ESTÁS LEYENDO...

La atención farmacéutica, clave para tratar la hep...

La atención farmacéutica, clave para tratar la hepatitis C

El paciente que inicia el tratamiento de la hepatitis C habitualmente demanda información relacionada con su enfermedad y los efectos secundarios asociados, lo que requiere apoyo por parte de un equipo multidisciplinar. En este sentido, el farmacéutico hospitalario juega un papel clave con el equipo médico, integrado además por otros especialistas como enfermeros, psicólogos, psiquiatras, dermatólogos y endocrinos.

El farmacéutico actúa como “elemento de soporte con el médico y su papel se fundamenta en explicar al paciente las barreras y dudas que puedan presentarse, con el fin de fomentar la adherencia al tratamiento, control y manejo de los efectos adversos y evitar los abandonos voluntarios”, apunta Mercè Ardèvol, del Servicio de Farmacia del Hospital Germans Trias i Pujol (Barcelona) y una de las coordinadoras de la IV Jornada de Hepatopatías Víricas, organizada por el Grupo de Hepatopatías Víricas de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (GHEVI) con la colaboración de Roche.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosLos efectos adversos más frecuentes asociados al tratamiento de la hepatitis C son la aparición del síndrome pseudogripal, alteraciones gastrointestinales, sequedad de piel y mucosas, pérdida de apetito, alteraciones neuropsiquiátricas y alteraciones hematológicas (anemia, neutropenia y trombocitopenia).

La mejor forma de tratar estos efectos adversos suele ser “la prevención ya que  minimiza la sintomatología, de forma que aunque aparezcan lo hacen con menor intensidad y por tanto no empeoran la calidad de vida del paciente”, señala Nuria Rudi del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Parc Taulí (Barcelona) y coordinadora de la Jornada.


Atención Personalizada
Dada la importancia del correcto cumplimiento del tratamiento para alcanzar la curación, el papel del farmacéutico adquiere una máxima relevancia. La atención personalizada al paciente que realizan y la resolución de sus dudas acerca de los efectos secundarios y del tratamiento, ayudan a que esté motivado y comprenda mejor su enfermedad y, por tanto, que realice su tratamiento correctamente.

Los pacientes acuden mensualmente a la Consulta de Farmacia. De esta manera, se trata de profesionales “de fácil acceso para los pacientes y por tanto cercanos a sus inquietudes y miedos. Actúan como fuente de información en colaboración con el equipo médico, para lograr un estrecho seguimiento de los pacientes”, afirma Nuria Rudí.

El impacto de la atención farmacéutica se recoge en los resultados preliminares del Estudio IRYS, cuyo título es “Impacto de la atención farmacéutica regulada sobre la respuesta virológica en Hepatitis C crónica y la permanencia en el tratamiento con interferón pegilado alfa-2a y ribavirina”, del cual se hizo una revisión en esta Jornada. Se recogen datos de lo que esperan los pacientes del Servicio de Farmacia Hospitalaria y qué atención reciben durante el tratamiento.

Mejora en el abanico terapéutico

El arsenal terapéutico para la hepatitis C ha mejorado considerablemente, desde el uso del interferón en monoterapia hasta la llegada del interferón pegilado y la incorporación previa de la ribavirina. El tratamiento recomendado para la hepatitis C es la combinación de interferón pegilado y ribavirina.

Además se han ido incorporando progresivamente tratamientos concomitantes que permiten paliar en mejor medida los efectos adversos. Esto incide sobre un aspecto primordial como es la calidad de vida del paciente, que al mismo tiempo ayuda a disminuir los abandonos de tratamiento.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?