ESTÁS LEYENDO...

JUDIT MASCÓ: “Estar en buena forma física mejora m...

JUDIT MASCÓ: “Estar en buena forma física mejora mi autoestima, mis emociones y me aporta bienestar”


No necesita presentación, ya que lleva muchos años siendo uno de los rostros más populares del mundo de la moda. Pero a esta mujer, madre de familia numerosa, no hay reto que la frene: he hecho incursiones en el cine, escribió dos libros, presentó programas de televisión y colabora con distintos medios, además de participar activamente en un buen número de ONGs.

Ahora Judit Mascó ha emprendido una nueva aventura: es la madrina de Om3gafort, una marca de complementos nutricionales del Grupo Ferrer. De este nuevo proyecto –“un regalo”, tal y como lo define ella-, de sus secretos para mantenerse en forma y cuidar su salud y de sus inquietudes solidarias nos habla en esta entrevista.

¿Qué es lo que te ha llevado a implicarte de forma tan activa en la campaña de Om3gafort?, qué te está aportando a nivel personal esta iniciativa?

¡Me hace mucha ilusión y supone un nuevo reto para mí! Este es un compromiso con el que me siento identificada, me ilusiona y sé valorarlo ahora más que nunca. Me encanta trabajar como modelo, me gusta presentar eventos, me divierten mis colaboraciones en radio o televisión, pero implicarme de lleno en esta campaña para mí es un regalo. Aprendo mucho del equipo de Om3gafort sobre temas relacionados con la alimentación y la salud, y estoy viviendo en primera persona los cambios positivos que aporta y la importancia de complementar mi dieta con la toma de complementos alimenticios de Omega 3. Y también me ha hecho adquirir conciencia, como madre y esposa, de la necesidad de ese ácido graso, con lo que muchos hábitos en mi casa han cambiado: ahora se come pescado azul más a menudo y toda mi familia, incluyendo mis padres, están muy concienciados de los beneficios que estos nutrientes tienen en las diferentes etapas de la vida.

¿Crees que las mujeres estamos debidamente concienciadas e informadas sobre los cambios que debemos ir adoptando en nuestros hábitos y rutinas con el paso del tiempo, sobre todo a partir de los 40?
El papel de la mujer en nuestra sociedad ha evolucionado durante las últimas décadas, con la paulatina incorporación en el mercado laboral y en todos los ámbitos sociales, y ahora tenemos la necesidad de conciliar la vida personal, familiar y laboral. Y digo esto porque ahora más que nunca las mujeres deberíamos estar concienciadas para cuidarnos de manera activa en todas las etapas de la vida. En este sentido, es importante conocerse a una misma  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentospara comprenderse mejor, cuidarse, tomar decisiones acertadas, quererse… porque, ¿cómo podemos estar bien con otras personas si no sabemos estar a gusto con nosotras mismas? Es ahora, a partir de los 40, cuando tengo plena conciencia de la importancia de ser activa en el cuidado de mi salud y la de los míos, sobre todo a través de la alimentación, comiendo una dieta variada, sana y equilibrada. Y también intento mantener siempre mi mente activa para evolucionar y sentirme estimulada e ilusionada con nuevos proyectos. En definitiva, hay que quererse y mimarse por dentro, porque eso se nota por fuera.

¿Cuál es tu secreto para mantenerte en forma?, ¿sigues algún tipo de dieta o rutina de ejercicios?
Intento ser constante con el ejercicio físico, aunque mis compromisos profesionales no siempre me lo permiten, pero mi rutina es asistir dos veces por semana a clases de yoga Ashtanga, y una vez a la semana cumplo con la tabla completa de Pilates. Con estas disciplinas mantengo a raya mi flexibilidad y mi fuerza y me siento ágil. He aprendido a integrar en mi día a día las posturas adecuadas que no perjudican a mi espalda. A esto uno mis excursiones con los palos de Nordic Walking, a los que me he aficionado últimamente. Estar en buena forma física mejora mi autoestima, mis emociones y me aporta bienestar. En cuanto a la alimentación, como de todo, muy variado y equilibrado, y no sigo ninguna dieta.

Como madre de familia numerosa, ¿qué pautas alimenticias crees que se deberían seguir para frenar los problemas de obesidad y desórdenes alimentarios que se están detectando cada vez más en niños y adolescentes?
Salud y educación son dos palabras que sintetizan lo mejor que podemos darles a nuestros hijos durante su infancia, así que pienso que somos los padres los que de manera cotidiana debemos actuar responsablemente y proporcionarles unos buenos hábitos alimenticios. El mejor antídoto a los temidos trastornos alimenticios, ya sea la obesidad o las anorexias y bulimias tan propias de los adolescentes, es acostumbrar a los niños a la comida sana, intentando que coman de todo, de manera equilibrada y con criterio. Tenemos la inmensa suerte de pertenecer a la cultura mediterránea, y nuestra tradición culinaria está considerada la mejor del mundo. Y muy importante creo yo es el tiempo que compartimos con nuestros hijos alrededor de la mesa, donde se habla con ellos y se les escucha, llegando a ser un momento de máxima cohesión familiar. Conseguir que cada comida sea un rato placentero y esperado es lograr el camino de los buenos hábitos alimenticios. ¡Y eso es para toda la vida!

¿Crees que hemos avanzado algo respecto a la concienciación de los jóvenes sobre los riesgos de las dietas milagro y la tiranía de las tallas pequeñas o aún queda mucho por hacer en este tema?
Me gustaría pensar que hemos avanzado, pero es cierto que la imagen y la estética, a determinadas edades, marca demasiado, ya que están influenciadas por la fuerte presión de los cánones de belleza actuales. Pensar que el aspecto exterior es más importante que nuestro ser es triste ya que, como bien sabemos, la juventud y el físico se deteriora con los años, sin embargo el “cómo somos” puede llegar a ser nuestra máxima riqueza, que nos acompañará hasta nuestros últimos días.

¿Qué opinas del abuso que hacen muchas modelos y personajes famosos de las cirugías y técnicas estéticas?
Pienso que los extremos no son nunca buenos. Estoy de acuerdo en cuidarme y prevenir todo aquello que esté en mis manos; de hecho, yo vivo de mi imagen. Todos los cuidados relativos a mi salud y mi bienestar hacen que me sienta mejor para enfocar mi trabajo en el día a día. Pero a veces nos volvemos demasiado exigentes e incluso paranoicos por querer ser lo que no somos. El paso por un quirófano sólo lo veo necesario por cuestiones de salud o situaciones de inseguridades suficientemente importantes. El uso extremo de la cirugía estética y querer aparentar lo que no somos me parece un engaño hacia uno mismo. Pero no por ello me posiciono radicalmente, ya que en algunas ocasiones, puede ser una vía de escape para sentirse mejor.

Tu implicación en las causas solidarias es de sobra conocida. ¿Qué crees que habría que hacer para que, con la que está cayendo, la sociedad actual arrimara un poco más el hombro con los más desfavorecidos?
Es mucha la gente que está concienciada de la necesidad de hacer cambios en nuestro mundo, y tan solo necesitan conocer cómo actuar y un pequeño impulso. Sabemos que todos tenemos o deberíamos tener unos derechos mínimos (comida, hogar, educación, salud), y como no todo el mundo puede ejercer sus derechos, nosotros debemos implicarnos y favorecer que se cumplan. Sólo lo lograremos si hacemos que las cosas cambien y asumimos todos una responsabilidad colectiva. Y ahora más que nunca. Cuando me implico y comprometo es cuando me encuentro útil en esta sociedad, y eso me hace sentir bien y feliz. El otro día leí un interesante informe según el cual unos cuatro millones de españoles participan en algún tipo de voluntariado, y la cifra va en aumento cada día, ante los acontecimientos que estamos viviendo y sufriendo. Pero, comparados con Europa, estamos en la zona baja en lo que a solidaridad se refiere. Helder Camera, el poeta de los pobres, dijo una frase que a mí me gusta mucho: “Nadie es tan rico que no pueda pedir, como nadie es tan pobre que no pueda dar”.

Todos tenemos la capacid
ad de aportar algo al bien común. Animo a todos a experimentar la experiencia de hacer algo por los demás, ya que genera bienestar y felicidad. Sólo nosotros podemos elegir nuestros pensamientos, actitudes o comportamientos, y cuando éstos se dirigen hacia los demás de forma auténtica y sincera, se convierte en una sensación única. Creo que pocas experiencias dan más sentido a nuestra vida que hacer mejor la de los demás.

Y por último, Judit: ¿echas algo de menos de tu etapa en el mundo de la moda?, ¿qué balance haces de tu trayectoria profesional?

Sigo trabajando como modelo. Aunque dejé hace muchos años las pasarelas, hago campañas de publicidad siendo la imagen de prestigiosas marcas, protagonizando editoriales de moda y presentando eventos. Tengo mi espacio semanal de radio en Catalunya Radio y escribo eventualmente en algún medio de comunicación. Después de tantos años trabajando en el mundo de la moda, me siento orgullosa y sobre todo agradecida no sólo por trabajar sino por saberlo disfrutar cada vez más. Es ahora cuando me doy cuenta de la suerte que he tenido y, también, de lo mucho que he trabajo.

Por Carla Nieto



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page