ESTÁS LEYENDO...

La inmunoterapia subcutánea en alergia a ácaros re...

La inmunoterapia subcutánea en alergia a ácaros reduce costes en un 64%

La inmunoterapia subcutánea en alergia a ácaros reduce costes en un 64%

Aproximadamente el 60% de los pacientes atendidos en los Servicios de Alergología padece alergia a los ácaros. Además, esta cifra puede ser mayor en algunas regiones, en las que existe una mayor sensibilización debido a la humedad, como la cornisa cantábrica o Canarias. La sintomatología asociada a este tipo de alergia puede controlarse a través de la inmunoterapia subcutánea (ITSC), un tratamiento en el cual se administra a los pacientes cantidades crecientes de un alérgeno específico responsable de sus síntomas para que el sistema inmune se module y mejore la tolerancia al mismo en posteriores contactos.

Si bien un tratamiento basado en ITSC puede reducir el impacto de la enfermedad, actualmente en la mayoría de los pacientes afectados los esfuerzos se dirigen a tratar los síntomas (mediante el uso de inhaladores, antihistamínicos u otros medicamentos). Hasta ahora, se conocía cómo afectaba la ITSC a la evolución de la enfermedad, cuyos síntomas se manifestaban con menor intensidad y frecuencia llegando a lograrse el control de la patología. Sin embargo, no existía evidencia que permitiera comparar el impacto económico del tratamiento sintomático o medicación de rescate con el basado en ITSC.

Con el propósito de proporcionar datos en este sentido, se ha realizado el estudio retrospectivo “Ahorro asociado a inmunoterapia hipo-alergénica de dosis alta contra ácaros en pacientes de rinitis y/o asma en España”, liderado por el doctor José Carlos García Robaina, jefe del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria (Tenerife) con el apoyo de Merck. Tal y como explica el doctor García Robaina, “a pesar de que la inmunoterapia es el único tratamiento que ha demostrado ser capaz de revertir el curso natural de la enfermedad, actualmente es frecuente que se limite a aquellos pacientes en los que no se ha podido controlar previamente la enfermedad con el tratamiento sintomático y la frecuencia de los síntomas implica ya trastornos en su calidad de vida”.

El estudio ha cuantificado el ahorro a largo plazo del tratamiento específico con ITSC basado en el uso de un alergoide de altas dosis de alérgenos (Acaroid) en comparación con el tratamiento sintomático convencional de la alergia a ácaros. Los resultados ponen de manifiesto la reducción estimada de costes derivados de aspectos como los recursos hospitalarios (100% en hospitalizaciones, 82 por cien en visitas al alergólogo y 79% en visitas a urgencias), las terapias sintomáticas (56% en medicación de rescate y 63% en medicación diaria), pruebas diagnósticas (77%) y días de baja laboral por enfermedad (94%). En términos globales, las cifras obtenidas revelan una reducción significativa del coste total en recursos después del primer año de ITSC, concretándose en un ahorro estimado para el Sistema Nacional de Salud (SNS) 5,7 veces mayor que el coste de la propia inmunoterapia tras 6 años de tratamiento.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.