ESTÁS LEYENDO...

La hemodialisis on line requiere de máquinas de co...

La hemodialisis on line requiere de máquinas de control preciso y agua ultrapura

La hemodialisis on line requiere de máquinas de control preciso y agua ultrapura

La permanente ampliación de las aplicaciones de la hemodiálisis es uno de los avances más relevantes de la ciencia médica durante los últimos cincuenta años. Tal y como recuerda Julen Ocharan, presidente de la Sociedad Española de Diálisis y Trasplante (SEDYT), “los mecanismos físicos que regulan estas funciones son dos: la difusión o trasporte por conducción y la ultrafiltración o trasporte por convección.  Estas bases físicas se mantienen vigentes durante estos años, si bien es verdad que el conocimiento de dicho fenómeno es mayor”.


 

Subraya el especialista, con motivo de la celebración en Bilbao del LII aniversario del inicio de la hemodiálisis en el Estado, que “el cambio tecnológico ha sido espectacular, lo que ha ampliado tanto las posibilidades de manejo y seguridad como su disponibilidad en los país más desarrollados. Hasta hace poco tiempo, la aplicación de la hemodiafiltración (HDF) ha sido restrictiva. No obstante, en los últimos años se ha desarrollado de forma amplia mediante su evidencia clínica desde amplios estudios e investigaciones”.

 

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos

Uno de los avances más relevantes de los últimos tiempos ha sido la hemodiálisis on-line, que “precisa de membranas biocompatibles de alto flujo y permeabilidad, así como máquinas de diálisis muy precisas en el control de la ultrafiltración y en la infusión del líquido de reposición. Además, es necesaria un agua de diálisis “ultrapura”. El impacto de estas técnicas de HDF en el coste global del tratamiento renal sustitutivo es importante, por lo que es preciso conocer con exactitud cuáles son los beneficios reales que se obtienen con estas técnicas y qué población sería la más beneficiada”.

Entiende Julen Ocharan que “las novedades actuales obligan a desarrollar las diversas aferesis y la diálisis hepática. La eficacia de la columna de adsorción medida en parámetros químicos fue demostrada en los estudios clínicos. Ha demostrado ser segura y compatible a lo largo de numerosos tratamientos y el procedimiento ha sido bien tolerado por los pacientes”. 

 

El especialista revisa algunas de las variantes aplicables. “La aféresis se esta desarrollando en el mieloma múltiple y en los procesos inflamatorios crónicos intestinales y la diálisis hepática trata la desintoxicación efectiva por adsorción directa de toxinas ligadas a la albúmina. Otro elemento que se ha desarrollado a parte de la tecnología es la medicación de estos pacientes para sus problemas óseos, anemia, déficit de hierro, hiperfosforemia, inflamación, hipertensión, enfermedad cardiovascular y su riesgo, etc. con una batería de fármacos como los quelantes del fosforo, la vitamina D y sus análogos, así como los agentes estimuladores de la eritropoyetina  y el hierro intravenoso que son tan necesarios e importantes para el enfermo renal. La entrada de los biosimilares obliga a un control de su eficiencia”.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?