ESTÁS LEYENDO...

La GRIPE: ¡Vuelta a casa por Navidad y Fin de Año!...

La GRIPE: ¡Vuelta a casa por Navidad y Fin de Año!

La GRIPE: ¡Vuelta a casa por Navidad y Fin de Año!

La capacidad de mutar, un freno a la vacuna universal

Una de las dificultades en el abordaje de la gripe y la vacunación, es la capacidad del virus influenza, de mutar. De hecho, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) apunta a que el virus de influenza cambia constantemente y lo hace de dos formas. La primera de ellas es mediante pequeños cambios genéticos cuando se reproduce. Cuando estas modificaciones son menores, apenas existe diferencia con el original. Sin embargo, varios cambios acumulados pueden dar lugar a virus antigénicamente diferentes, lo que provocaría que el sistema inmunitario del cuerpo no los reconozca y, por tanto, vuelva a enfermar. La otra evolución del virus puede producirse por emergencia desde los animales, principalmente, las aves lo que ocasiona un cambio antigénico brusco, que daría lugar a una variedad completamente nueva del mismo, denominada variante mayor o pandémica. Esto es, por ejemplo, lo que sucedió en 2009 con el subtipo H1N1 del virus influenza A, más conocido como gripe porcina. El principal problema de la prevención de la gripe es, según el doctor Raúl Ortiz de Lejarazu, que “nadie sabe ni puede anticipar cuándo o dónde aparecerá, ni cuál será el próximo virus pandémico”. Lejarazu afirma que “el único virus de la gripe que se puede erradicar es el B porque no es una zoonosis.”

Pecado original antigénico

El doctor Raúl Ortiz de Lejarazu también ha mostrado evidencias de cómo la exposición inicial a un virus de la gripe condiciona el tipo de respuesta frente a infecciones posteriores con otros virus de la gripe. Un concepto denominado pecado original antigénico y que condiciona la efectividad de las vacunas frente al virus de la gripe o frente a infecciones producidas por el virus a lo largo de nuestra vida.

La gripe de 2018

Este año es el centenario de la conocida como Gripe Española, una pandemia de gripe de inusitada gravedad. Se considera la pandemia más devastadora de la historia de la humanidad, ya que se calcula que, en solo un año, mató entre 20 y 40 millones de personas. La pandemia de 1918-1919 se desarrolló en tres oleadas epidémicas de características temporales y epidemiológicas variables, y afectó especialmente a los jóvenes de entre 20 y 40 años, causando una gran mortalidad entre estos. Fue llamada gripe española porque la pandemia recibió una mayor atención de la prensa en España que en el resto de Europa, ya que España no se vio involucrada en la guerra y por tanto no censuró la información sobre la enfermedad. Para Amós José García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, “este año, particularmente, los esfuerzos se deben centrar en transmitir el mensaje de que es necesario proteger a las personas de todas las edades. Hay que acabar con la percepción social de que vacunarse es solo cuestión de niños, ya que afecta a todas las personas que tengan la posibilidad de resultar infectadas por una enfermedad que se podría haber evitado gracias a una vacuna”.

 

1 2




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.