ESTÁS LEYENDO...

La actividad física puede llegar a ser más efectiv...

La actividad física puede llegar a ser más efectiva que las terapias farmacológicas

En términos de coste-efectividad y para tratar ciertas patologías como la obesidad.

La Fundación Iberoamericana de Nutrición, junto con la Universidad de Granada y el parque de las Ciencias, en colaboración con The Coca-Cola Company en España, ha organizado la I edición de sus cursos de verano bajo el título “Equilibrio energético y estilos de vida saludable”. 

Durante tres días, universitarios y profesionales interesados en las ciencias de la Alimentación y la Nutrición podrán intercambiar opiniones y experiencias al tiempo que actualizan conocimientos en torno al balance energético y control del peso corporal, los requerimientos de nutrientes y guías de alimentación y estilos de vida saludable, la práctica deportiva, estrategias para combatir el sobrepeso y obesidad, y nuevos desafíos en los hábitos de vida saludable.

“Se trata de crear un espacio para el conocimiento, pero también para el ocio y la convivencia. El programa consta de mesas redondas sobre la temática que nos ocupa y de actividades externas al foro de debate como una práctica de actividad física, una sesión de cata de un alimento y una visita a la exposición Nutrición, impulso vital”, sostiene el Dr. Ángel Gil, Catedrático del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular II de la Universidad de Granada y coordinador del curso.

Ingestas recomendadas de nutrientes
Una de las primeras mesas redondas versará sobre los requerimientos de nutrientes y guías de alimentación y estilos de vida saludable. Participarán expertos como los doctores María Dolores Ruiz, Catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Granada y coordinadora del curso; Jonatan Ruiz, investigador Ramón y Cajal de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada; y Javier Aranceta, profesor asociado de Salud Pública y Nutrición Comunitaria, Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Navarra.

Para comenzar, la Dra. Ruiz asentará las bases sobre la cantidad de nutrientes esenciales que, sobre la base del conocimiento científico, se consideran adecuadas para cubrir las necesidades nutricionales de distintos subgrupos de población sana.

En su opinión, “las ingestas recomendadas son guías cuantitativas sobre la cantidad de energía, macronutrientes (hidratos de carbono, lípidos y proteínas), minerales y vitaminas que las personas sanas deben tomar para cubrir sus necesidades y prevenir las deficiencias nutricionales”.

Estas recomendaciones varían en función de la actividad física, sexo y edad. Tal y como apunta el Dr. Aranceta, “el principal objetivo de las Guías Alimentarias es reducir la mortalidad y la morbilidad prematuras por enfermedades crónicas evitables. Se trata de plantear recomendaciones confortables para comprar, cocinar y comer de una manera saludable y sostenible”.

Estas guías son cada vez más necesarias, sobre todo desde que se conocen los últimos resultados de la Valoración Nutricional de la Dieta Española de acuerdo al Panel de Consumo Alimentario (2012). “Estamos observando un alejamiento del patrón de dieta Mediterránea. Este hecho ya se puso de manifiesto en el año 2000 y aunque no ha empeorado, tampoco se ve una tendencia al cambio sobre todo en la población adulta joven”, añade la Dra. Ruiz.

Teniendo en cuenta este escenario, las nuevas guías alimentarias abandonan la propuesta de alimentos buenos y alimentos malos y se encaminan hacia una propuesta de alimentación confortable en la que se persigue como primer objetivo el equilibrio energético. El Dr. Aranceta sostiene que “necesitamos conseguir un adecuado equilibrio energético y la mejor garantía de conseguir nuestro objetivo será aumentando el gasto energético relacionado con la actividad física”.

Estilos de vida saludable y ejercicio físico
Es necesario dedicar más tiempo a mejorar los estilos de vida de nuestros hijos y personas mayores a nuestro cargo. La familia es el núcleo esencial de promoción de la salud. “El sistema educativo y el sistema sanitario nos pueden ayudar, pero nosotros como individuos y como personas responsables de la familia o grupo social debemos adquirir el protagonismo y la responsabilidad de mejorar en todos los frentes. Para ello, hay que dedicar más tiempo a comprar mejor, cocinar mejor, comer en armonía y  consensuar actividades que nos permitan disfrutar de un espacio en contacto con la naturaleza, las actividades deportivas, el arte y la cultura”, concluye el Dr. Aranceta.

Los expertos recomiendan que las personas adultas realicen 150 min de actividad física a la semana, o lo que es lo mismo, 30 minutos al día, mientras que los niños y adolescentes deberían realizar al menos 60 minutos al día.

En opinión del Dr. Jonatan Ruiz, “hay suficiente evidencia científica que indica que la práctica regular de actividad física mejora la salud mental y física de personas sanas y enfermas, y que mejora el estado de felicidad de las personas haciéndolas más productivas”.

En términos de coste-efectividad, la actividad física puede llegar a ser más efectiva que las terapias farmacológicas para tratar ciertas patologías como la obesidad o la diabetes tipo 2, aunque los mecanismos que median estos efectos son todavía desconocidos, sostiene este experto.

Sobrepeso y obesidad
Al hablar de estilos de vida saludable, es inevitable abordar el tema del sobrepeso y la obesidad. Las causas de la obesidad son multifactoriales pero cobran gran importancia los hábitos de vida como el tener una ingesta calórica elevada y desequilibrada, y el sedentarismo. Las consecuencias son múltiples. La Dra. Mercedes Gil-Campos, Facultativo Especialista de Pediatría, Unidad de Metabolismo e Investigación Pediátrica, Instituto Maimónides de Investigación Biomédica, Servicio de Pediatría, HU Reina Sofía, Córdoba, apunta que las más relevantes son “el riesgo de diabetes tipo 2, hipertensión arterial, y enfermedad cardiovascular. Estamos empezando a ver estas enfermedades en adolescentes; una situación que hace décadas era inexistente”.

En relación a la obesidad infantil, esta experta sostiene que “estamos ante una epidemia mundial que en nuestro país continúa aumentando de forma progresiva. De hecho, los últimos datos del estudio ALADINO muestran que un tercio de los niños españoles tienen sobrepeso y obesidad, especialmente es llamativo el aumento en las islas Canarias y Andalucía”.

Por este motivo, hay que educar a la población infantil y adulta para lograr una vida acorde a hábitos saludables con una alimentación equilibrada, practicando actividad física de forma regular, y evitando hábitos sedentarios.

Pirámide FINUT
La pirámide nutricional diseñada por la Fundación Iberoamericana de Nutrición es una innovadora pirámide que incluye, además de aspectos nutricionales, la importancia del descanso y la actividad física y la correcta relación con el medio ambiente.

“La Pirámide FINUT se ha publicado recientemente en Advances in Nutrition, una revista científica de impacto, y próximamente se va a publicar en español para que sirva de apoyo y difusión a los hábitos de vida saludable en un entorno sostenible”, concluye el Dr. Ángel Gil.





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *