ESTÁS LEYENDO...

La farmacogenética, un recurso clave para optimiza...

La farmacogenética, un recurso clave para optimizar la eficacia y seguridad de los tratamientos en Farmacia Hospitalaria

Los servicios de Farmacia Hospitalaria son una
pieza crucial en el posicionamiento terapéutico de los medicamentos y,
además, actualmente juegan un papel determinante en la utilización y
optimización de la farmacogenética como criterio de selección de
fármacos para pacientes con diferentes patologías. De ahí que la III
Jornada de Excelencia en Farmacia Hospitalaria, organizada conjuntamente
por la Fundación Salud 2000 y la Sociedad Española de Farmacia
Hospitalaria (SEFH), se centre en “analizar el presente y el futuro de
la implementación de los recursos y conocimientos de farmacogenética en
los servicios de Farmacia de los hospitales españoles”, afirma el Dr.
José Luis Poveda, uno de los coordinadores de la reunión y presidente de
la SEFH.


Como resalta el Dr.
Miguel Ángel Calleja, también coordinador del encuentro y que trabaja en
el Complejo Hospitalario de Granada, “es esencial evaluar el estado
actual de la farmacogenética en los servicios de farmacia nacionales,
así como planificar el desarrollo futuro de este ámbito con el liderazgo
de estos servicios”. Y es que, como indica el Dr. José Luis Poveda, del
Hospital Universitario La Fe (Valencia), “el conocimiento del genoma
humano ha abierto grandes oportunidades, tanto para el diseño y
obtención de nuevos fármacos como para el desarrollo de la
farmacoterapia personalizada”.

Partiendo de este objetivo, hoy se
reúnen en Madrid expertos responsables de los servicios de farmacia
hospitalaria de los principales centros médicos españoles. Además de
revisar el estado actual de la farmacogenética en los servicios de
farmacia nacionales, y de evaluar su futura aplicación en áreas tales
como la oncología, se analiza su impacto en la sostenibilidad del actual
Sistema Nacional de Salud. Como invitado estelar, se contará con la
intervención  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosdel
Dr. Hendrick-Jan Guchelaar, del Centro Médico Leiden (Holanda), que
expondrá el plan nacional aprobado en Holanda destinado a facilitar la
inclusión en la práctica clínica de recursos farmacogenéticos
recomendados por las principales autoridades sanitarias mundiales.

Importantes beneficios
La
aplicación de la farmacogenética ayuda a seleccionar el mejor fármaco
para cada paciente, haciendo posible una medicina más personalizada.
“Este tipo de abordaje –destaca el Dr. Calleja- permite evitar a los
pacientes reacciones adversas al medicamento o reducir las tasas de
inefectividad de los tratamientos”; por lo tanto, expone, “la aplicación
de la farmacogenética en la práctica clínica nos permite ganar tiempo
(en algunos casos vital, como sucede en oncología) y ahorrar dinero
(también esencial en el momento actual)”.

Y es que, como subraya
el Dr. José Luis Poveda, “la implementación de ciertas pruebas
farmacogenéticas debería contemplarse como una medida de eficiencia y de
ahorro”. A su juicio, “la aplicación de la farmacogenética permitirá
ahorrar costes, al optimizar el tratamiento de los pacientes que tienen
más probabilidades de responder, evitando los costes y los efectos
secundarios en aquellos otros enfermos en los que es poco probable que
respondan o no lo hagan adecuadamente”.

En este contexto, los
farmacéuticos de hospital tienen un papel fundamental, siendo “los
principales responsables de la correcta aplicación de estas técnicas”,
afirma el Dr. Poveda, quien recuerda que “aunque inmersos en equipos
multidisciplinares, los farmacéuticos de hospital estamos implicados en
la selección y protocolización del uso del medicamento en todo el ámbito
sanitario, además de realizar de forma habitual el seguimiento
farmacoterapéutico en los pacientes”.

Oncología, reumatología,
nefrología y cardiología, entre otras disciplinas, son las principales
áreas terapéuticas que se están beneficiando más en estos momentos de
los progresos en farmacogenética. “Los beneficios –apunta el Dr.
Calleja- se asocian principalmente con la mejor selección de fármacos,
asegurando una mayor efectividad y seguridad”.

Como se resalta
en esta jornada, en el ámbito de la oncología es dónde se objetivan más
progresos, especialmente con la mejor selección de medicamentos
específicos para el paciente, evitando efectos adversos y anticipando
resultados de eficacia. Ya en reumatología y cardiología, la
farmacogenética está ayudando sobre todo en la selección de pacientes
que van a responder mejor a terapias complejas y novedosas. En
nefrología, las técnicas farmacogenéticas que están empleándose están
haciendo posible una mejor elección de la dosis, evitando y prediciendo
efectos no deseados.

Demandan un Plan Nacional
Sin
embargo, a pesar de estas potencialidades y realidades, la
implementación de la farmacogenética en los centros hospitalarios
españoles se enfrenta a importantes obstáculos.

Uno de los más
importantes, en palabras del Dr. Miguel Ángel Calleja, “es que su
aplicación no está siendo homogénea, dependiendo mucho de liderazgos en
los diferentes centros y/o comunidades autónomas”. Por eso, propone,
“sería deseable tener un plan nacional establecido que permita priorizar
la determinación de aquellos polimorfismos que recomiendan los
organismos reguladores (como la FDA o la EMA), tal y como se realizó en
Holanda”.
 
Respecto al posible impacto de la creciente
incorporación de tests genéticos en la sostenibilidad del Sistema
Nacional de Salud, el Dr. José Luis Poveda recuerda que, “como toda
tecnología sanitaria, cada test farmacogenético deberá evaluarse antes
de su implantación, analizando el coste-efectividad de cada combinación
de enfermedad–fármaco–gen– test”. Actualmente, se asume que el
coste-efectividad de una estrategia farmacogenética depende en parte de
la capacidad real para predecir la toxicidad y controlar los efectos
adversos, así como para anticipar la respuesta a los tratamientos, y
también de su capacidad para facilitar la individualización de los
tratamientos.
 
Una reunión de referencia
Esta jornada
científica se ha convertido, ya en su tercer año, en un encuentro de
referencia para los integrantes de servicios de Farmacia Hospitalaria.
Si en la primera edición se efectuó una revisión pormenorizada del papel
del farmacéutico de hospital en el ámbito sanitario, y en la segunda se
incidió en la problemática que se plantea entorno a los medicamentos
huérfanos, ahora se profunfiza en la Medicina Personalizada y el papel
de los servicio de Farmacia Hospitalaria en su aplicación y
generalización.

La nota común en todas las jornadas organizadas
hasta el momento, resalta la presidenta Ejecutiva de la Fundación Salud
2000, Carmen González Madrid, “es la decidida, masiva y activa
participación de profesionales procedentes de diferentes puntos de
España”. La base del éxito, puntualiza González Madrid, “radica en la
elección de los temas y, sobre todo, en el fin último del encuentro, que
es la promoción de la excelencia en Farmacia Hospitalaria”.

Y es
que, como explica el Dr. Miguel Ángel Calleja, “aunque siempre ha sido
fundamental la búsqueda de la excelencia en los servicios sanitarios, en
el momento actual es indispensable”. Ahora que la sostenibilidad del
sistema requiere más apoyo que nunca, opina este experto, “resulta
crucial seleccionar las áreas de excelencia y garantizar que éstas sean
efectivas y eficientes”.

Apuesta de la Fundación Salud 2000
Este
encuentro científico forma parte de las múltiples actividades
formativas y divulgativas que lleva a cabo la Fundación Salud 2000. Como
pone de manifiesto Carmen González, “entendemos los avances en la
Ciencia y la Medicina como un elemento esencial del que toda la sociedad
debe beneficiarse y, por eso, desde el inicio de nuestra andadura
trabajamos estrechamente en la mejora y promoción de la salud”.

En
función de estas premisas, se ha creído conveniente centrar la jornada
de este año en el ámbito de la Medicina Personalizada. Para la
Presidenta Ejecutiva de la Fundación Salud 2000, “no cabe duda que
estamos en disposición de ofrecer a nuestros pacientes importantes
mejoras en la prevención y atención de sus problemas, lo que redunda
tanto en una mejora importante de la eficacia de los tratamientos como
en la reducción de sus efectos adversos”. En su opinión, “ofrecer el
tratamiento más adecuado para cada paciente es, sin duda, un ejemplo
objetivo de excelencia sanitaria y, además, sitúa al enfermo como el
verdadero eje de su atención médica, corresponsabilizándole de la
misma”.

Fomentar la ética clínica es otro de los principales
objetivos que se plantea la Fundación, muestra de lo cual es la reciente
publicación del libro “Ética Clínica en Farmacia Hospitalaria”, que
“pasa por ser un manual de referencia elaborado por un grupo de trabajo
multidisciplinar integrado por farmacéuticos hospitalarios, expertos en
bioética y juristas”.