mal es muy frecuente o tiene consecuencias sobre nuestro estado de ánimo, rendimiento o nivel de ansiedad, podemos decir que se trata de un caso de insomnio. Tener problemas de sueño durante un tiempo limitado no significa necesariamente que se tenga insomnio. Muchas personas, al desconocer cómo mejorar su sueño, cambian sus hábitos y empeoran el problema. Así se establece un insomnio crónico con sus graves consecuencias para la calidad de vida y salud del individuo”, añade la doctora Zunzunegui.

 





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.