La crisis económica está incrementando los problemas mentales y el número de obesos

Publicado por el 08/04/2009
999449.jpg

 Mujer comiéndose las uñasa crisis económica se está dejando notar en la salud mental de los españoles. Ésta es la percepción de profesionales de atención primaria, oficina de farmacia, psicología y psiquiatría que señalan que, aunque no existan datos al respecto, la situación actual aporta razones suficientes para elevar el estrés entre la población y las enfermedades relacionadas, según recoge el semanario Correo Farmacéutico. Su impresión se corroboraría con el gran aumento en las ventas de medicamentos publicitarios relajantes experimentado en 2008.
Francisco Rodríguez, profesor de Neuropsicología de la Universidad Autónoma de Madrid, cree que hay una relación clara con un mayor diagnostico de trastornos de ansiedad, acompañados o no depresión, así como de trastornos psicosomáticos y enfermedades derivadas del efecto inmunodepresor del estrés. “La previsión es que después de un proceso prolongado se produzca una situación de adaptación”.

“Sin ninguna duda, la crisis estará influyendo en la salud de los españoles”, asegura el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Jerónimo Saiz. “Se están produciendo situaciones de pérdida de trabajo, falta de medios económicos, niños que hay que sacar del colegio, casas que hay que abandonar y pérdida de autonomía que afectan directamente a la autoestima y producen incertidumbre ante el futuro, inseguridad y perjudican la calidad de vida y la salud mental”.

En atención primaria, tanto José Ángel Arbesú, de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), como María Jesús Cerecero, de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), coinciden en  que se está produciendo un aumento en las consultas por problemas mentales derivados de la crisis. Arbesú entiende que “no está siendo una epidemia”, pero sí que están creciendo las consultas por estrés, insomnio y síntomas somáticos en general. Cerecero apunta que la peor parte se la llevan las personas más vulnerables. “Está provocando sintomatología ansioso-depresiva y descompensaciones en patología psiquiátrica como las recaídas por abuso de sustancias tóxicas, como el alcohol, en personas que ya estaban estables”.

También más obesos

Además, la ansiedad e incertidumbre que provoca la crisis en la población está aumentando el número de obesos en España, ya que muchas de las personas que han perdido su trabajo o temen perderlo se refugian en la comida de manera desesperada, según señala el psicólogo Ricardo Ros en su libro El viaje decisivo.

Este experto apuntó que es un acto en cadena, ya que “escuchan una noticia alarmante sobre la situación económica o piensan en la posibilidad de perder su empleo, se sienten ansiosos y estresados, comen compulsivamente y engordan”.

En España, el 15 por ciento de los adultos son obesos y un 37 por ciento padece sobrepeso. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2015 habrá aproximadamente 2300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones con obesidad.