ESTÁS LEYENDO...

La maniobra de heimlich puede salvar vidas.

La maniobra de heimlich puede salvar vidas.

Se utiliza cuando una persona presenta un ahogo súbito por un
atragantamiento. Puede ser debido a una comida, o cuerpo extraño que queda
atascado entre la bifurcación de esófago y traquea presionando la epiglotis e
impidiendo la respiración.

Tenemos dos personas una la víctima (con el problema) y otra el auxiliar (el
que ejecuta la Maniobra de Heimlich). La víctima puede estar de pie o sentada,
el auxiliar se pondrá de pie y por detrás, cogiendo en un abrazo al nivel de la
cintura de la víctima.

El auxiliar coloca una mano plegada como un puño a nivel del abdomen de la
víctima, y con la otra mano se coge la muñeca de la mano anterior. En esta
posición es fácil que al realizar presiones intensas en forma de abrazo, la
víctima sea levantada en la maniobra, pero es incluso recomendable. Se deben
repetir presiones intensas hasta que el objeto causante del problema sea
expulsado por la boca.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page