Jane fonda.

Este mismo mes de diciembre la hija del mítico Henry
Fonda cumplirá 69 años, ¡quién lo diría! Acaba de retomar su carrera como
actriz, protagonizando una nueva producción titulada La Madre del Novio,
en la que encarna a la suegra ficticia de Jennifer López. Tras de sí tiene tres
matrimonios fracasados, dos hijos y dos Oscar de Hollywood, uno por Klute
(1971) y otro por Volviendo a casa (1978). Muchos la recordarán, sin
embargo, por otros papeles en filmes taquilleros como Barbarella, Danzad,
danzad malditos
, Julia o En el estanque dorado,  último trabajo protagonizado por su padre,
Katherine Hepburn y ella misma.

¿Cuál fue la cosa más importante que su padre, Henry
Fonda, le legó? ¿Qué consejos recuerda con más frecuencia?

No, consejos no, porque mi padre no daba consejos. Me dio
la verdad de lo que era él mismo como persona. Era un hombre valiente, íntegro,
honesto, un hombre muy pegado a la tierra. Venía del Medio Oeste de Norteamérica,
le gustaba estar unido a sus orígenes y yo tengo mucho de esto. 

Acaba de presentar en España
su libro de memorias ¿No ha sentido cierto pudor al hablar de cosas tan íntimas
como su relación con Roger Vadim o el suicidio de su madre?

Precisamente. Esa es la razón por la cual
digo las cosas que digo. Ha sido duro para mí. Cuando cumplí 60 años me di
cuenta de que tenía una historia que contar pero para que significase algo para
la gente, para que la gente fuese capaz de aprender algo, tenía que ser
honesta. No lo cuento todo, solamente cuento aquellas cosas que pueden ayudar a
la gente a entender mi historia, y no lo escribí como si fuese un sucio
cotilleo.

¿Cuál ha sido la reacción de
sus lectores ante estas memorias?

Lo más importante es que ante el libro, que lleva en la
calle bastantes meses en los Estados Unidos, 
la reacción de hombres y mujeres, más de  mujeres que de hombres, es decirme que ?este libro ha cambiado
mi vida, ha cambiado el modo de verme a mí mismo
?. Hablo mucho del hecho de
ser padres y he recibido un montón de cartas de mujeres que me dicen que han
sentido que yo había escrito sus vidas con el libro. En cuanto a los hombres,
te diría que realmente esta es la historia de por qué una chica  desarrolla el constante deseo de complacer,
de gustar, porque siente que para ser amada tiene que ser perfecta.

En su libro cuenta que uno de los momentos
transcendentales en su vida fue el hecho de convertirse en abuela. ¿Por qué?

Convertirse en abuela es como tener una segunda oportunidad;
no somos demasiado sabios en la forma de ser padres cuando somos jóvenes.
Afortunadamente y en mi caso creo que ha sido así, se aprende un montón y se
desarrolla la sabiduría, aprendemos el modo de ser padres.

¿Ha sido usted una buena madre o le han quedado dudas con
respecto a su papel dentro de su familia?

Lo cuento en el libro. Es una forma de decirle a mis
nietos que este es uno de los errores que he cometido en mi vida, la razón por
la cual no he sido capaz de ser una madre mejor. Creo que es importante para
mis hijos y mis nietos, al igual que ha sido muy importante para mí, averiguar
por qué mis padres no fueron capaces de ser realmente buenos padres y no se
dieron cuenta de que sus errores no tenían nada que ver conmigo.

¿Cuál ha sido la reacción de
los lectores ante estas memorias?

Lo más importante es que ante el libro, que lleva en la
calle bastantes meses en los Estados Unidos, 
la reacción de hombres y mujeres, más de  mujeres que de hombres, es decirme ?este libro ha cambiado mi
vida, ha cambiado el modo de verme a mí mismo
?. Hablo mucho del hecho de
ser padres y he recibido un montón de cartas de mujeres que me dicen que han
sentido que yo había escrito sus vidas con el libro. En cuanto a los hombres,
te diría que realmente esta es la historia de por qué una chica desarrolla el
constante deseo de complacer, de gustar, porque siente que para ser amada tiene
que ser perfecta.

¿Puede hablarme de su trabajo a favor de los
adolescentes en el Centro Jane Fonda que ha fundado en Atlanta?

Tengo dos organizaciones en Atlanta aunque no son
propiamente instituciones. Uno es éste que mencionas; aquí tratamos con adultos
que trabajan con adolescentes, preparamos a científicos, médicos y enfermeras
del servicio de urgencias; a profesores; desarrollamos programas para escuelas
y padres para que enfrentarse a este momento en la vida  llamado adolescencia, dado que es un periodo
de desarrollo mental definitivo de nuestro ciclo vital, un período crítico y
muy importante. En nuestra fundación desarrollamos la habilidad de los médicos
para enfrentarse a esta fase de nuestra vida. Especialmente está dirigido a los
chicos muy pobres, chicos que han sufrido abusos sexuales o abusos emocionales.

Además desarrollamos un programa en el cual los chicos y
chicas pueden enfrentarse  a los medios
de comunicación, dado que son muy vulnerables a las presiones de los éstos, de
la publicidad. Ya sabes, te dicen ?tienes que ser delgada, tienes que ser
bella, tienes que ser importante, tener músculos en tu estómago? y esta clase
de cosas. Les enseñamos a separarse de estas influencias y a no ser tan
vulnerables. 

¿Qué consejos daría a las
mujeres que quieren permanecer tan jóvenes y en tan buena forma como se
mantiene usted, a pesar de su reciente operación de cadera y de los años?

Bueno sí, tienes que comer
de forma saludable y hacer ejercicio, ya sabes, las cosas que todo el mundo
sabe pero que nadie hace. Lo más importante es ser capaz de aceptar el hecho de
que nos volvemos viejos. Avanzamos hacia la muerte y tenemos que aceptarlo. No
es divertido, a veces tienes hacer algún sacrificio con la cirugía, para poder
andar, como me ocurre a mí, la ?reina del erotismo?, que tiene dificultades
para andar pero… son cosas que trae la edad. Antes de mi operación  hacía yoga, y espero poder hacerlo de nuevo.
Espero.

Se ha casado ya tres veces ¿
está pensando en casarse de nuevo?

No, no, con 68 años ¿para qué habría de casarme de nuevo?
Si me enamoro de nuevo, bien, pero sino, estará bien también. Antes de tener
una verdadera relación con una mujer o con un hombre ha de haber una relación
total contigo mismo y yo nunca la tuve antes. Ahora creo que la tengo. Lo que
no sé es si podré enamorarme, desconozco cómo se va a desarrollar el futuro.

¿Aceptaría un papel en una
película española?

Haría cualquier cosa por Pedro Almodóvar (risas).

Mientras vivía en Francia en
los años 60 conoció usted Europa y llegó a visitar nuestro país, incluso se
encontró con Heminway en Pamplona. ¿Qué diferencias ha encontrado en esta
última visita a nuestro país y a Europa en general?

Cuando estuve aquí, en 1992,
visité el Prado con Ted Turner y aquello fue fantástico, pero esta vez no
tendré tiempo. Me gustaría ir a Barcelona porque adoro aquel público y me
encanta la ciudad, y también a Bilbao y Sevilla, con más tiempo. También me
gustaría visitar Granada; cuando estuve en Sevilla me fascinó la combinación
entre la herencia árabe en el estilo arquitectónico y la cultura hispánica, muy
interesante y muy bello. No sé realmente cómo es Europa desde que no vivo aquí,
estuve solamente en Sevilla dos días, y los siguientes estuve con la promoción
del libro.

“Convertirse en abuela es como tener una segunda
oportunidad”



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page