ESTÁS LEYENDO...

La leche materna protege al bebé de infecciones.

La leche materna protege al bebé de infecciones.


Aunque los niños también crecen con leche de fórmula, la leche materna tiene innumerables beneficios para la salud de los recién nacidos. Contiene anticuerpos que protegen al bebé de posibles infecciones gastrointestinales y respiratorias, es más fácil de digerir y protege contra el asma y las alergias a los alimentos.

A estas ventajas de la lactancia materna hay que añadir los resultados de recientes estudios que demuestran que los niños que han sido amamantados tienen menos riesgo de padecer sobrepeso que el resto y que esta protección contra la obesidad es mayor cuanto más aumenta el tiempo de lactancia.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page