ESTÁS LEYENDO...

La automedida de la presión arterial puede evitar ...

La automedida de la presión arterial puede evitar diagnósticos erróneos en consulta

La automedida de la presión arterial puede evitar diagnósticos erróneos en consulta

El “efecto de la bata blanca” (elevación de la presión arterial condicionada por la presencia del médico) es uno de los diagnósticos erróneos más frecuentes

La automedida de la presión arterial (AMPA) podría evitar entre el 23 y el 46% de diagnósticos erróneos de hipertensión arterial provocados por el “efecto de la bata blanca”, que consiste en la elevación de la presión arterial durante la consulta, teniendo sin embargo unos valores normales en las mediciones realizadas fuera del ámbito sanitario.

La automedida domiciliaria, es por tanto, un paso decisivo para hacer frente a una enfermedad que afecta “en España a cerca del 40% de la población, porcentaje que supone una cifra de casi 14 millones de hipertensos y que se incrementa a más del 60% en mayores de 60 años”, tal y como ha asegurado el doctor Emilio Márquez Contreras, secretario de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) y coordinador del Grupo de Cumplimiento e Inercia de esta entidad.

La hipertensión arterial es una de las principales causas de fallecimiento en España y, a pesar de los avances en su tratamiento y el consenso existente en el manejo diagnóstico y terapéutico de los diferentes factores de riesgo cardiovascular, las tasas de control son todavía bastante bajas. Entre las causas de este bajo control se encuentran, por una parte, la inercia terapéutica relacionada con las escasas modificaciones terapéuticas que realizan los médicos en los hipertensos no controlados y, por otra, la existencia de un escaso cumplimiento del tratamiento farmacológico y no farmacológico por parte de los pacientes.

Papel del profesional sanitario
El doctor Márquez afirma que “la medición correcta de la presión arterial es esencial para detectar la hipertensión y confirmar su diagnóstico, así como para evaluar la efectividad a largo plazo del manejo del paciente”. Sin embargo, a pesar de su aparente sencillez, la medida de la presión arterial es una de las exploraciones médicas que se realizan de forma menos fiable y con un escaso cumplimiento de las recomendaciones, lo que puede conllevar errores de estimación de 10 mmHg o más. Por ese motivo, los expertos abogan por la educación sanitaria para enseñar a los pacientes a medirse la presión arterial. “El profesional sanitario tiene dos labores principales con el uso del AMPA. Por una parte, está el uso de la automedida en el diagnóstico inicial de todo paciente hipertenso y en el diagnóstico de una hipertensión no controlada y, por otra parte, su objetivo se centra en mejorar el cumplimiento y disminuir la inercia terapéutica” indica el secretario de la SEH-LELHA.

En este sentido, la medida de la presión arterial en el domicilio, como complemento de la recogida en consulta, puede ayudar a cumplir algunos de los objetivos en el abordaje del paciente hipertenso al realizar un preciso diagnóstico de la HTA mantenida y de la HTA clínica aislada, al evitar el sobretratamiento del paciente y, por tanto, al contribuir a la reducción de los costes en el seguimiento de la HTA.

Recomendaciones en la automedida de la presión arterial
Los diferentes consensos sobre AMPA aconsejan un determinado número de mediciones para el diagnóstico de la hipertensión y para el seguimiento de los pacientes. “Es recomendable que los pacientes usen el monitor semiautomático de forma regular con mediciones 3 días a la semana (dos veces antes del desayuno y dos veces antes de la cena)”, explica el doctor Márquez.

Es bueno reposar sentado al menos cinco minutos antes de tomar la presión arterial e ir al baño antes de medirla. Asimismo se aconseja no realizar la medición después de comer o tras realizar ejercicio físico. “Por ejemplo, es habitual que los usuarios se hagan la AMPA cuando se encuentran cansados, les duele la cabeza o se encuentran estresados, enfadados o nerviosos, algo que hay que evitar porque la probabilidad de lectura elevada de la presión arterial es muy alta” asegura este especialista.

Por otro lado, hay que evitar el consumo de café, alcohol y tabaco 30 minutos antes de la toma y anotar siempre los resultados. Según el secretario de la SEH-LELHA “normalmente se les aconseja que cada vez que acudan a consulta para revisión de su hipertensión, aporten al médico o enfermera el trabajo realizado, llevando las hojas donde ha reflejado las medida de presión arterial obtenidas. Estos resultados tienen como objetivo ser comentados conjuntamente entre el profesional sanitario y el paciente y permiten reflexionar sobre el uso correcto o incorrecto de su hipertensión para tomar decisiones terapéuticas junto a él”.

Aparatos de AMPA
A pesar de los beneficios que puede tener sobre el control de la presión arterial la automedida, los especialistas hacen una llamada de atención en torno a los medidores que se utilizan. Y es que se estima que entre el 30 y el 60% de los pacientes hipertensos está adquiriendo de forma indiscriminada estos monitores para su autocontrol, siendo numerosas las adquisiciones de monitores no validados “que muchas veces dan lugar a falsos diagnósticos. Por esa razón, es fundamental adquirir monitores previamente validados por las sociedades científicas de hipertensión” concluye Márquez.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.