ESTÁS LEYENDO...

La cosmética según los genes.

La cosmética según los genes.

Lab 21 es la empresa de cosméticos que ha lanzado al mercado los primeros productos de belleza individualizados genéticamente: las cremas de ADN. Sólo hay que depositar una muestra de saliva en uno de los 14 establecimientos con los que cuenta la compañía, y completar un test personal en el que se incluyen datos de todo tipo, desde el origen étnico hasta las características peculiares de nuestra piel. A partir de aquí la compañía hace el resto: envía las muestras a un laboratorio para su análisis y posterior fabricación de la crema individualizada en frascos de 50 gr. Una ilusión de la que, dicen, aún está por ver si realmente es sólo eso: una ilusión. De momento, y a juicio de dermatólogos y genetistas, estas cremas no garantizan ni mucho menos la eficacia del producto, fundamentalmente porque aún no se conocen los genes que regulan el cuidado de la dermis, por lo que difícilmente podrán cumplir con su cometido. Al parecer, tan sólo se trata de conatos fallidos cuyo precio, eso sí, está fijado en la cifra nada despreciable de 250 euros.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page