JOSÉ ORTEGA CANO

“He renacido de mis propias cenizas”


Su nombre alude a uno de los máximos exponentes del toreo hecho arte. Pero decir José Ortega Cano significa mucho más. Empresario, ganadero y, también, un más que desenvuelto bailarín como nos acaba de demostrar, el maestro es ante todo una bellísima persona que imprime de la misma “finura y hondura con que torea” – ésa a la que su mujer, la gran Rocío Jurado, reiteraba en el pasodoble que le dedicó-  todos los actos de su vida.

Muchos, cuando conocieron su participación en el programa Mira quién baila  no salían de su asombro, pero los entendidos tenían la plena seguridad de que el maestro se lanzaba al ruedo del fox trot o la samba con la misma decisión que ha vuelto a batirse en la arena en su reciente reaparición y que iba a salir por la puerta grande, como así fue. Todos fuimos testigo de los difíciles momentos que le tocó vivir hace casi tres años y de ahí la admiración que unánimemente ha despertado a nivel general su “vuelta a la vida” y, sobre todo, esa actitud positiva que contagia a todos los que están a su alrededor. Ortega Cano está en un buen momento, tanto personal como profesional, demostrando la eficacia del tesón y una lucha constante ante la adversidad que le han convertido en una auténtica ave fénix.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosEl maestro ha canalizado su dolor en solidaridad y actualmente es protagonista de la campaña para la prevención del cáncer de colon que bajo el lema Prevenir es vivir ha puesto en marcha la Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon en colaboración con cinco sociedades científicas y dos organizaciones que se han unido para apoyar esta iniciativa.


-¿Qué es lo que le ha llevado  colaborar en esta campaña contra el cáncer de colon?


Soy muy consciente de lo que significa tener cáncer. Desgraciadamente, fue una experiencia muy dura y triste que viví  tanto con mi mujer como con mi padre. Por ello, creo que son muy importantes este tipo de campañas para concienciar a los españoles de que estén atentos y se realicen las revisiones médicas regularmente, sobre todo aquellos que tienen una edad similar a la mía, para así diagnosticar a tiempo esta enfermedad. Si el cáncer de colon se detecta pronto, hay muchas posibilidades de curarse, por lo que todos debemos hacer ese esfuerzo. Merece la pena, porque estamos hablando de salvar vidas y evitar una experiencia tan grave y triste como la que vivimos en mi familia.


-Desde su perspectiva y experiencia vital, ¿qué consejo daría a aquellas personas que han de enfrentarse a la situación de tener a un familiar con cáncer?

Yo admiro mucho la actitud de las personas que padecen esta enfermedad, sobre todo su tesón y la fortaleza que demuestran. Actúan valientemente y tienen un gran dominio de sí mismos, como si no les estuviera pasando nada, por lo que lo tienen muy claro: es una dificultad más en la vida que tienen que superar; hay que tirar siempre hacia delante. Y esa misma actitud ayuda mucho a los familiares.


-Le vemos últimamente en una forma física envidiable. ¿Cómo consigue mantenerla?, ¿sigue algún tipo de régimen o dedica mucho tiempo a cuidarse?


Sí, claro. La alimentación y el deporte son muy importantes. Me gusta comer bien, caminar y correr por el campo. Cada vez lo hago más, porque hacer ejercicio me sienta muy bien. Además, debido a mi profesión, tengo que mantenerme en una buena forma física y dar una buena imagen, sana y deportista.


-Ha declarado que su experiencia en el concurso televisivo “Mira quién baila” le ha resultado muy positiva. ¿Recomendaría el baile como terapia?

Sí, por supuesto. Para mí ha sido una gran experiencia que siempre recordaré con mucho cariño. Me encanta la música y el baile; te hacen sentir muy bien. Por eso se lo recomiendo a todo el mundo, sobre todo, a los grandes mandatarios. Mi mujer solía decir que los gobernantes deberían escuchar más música, ya que eso les haría más humanos. Y yo estoy de acuerdo con ella. Estoy seguro de que así se liberarían de tensiones, se relajarían y, de esta manera, les sería más fácil tomar decisiones acertadas para arreglar este mundo que, desgraciadamente, no va tan bien como todos desearíamos, ni mucho menos.


-¿Cómo es el día a día de Ortega Cano cuando no torea?


Soy un hombre sencillo y me encanta pasar tiempo con mi familia y mis amigos. Sin embargo, en ocasiones, también me gusta estar solo para leer, escuchar música o caminar por el campo, una de mis grandes aficiones.


-Toda su trayectoria profesional y personal hace de usted un ejemplo de superación ante las adversidades. ¿Se considera un ave fénix?


Podríamos decir que sí, que he renacido de mis propias cenizas. Soy constante y tenaz. Lo que tengo claro es que hay que afrontar cualquier situación con la cabeza alta y luchar, seguir luchando siempre.


-¿Qué tal lleva el hecho de ser padre de unos hijos, José Fernando y Gloria Camila, que ya entran en el periodo de la adolescencia?; ¿qué es lo que más le preocupa de esta etapa en los tiempos que corren?


Estoy muy orgulloso de ellos; son muy buenos chicos. Hay momentos distintos, pero vivimos juntos cosas muy bonitas. Me emocionan mucho y es muy bonito verles crecer. La niña ya se ha convertido en toda una señorita. En realidad, mis hijos son los que dan sentido a mi vida.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?