ESTÁS LEYENDO...

Justicia social para mejorar la salud de la poblac...

Justicia social para mejorar la salud de la población

Justicia social para mejorar la salud de la población

Hay que estudiar las enfermedades pero también el peso que los determinantes sociales tienen en su aparición y agravamiento. Así lo afirma la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), que el 7 de abril organiza en su sede (c/ Arrieta, 12) a las 18:00 horas una Sesión Conmemorativa por la celebración del Día Mundial de la Salud.

 enfermedades globales, globo, tierraEl Académico de Número Juan del Rey Calero asegura que en cierto modo se trata de “analizar la causa de las causas”. “Es necesario hacer un esfuerzo por conocer la taxonomía de las injusticias y tratar de evitar las inequidades en salud asociadas a la pobreza, el paro, la falta de educación o la discapacidad. Apelando a la justicia social se puede mejorar la salud de la población”, comenta el profesor Del Rey Calero. Un objetivo nada fácil si se tiene en cuenta que en estos momentos un 13% de los ciudadanos vive bajo el umbral de la pobreza, es decir algo más de dos millones de hogares. El paro afecta al 20% de la población activa; un porcentaje que aumenta en el caso de los inmigrantes (30%) y se duplica en el caso de los jóvenes (43%).

Para hacer frente a la actual crisis económica, el Académico Del Rey Calero es partidario de favorecer una mayor conciencia del gasto y que éste se oriente a los resultados. “Tenemos que ser capaces de involucrar por igual a los profesionales y a los usuarios del sistema. Son precisas medidas que contribuyan a evitar lastres como la duplicidad en los servicios, el consumismo improcedente de medicamentos o el gasto ineficaz”, asegura.

Objetivos del milenio
En la jornada de mañana, el profesor Antonio Sáez, presidente de la Asociación Iberoamericana de Medicina y Salud Universitaria, abordará los Objetivos del desarrollo del milenio, epígrafe que hace referencia a áreas relevantes para la salud como la pobreza y desnutrición, la educación básica, la salud infantil y maternal, las enfermedades infecciosas, el medio ambiente o la igualdad de género.

En un estudio de hace un par de años, la Organización Mundial de la Salud estableció cinco grandes riesgos para la salud: malnutrición infantil, sexo no seguro, falta de agua y saneamiento, consumo de alcohol e hipertensión arterial, problemas todos ellos que juntos están detrás de 60 millones de muertes al año.

La hipertensión arterial es uno de los factores clave. Precisamente el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, José Ramón Banegas, analizará en la RANM las estrategias de prevención en enfermedades crónicas como la hipertensión, el colesterol alto o la diabetes. Y es que, como recuerda el profesor Del Rey Calero, hay unos 11 M de Hipertensos  el 36 % mal controlados, la tasa estandarizada de dislipemias en adultos es del 40%,y de diabetes 23%,  (estudio DARIOS) “la falta de control de la tensión arterial está detrás del 13% de la muertes anuales, por delante del tabaco (9%), la diabetes (6%), el sedentarismo (6%) y el sobrepeso (5%). Por ello hay que fomentar la Educación en Salud y los modos de vida saludables”.

Otro de los contenidos de la sesión de la RANM es la prevención de enfermedades infecciosas a través de la vacunación, un aspecto que será objeto de análisis por el profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos, Angel Gil de Miguel. Actualmente, según  Del Rey Calero, “los procesos infecciosos suponen  nada menos que el 26% de las muertes a nivel mundial. De hecho, este mismo año la OMS se esfuerza por concienciar a la gente en el bueno uso de los antimicrobianos para evitar la aparición de las temidas resistencias. En España consumimos 20,15 dosis diarias de estos fármacos por 1.000 habitantes; los más utilizados son los derivados de las penicilinas (62%), seguidos de las quinolonas (12,2%), los macrólidos (9,7%) y las cefalosporinas (7,9%)”.

Respecto a la infección por VIH, en España hay unos 130.000, de los cuales un tercio desconoce que está infectado. El profesor Del Rey Calero destaca cambios notables en la evolución de la enfermedad. Frente al pico de incidencia concentrado en la primera mitad de los noventa, ésta se ha ido reduciendo a partir del año 1997. En 2009 se registraron 2.264 casos. También se ha ido transformando la vía más frecuente de transmisión: antes la mayoría se infectaba al compartir jeringuillas y ahora siete de cada diez casos (77%) lo hacen por transmisión sexual. Aún es común que muchos pacientes, en torno al 40%, estén además coinfectados por el virus C de la hepatitis.

El académico Juan del Rey Calero recuerda que las vacunas han constituido, junto al agua potable, uno de los mayores logros de la salud pública. “Es una cadena de avances que arranca en la vacuna de Jenner de 1796. Otros hitos destacables son el uso en 1880 que hizo Pasteur de  los virus atenuados o la vacuna de Salk y Sabin que permitió hacer frente a la poliomielitis, cuyo último caso en España data de 1989”Contra los meningococos hay vacunas eficaces, no tanto para el B, frecuente en Europa, se prepara una nueva vacuna (con porinas y factor de unión fHbp) que podría cubrir el 85% de estas infecciones.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?