ESTÁS LEYENDO...

La cúrcuma, eficaz como antiinflamatorio y protect...

La cúrcuma, eficaz como antiinflamatorio y protector muscular

La cúrcuma, eficaz como antiinflamatorio y protector muscular

La cúrcuma es una especia que, utilizada en fitoterapia, resulta eficaz como antiinflamatorio y protector muscular, según los expertos reunidos en la jornada Fitoterapia y salud osteomuscular, organizada por la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM). La misma se celebra el 14 y 15 de octubre en Madrid y reúne a profesionales sanitarios de toda España para presentar las últimas novedades científicas sobre plantas medicinales para tratar y prevenir trastornos osteomusculares.

Diversos estudios confirman que uno de los componentes de la cúrcuma, la curcumina, “tiene un poder analgésico moderado que, junto con sus actividad como bioestimulador de otras sustancias, facilita los tratamientos antiinflamatorios y antiálgicos”, señala el doctor Franchek Drobnic, del Departamento de Investigación del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallés (Barcelona).

La cúrcuma suprime la activación del NF-kB, un complejo proteico implicado en la inflamación del músculo y en la regulación de la respuesta inmune frente a la infección. “De ahí su efecto músculo-protector”, afirma el doctor Drobnic. Un estudio reciente publicado en la revista Journal of Inflammation Research permitió concluir que la curcumina ayuda a prevenir el daño muscular mediante la regulación del NF-kB.

También puede prevenir la pérdida de masa muscular y estimular la regeneración muscular después de una lesión traumática. “Además, distintos estudios indican que puede reducir la inflamación y disminuir algunos de los efectos negativos asociados con el trabajo excéntrico inducido por el ejercicio (agujetas)”, expone. De hecho, una investigación publicada en European Review for Medical and Pharmacological Sciences  concluye que una suplementación de cúrcuma a la dieta junto con un plan de ejercicios contribuye a mejorar la resistencia y el rendimiento físico en sujetos de edad avanzada, evitando la aparición de la sarcopenia.

Cómo mejorar su biodisponibilidad

El doctor Drobnic asegura que “tanto la biodisponibilidad como la absorción de los principios activos de la cúrcuma son bajas, por lo que conviene consumirlo en forma de complemento alimenticio que asegure una cantidad diaria suficiente de este principio”. Además, debe acompañarse de una formulación y administración adecuadas que lo hagan más biodisponible, por ejemplo combinándolo con piperina, una sustancia procedente de la pimienta negra.

También se utiliza la tecnología de los fitosomas, que facilita su absorción en el tracto gastrointestinal, “lo que la convierte en una molécula más biodisponible y segura”, concluye este especialista.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.