ESTÁS LEYENDO...

El japonés Yoshinori Ohsumi gana el Premio Nobel d...

El japonés Yoshinori Ohsumi gana el Premio Nobel de Medicina

El japonés Yoshinori Ohsumi gana el Premio Nobel de Medicina

Yoshinori Ohsumi (Fukuoka, Japón, 1945) ha sido galardonado este lunes con el Premio Nobel de Medicina 2016 “por sus descubrimientos en la autofagia“, un procedimiento para degradar y reciclar componentes celulares, según ha anunciado el Instituto Karolinska de Estocolmo. Tras conocer el fallo, el premiado ha indicado que “es un honor poder ser valorado de esta manera porque yo he hecho un estudio de medicina básica. Este galardón es el mayor motivo de alegría y satisfacción para un científico”, explicó a los medios el biólogo de 71 años. También se ha dirigido a los jóvenes para señalar que “no toda la investigación científica puede tener éxito pero que es importante marcarse un reto“.

Ohsumi, sexto nobel de Medicina nacido en Japón, es doctorado por la Universidad de Tokio en 1974, pasó tres años en la Universidad Rockefeller, Nueva York, y regresó a la Universidad de Tokio, donde estableció su grupo de investigación en 1988. Es desde 2009 profesor en el Instituto de Tecnología de Tokio. El investigador ha recibido la noticia del premio mientras se encontraba trabajando en su laboratorio y se ha mostrado «sorprendido».

El concepto de autofagia surgió a mediados de los cincuenta, cuando los científicos observaron un compartimento celular en forma de saco que contenía enzimas capaces de digerir las proteinas, los carbohidratos y los lípidos. Este compartimento especial se conoce con el nombre de lisosoma y funciona como una zona de trabajo para la degradación de los componentes celulares. Las células podían destruir su propio contenido cerrándolo en membranas, formando una especie de vesículas que eran transportadas a un compartimento de reciclado, el lisosoma, para su degradación. Las dificultades en el estudio de este fenómeno mostraron que se sabía poco hasta que, en una serie de brillantes experimentos en la década de 1990, Yoshinori Oshumi utilizara levadura para identificar los genes esenciales para la autofagia. A continuación, pasó a dilucidar los mecanismos subyacentes de la autofagia en la levadura y mostró que la maquinaria sofisticada similar se utiliza en nuestras células.







¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.