ESTÁS LEYENDO...

Jornada sobre párkinson en el Virgen del Rocío

Jornada sobre párkinson en el Virgen del Rocío

Jornada sobre párkinson en el Virgen del Rocío

Un equipo de profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha celebrado la jornada internacional ‘Exchange Program in Parkinson’s Disease’, con el objetivo de ampliar la formación de un grupo de 50 neurólogos europeos. En concreto, el equipo multidisciplinar que integra a la Unidad de Trastornos del Movimiento ha compartido los tratamientos más novedosos que utiliza frente a esta enfermedad, así como su coordinación y organización para el mejor manejo y abordaje de esta patología.

Neurólogos, profesionales de la Enfermería, biólogas, genetista, bioingenieros y neuropsicólogos integran este servicio, que realiza una labor muy extensa en la investigación, además de la clínica. De hecho, mantienen varias líneas abiertas que abarcan evaluación clínica, desarrollo de ensayos clínicos y realización de estudios genéticos.

“El conocimiento de la etiopatogenia de enfermedades como la enfermedad de Parkinson, por su elevada prevalencia, resulta de gran interés desde el punto de vista científico. Por ello, el grupo está inmerso en estudios que engloban el reconocimiento de diferentes biomarcadores (genéticos, metabólicos, de neuroimagen, etc) en relación con la génesis y evolución de la enfermedad.” explica el doctor Pablo Mir, neurólogo del hospital Universitario Virgen del Rocío y uno de los coordinadores de la formación.

En la actualidad, la unidad de enfermedades raras que cursan con trastornos del movimiento atiende a más de 700 pacientes con enfermedad de párkinson cada año y, de ellos, alrededor de 150 se encuentran en una fase inicial de los síntomas y otros 250 sufren la patología en su forma avanzada.

El párkinson, uno de los trastornos del movimiento más frecuentes

El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante que afecta en España a unas 160.000 personas, unas 22.000 en Andalucía. De ellas, el 10% sufre la patología en estado avanzado. La enfermedad cursa con síntomas motores (lentitud de movimientos, temblor, rigidez, inestabilidad postural) y no motores (trastornos del sueño, estreñimiento, fatiga, problemas visuales, respiratorios, urinarios, cognitivos o problemas psicológicos).

Actualmente, existen varios tratamientos y estrategias terapéuticas eficaces que ayudan a controlar los síntomas y a mejorar la calidad de vida de las personas con la patología. Los pacientes pueden presentar diferentes estadios clínicos y por ello, el manejo en las diferentes etapas de la enfermedad difiere. “Durante los primeros años de evolución, el uso de terapias orales logra el control de los síntomas. Sin embargo, si existen complicaciones motoras a lo largo de la enfermedad, el protocolo de actuación se dirige a la aplicación de alguna de las terapias avanzadas. Según el perfil del paciente y preferencias del mismo, estructura social y familiar, se opta por la alternativa que más se adapte al afectado” concluye el doctor Mir.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.