ESTÁS LEYENDO...

La ayuda del farmacéutico, esencial al inicio de u...

La ayuda del farmacéutico, esencial al inicio de una diabetes

La ayuda del farmacéutico, esencial al inicio de una diabetes

Cuando una diabetes debuta, el tratamiento con insulina suele ir acompañado por una serie de miedos y resistencias por parte del paciente, situación que el farmacéutico puede ayudar a superar mediante una adecuada labor de información y educación terapéutica. Por ello y con el objetivo de dotar a estos profesionales de los conocimientos y habilidades necesarios, se ha puesto a su disposición el curso online “Criterios de insulinización en la farmacia comunitaria”, que cuenta con el aval de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) y de la Sociedad Española de Medicina General (SEMG), y la colaboración de Lilly.

“El farmacéutico no insuliniza, ya que la insulinización implica una prescripción médica, pero sí juega un papel importante de apoyo y resolución de dudas en el inicio”, ha precisado el doctor Carlos Miranda, médico general y de familia y coordinador del Grupo de Diabetes de la SEMG. “Iniciar una terapia con insulina siempre es complicada y no siempre se entiende a la primera y a veces requiere acudir a la farmacia comunitaria para aclarar dudas”, ha añadido este experto, quien es además coordinador del curso.

El programa formativo se ha organizado alrededor de cinco temas para dar a conocer aspectos básicos del uso de insulina de forma que el farmacéutico sea capaz de informar y ayudar a vencer las barreras que se presentan al iniciar este tratamiento. Los cinco apartados son: criterios de control glucémico; educación al paciente en el proceso de insulinización; insulina basal y ajuste de dosis; implementación de terapia insulínica basal plus y bolo basal, y evidencia científica aplicada a la práctica clínica.

“A la hora de insulinizar a un paciente, primero hay unas falsas barreras, creencias de que la insulina puede ser perjudicial, ocasionar problemas y complicaciones”, ha detallado el doctor Miranda. “Cuando se consigue convencer al paciente de que el tratamiento con insulina no es un castigo sino lo mejor que puede pasarle para evitar las complicaciones crónicas de la enfermedad, que son las que van a empeorar gravemente su calidad de vida, es más fácil cumplir el tratamiento”, ha resaltado el coordinador del Grupo de Diabetes de SEMG.

En este sentido, la adecuada formación del farmacéutico comunitario resulta fundamental para participar en el control de la diabetes y aclarar las dudas que asaltan al paciente cuando se inicia un tratamiento con insulina. “Manejar las dosis según su indicación, conocer las bases de educación terapéutica, las raciones alimenticias en cuanto a hidratos de carbono, la relación de la alimentación y el ejercicio con las dosis de insulina que hay que poner previamente a la actividad… Todos esos conocimientos benefician muchísimo el buen control y, sobre todo, la ausencia de complicaciones, hipoglucemias por ejemplo, en una técnica que no es fácil”, ha señalado el experto, remarcando que un profesional bien formado puede “aportar mucho y bien en el diabético insulinizado”.

El nuevo curso, cuya acreditación se ha solicitado a la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias, está abierto a los socios de SEFAC y se imparte a través de la web www.auladelafarmacia.com. Este curso surge como continuación de la buena acogida del curso “Inicio de insulinización en atención primaria”, avalado por la SEMG, y dirigido a médicos de AP, farmacéuticos de atención primaria y farmacéuticos de hospital.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.