ESTÁS LEYENDO...

La homeopatía ayuda a mejorar la salud en general ...

La homeopatía ayuda a mejorar la salud en general y la calidad de vida del paciente crónico

La calidad de vida de los pacientes que padecen alguna enfermedad crónica se ve frecuentemente disminuida debido a la evolución de su enfermedad o por las secuelas del propio tratamiento. De aquí la importancia de mejorar el bienestar de estas personas para que puedan disponer de la máxima autonomía. En esta área, la homeopatía es una opción terapéutica de gran utilidad en el abordaje multidisciplinar de las enfermedades crónicas, ya que ayuda a mejorar la salud en general y la calidad de vida del paciente crónico.

 
Éste será uno de los temas principales que se tratarán en el aula “El Medicamento Homeopático en la salud del paciente crónico”, organizado por BOIRON y que tendrá lugar este viernes 3 de mayo en Valencia durante el I Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) de Pacientes Crónicos. Como explica la doctora Lucrecia Borja Vila, médico de familia y diplomada en Terapéutica Homeopática por el Centro de Enseñanza y Desarrollo de la Homeopatía (CEDH): “En la evolución natural de una enfermedad crónica, es frecuente que el estilo de vida del paciente se vea mermado y, en muchas ocasiones, con un alto grado de incapacitación. Sin embargo, a veces nos olvidamos de que la sintomatología asociada a esa enfermedad es la que realmente repercute sobre su bienestar, síntomas que pueden ser resueltos satisfactoriamente con homeopatía”.
 
Por eso, en estas patologías crónicas, la homeopatía puede ser una gran aliada puesto que, además de ayudar a prevenir y tratar posibles complicaciones o reagudizaciones en los procesos crónicos, contribuye a “disminuir de forma significativa estos síntomas, bajando la intensidad y la frecuencia de los mismos, e incluso llegando a desaparecer en alguno casos, por lo que es una solución terapéutica a plantearse en su abordaje”, señala la doctora Borja Vila.Al mismo tiempo, la homeopatía puede ayudar en determinadas afecciones de carácter menor, como resfriados, tos, gripes o afecciones digestivas, que pueden alterar y repercutir sobre el estado de salud de estos pacientes.
 
La gran ventaja de los medicamentos homeopáticos es su perfil de seguridad, ya que, en general, no se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a su toma, ni interacciones medicamentosas, por lo son tratamientos compatibles y complementarios de los tratamientos habituales que deben tomar estos pacientes. De hecho, estos son los principales motivos de la utilización de estos medicamentos, ya que según datos del I Estudio sobre Conocimiento y Uso de la Homeopatía, el 78% de los usuarios de estos tratamientos destacan que no se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a su toma, su eficacia (44% de los usuarios) y que pueden tomarse con otros medicamentos o durante el embarazo (25%). Por todo ello, el 82% de los usuarios de la homeopatía se muestra satisfecho o muy satisfecho con los resultados obtenidos, razón que hace que el 87% la recomiende a sus familiares y amigos.
 
Pero el objetivo de la homeopatía, principalmente en las enfermedades crónicas, es ir más allá del alivio de los síntomas, ya que se busca ayudar al paciente a restablecer globalmente su equilibrio natural. Por eso, en la consulta, el médico homeópata analiza a cada paciente de forma individualizada y en profundidad, no solo teniendo en cuenta sus síntomas, sino las sensaciones que tienen respecto a la enfermedad. De aquí que, ante dos enfermedades del mismo tipo, el tratamiento variará dependiendo el paciente, pues aunque ambos presenten los mismos síntomas, las circunstancias emocionales serán diferentes.
 
Como indica la Dra. Lucrecia Borja, lo fundamental es contar con un abordaje multidisciplinar en estos procesos crónicos, con la colaboración de todos los profesionales sanitarios implicados, desde los especialistas, hasta los médicos de Atención Primaria a los médicos homeópatas. “Con un control adecuado y las medidas adaptadas a cada persona, el paciente puede tener una calidad de vida más satisfactoria”, concluye la doctora.


COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page