ESTÁS LEYENDO...

Jesús vázquez. un simpático con carisma.

Jesús vázquez. un simpático con carisma.

Por Lola Bernardino Caro

Nadie imaginaría que detrás de este hombre de simpatía arrolladora y carisma indiscutible, capaz de meterse al público más difícil en el bolsillo, todavía queda mucho del niño extremadamente tímido y sensible que nació en El Ferrol hace 36 años.

A Jesús Vázquez aún le sorprende que le pidan autógrafos por la calle y confiesa, entre incrédulo y divertido, que no entiende para qué puede querer alguien un papel firmado por él. No es hombre de ambiciones materiales: hasta el mejor menú lo cambia por un plato de caldo gallego y un trozo de pan de bollo. Amante de la naturaleza y los animales, comenzó sus estudios de veterinaria hasta que el mundo de la moda llamó a su puerta, haciéndole cambiar de escenario para siempre. Ese sería su puente hacia la televisión y el primer paso de una trayectoria que ya todos conocemos: La Quinta Marcha, Hablando se entiende la Basca, La Central…etc. En la espiral de éxitos que viene cosechando actualmente, lo único que pide es un poco más de tiempo libre para estar con sus amigos y su familia.

  • Sin duda, la televisión es un medio en el te mueves como pez en el agua, pero, ¿qué es lo que te da la tele?

Bueno, aunque he hecho mis pinitos en el mundo del cine, el teatro y la música, la televisión ha sido y es el eje de mi vida. Es un trabajo bastante divertido, no sólo para mi, sino para todo el equipo. Ir todos los días a trabajar a un sitio donde te lo pasas bien, es una bendición…, no sé qué embrujo tienen para mi los platós, pero desde que me metí en uno por primera vez, pensé: aquí tengo que estar yo. Fue un flechazo definitivo.

  • No paras. Has estado compaginando “Busco pareja” con “Ésta es mi gente”, ahora tienes un nuevo proyecto para el verano, “Popstars”? ¿de dónde sacas tanta energía?

Pues no lo sé, supongo que mi metabolismo funciona así, o que es mi forma de ser. También es verdad que llevo una vida bastante sana, lo cual ayuda mucho. Intento no ser obsesivo, cuidarme, comer bien y descansar mis horas: es lo que me pide el cuerpo.

  • La mayoría de tus programas tienen un denominador común: son dinámicos, divertidos, dirigidos a un público joven… Sin duda, eres un presentador con un perfil definido, ¿no tienes miedo a que te encasillen?

No, me preguntan mucho eso, y lo que sucede es que yo estoy encasillado en mi mismo. La sensación que hay es que todos lo programas que hago son el mismo, pero el que soy igual soy yo, y eso se transmite al programa. Soy yo el que imprimo mi forma de trabajar y de comunicarme a todo lo que hago. Yo creo que haga lo que haga, le voy a dar mi sello, pero eso no voy a poder evitarlo, porque yo soy así y voy a seguir siendo así. Me alegra estar encasillado como juvenil, fresco, sincero…no quiero ser un presentador encorsetado.

  • ¿Hacia dónde te gustaría que evolucionara tu carrera?

Cada vez soy más ambicioso en lo que se refiere a mi vida privada y menos en lo profesional. Mi padre me dijo una frase que siempre tengo presente, y es que tienes que ser siempre consciente de quién eres y de lo que vales. Yo sé muy bien quién soy y lo que sé hacer, y no me preocupa hacer un programa más grande o ir a una cadena más grande… Me interesa mucho más otra parte de mi vida: disfrutar de mi restaurante, de una casa que me estoy haciendo en Galicia… mi ambición va más por ahí.

  • Te reconoces como bastante tímido ¿no es así?

En mi vida privada mucho, y en la profesional llevo la fama como puedo. Me da vergüenza que la gente me aborde, me diga piropos… yo sigo “flipando” cuando me piden un autógrafo, pienso que para qué quiere alguien un papel escrito con mi nombre… ¡es el precio de la fama!

  • ¿Qué haces en esos días en los que quieres desconectar de todo?

Me gusta mucho meterme en el restaurante del que soy socio, porque es como mi segunda casa aquí en Madrid. Además, tengo muy buen rollo con todo el equipo y somos como una pequeña familia. También me encanta escaparme a Galicia con mi familia y disfrutar de esa casa que me estoy construyendo y que es un sueño hecho realidad.

  • De patito feo a “play boy”, qué haces para mantener el cuerpo a tono, ¿te cuidas mucho?

Voy al gimnasio al menos tres o cuatro veces por semana y aprovecho durante horita y media para hacer mi ratito de ejercicios cardiovasculares, bicicleta, remo, footing y un poco de pesas para los músculos… Lo fundamental es que soy disciplinado y constante. En cuanto al tipo de alimentación, sé lo que me sienta bien y lo que no. Intento comer sano, mucha verdura, mucha fruta, mucha fibra, hidratos de carbono y proteínas. Me he fabricado una especie de dieta que a mí me va muy bien y me da vitalidad.

  • ¿Qué es lo que no falta jamás en tu neceser?

Un desodorante hipoalergénico y sin olor. También me gusta mucho todo lo homeopático, y en general los productos farmacéuticos los conozco bastante bien.

  • ¿O sea, que eres de los que visita con frecuencia a su farmacéutico?

Te voy a confesar que soy un poquito farmacodependiente. Me encanta ir a la farmacia a pillar todo lo nuevo: cosita que sale, cosita que pruebo. Hasta tengo que vaciar de vez en cuando el neceser porque es como una especie de farmacia-bazar?Ya me he hecho amigo de la farmacéutica de mi barrio. Ahora estoy enganchado a la homeopatía y me va muy bien, porque no me he pillado un catarro en todo el invierno.

  • A la hora de hacer un viaje, ¿qué es lo primero que metes en la maleta?

Vaqueros y camisetas…¡Ah!, y un repelente de insectos, porque aunque odio a los mosquitos, ellos me quieren mucho…



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page